{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!
1

Sergio Berni, sobre la pelea de los barras de River: "Es responsabilidad del club"

"Hemos hablado con el gobierno de la Ciudad por los trapitos y hemos comprometido a los inspectores y a la Policía Metropolitana para que no se venda alcohol. Tiene que existir la decisión de resolver estos problemas", cerró el funcionario...

El secretario de Seguridad, Sergio Berni , aseguró que los incidentes provocados por barrabravas de River en el estadio Monumental son "responsabilidad del club".

"Nadie se puede hacer el distraido. Estos barras no tienen por qué estar en el club", aseguró Berni, quien elogió la gestión del actual presidente de River: "Desde que asumió D'Onofrio se ha puesto empeño en mejorar los servicios de seguridad, Passarella no compró ni una cámara", afirmó Berni en C5N.

Sobre el superclásico de mañana, el secretario de Seguridad manifestó: "Estamos haciendo contactos judiciales para que el fiscal esté en el lugar. Esperemos que el partido se juegue con normalidad y que se haga justicia con estos delincuentes".

Además, Berni confirmó que al partido "van a ir efectivos de prefectura y gendarmería". "Hemos hablado con el gobierno de la Ciudad por los trapitos y hemos comprometido a los inspectores y a la Policía Metropolitana para que no se venda alcohol. Tiene que existir la decisión de resolver estos problemas", cerró el funcionario..

La Nación
Hoy
2 Puntos
1

Paro parcial de transporte: cómo afectará mañana los servicios

No será un paro total, pero habrá asambleas simultáneas de trabajadores del transporte terrestre, aéreo y marítimo de 4 a 7 de la mañana, que afectarán los servicios prácticamente por completo dentro de esa franja horaria. Los trabajadores del área portuaria marítima moverán la franja una hora y harán el paro "de 5 a 8 de la mañana", dijo el secretario general de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid. Y agregó que "el sector aéreo tendrá la misma modalidad que el portuario".
El tránsito estará paralizado en las primeras horas del día. Foto de archivo Crédito: DyN

La medida de fuerza que impulsaron los gremios del transporte contra el Impuesto a las Ganancias y en reclamo de un bono de $4000 complicará mañana el traslado de miles de trabajadores, sobre todo de aquellos que ingresan bien temprano a sus empleos.

No será un paro total, pero habrá asambleas simultáneas de trabajadores del transporte terrestre, aéreo y marítimo de 4 a 7 de la mañana, que afectarán los servicios prácticamente por completo dentro de esa franja horaria.

La medida se sentirá sobre todo en los trenes y colectivos urbanos, pero también en ómnibus de larga distancia, vuelos internacionales y de cabotaje, y también en la actividad portuaria, que estará paralizada.

Uno de los impulsores de la protesta, el secretario de la CGT opositora, Hugo Moyano, ya avisó que la medida podría extenderse más allá de las tres horas de la madrugada. "Cada uno lo aplica según la actividad en la que se desarrolla. Hay áreas que si se paralizan tres horas a la mañana después no pueden continuar. Cada actividad lo ha planificado y lo va a aplicar de acuerdo con su rubro", dijo ayer.

Los ferrocarriles no funcionarán hasta las 7 de la mañana, aunque hay voces que indican que la medida podría extenderse hasta las 10. Harán asambleas tanto en Retiro como en Constitución. En Castelar, en tanto, se dará un encuentro histórico entre dos representantes de sindicatos históricamente enfrentados: de un lado, Omar Maturano de la Fraternidad, del otro, Rubén "Pollo" Sorero de la Unión Ferroviaria.

bono de fin de año"Lo definiremos sobre la marcha", declaró el delegado Néstor Segovia. Los trabajadores del área portuaria marítima moverán la franja una hora y harán el paro "de 5 a 8 de la mañana", dijo el secretario general de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid. Y agregó que "el sector aéreo tendrá la misma modalidad que el portuario". infografía paro transporte noviembre 2014Sector por sector*FerroviariosEl sindicato de conductores de trenes, La Fraternidad, realizará a las 4:15 en Retiro la primera asamblea informativa, encabezada por el secretario general del gremio, Omar Maturano, y con la presencia de más de 1.200 trabajadores. A las 5:15 el dirigente se trasladará a Constitución donde realizarán la segunda asamblea, y luego a las 6:15 en Castelar, Maturano estará junto al "Pollo" Sobrero en los talleres de la línea Sarmiento.*AeronáuticosLa Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), que conduce Juan Pablo Brey, y la Unión del Personal Superior Aerocomercial (UPSA), que conduce Rubén Fernández, informaron que efectuarán asambleas de 5 a 8 de la mañana en Aeroparque, por lo cual no habrá vuelos. La más importante se realizará a las 5:15. "Las empresas Aerolíneas Argentinas y LAN ya han sido notificadas, por lo que solicitamos a los pasajeros no agolparse en los mostradores, ya que el servicio tardará en reanudarse de 2 a 3 horas y no nos hacemos responsables de este tipo de sucesos", explicaron fuentes de ambos sindicatos, y agregaron que "las asambleas no afectarán a Ezeiza porque no hay vuelos programados en ese horario".*PortuariosLa Federación Marítima y Portuaria (FeMPINRA), y los 18 gremios que la componen, entre los cuales se encuentra como gremio estratégico el Sindicato de Guincheros y Grúas Móviles, liderado por Roberto Coria, realizará asambleas informativas de 5 a 8 de la mañana. Al respecto, Juan Carlos Schmid, secretario adjunto de la Fempinra y secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento, afirmó que "el punto de concentración será en la Terminal del Río de la Plata, ubicada en Av. De los Inmigrantes y Edison s/n-Acceso Maipú; y la asamblea más importante se realizará a las 6:15".*Recibidores de granos (URGARA)El sindicato que nuclea a los recibidores de granos, Urgara, liderado por Alfredo Palacio, anunció que realizará asambleas informativas en los lugares de trabajo de 5 a 8 de la mañana.*CamionerosEl sindicato de Camioneros ejecutará asambleas rotativas de 4 a 7 de la mañana en todos los lugares de trabajo. Desde el gremio explicaron que no habrá un punto de concentración.
Infobae
26/11
6 Puntos
1

Revés para Moyano: los ferroviarios harán un paro parcial

“Nosotros vamos a tratar de que empiecen a funcionar los trenes”, agregó el sindicalista en una entrevista radial.diarioveloz.com.

El secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano, confirmó la medida anunciada y aclaró que los maquinistas prolongarán la protesta.

El secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano, aclaró que si bien se suman a la medida impulsada por Hugo Moyano para mañana, no extenderán el paro a todo el día.

En este sentido Maturano dijo que habrá asambleas entre las 4 y las 7 de la mañana y durante esas horas el servicio de trenes se verá “interrumpido”.

Sin embargo, el ferroviario señaló: “Terminamos la asamblea y empezamos a trabajar”. “Nosotros vamos a tratar de que empiecen a funcionar los trenes”, agregó el sindicalista en una entrevista radial.

diarioveloz.com

Seprin
26/11
4 Puntos
1

People Energía: historia entre bastidores de una crisis cantada

Enrique Devoto, ex secretario de Energía, prefiere suponer que fue la ideología, no la codicia, la que metió la cola. "No hay aumento -le contestaron-. Se lo llevaron a Kirchner y lo rechazó."Antes que los técnicos, cobraron vuelo los incondicionales. En la Argentina, cualquier profecía energética se convierte en maldición. Foto: LA NACION  . "Llamame mañana, vas a trabajar con nosotros", lo premió Kirchner. "Está hablando De Vido por televisión, vamos a ver si lo explica", lo atajó.

El secretario de Energía retrocedía. Era julio de 2004 y, bajo un sol que partía en dos el patio del Hilton de la isla Margarita, en Venezuela, Daniel Cameron miraba el suelo, daba pequeños pasos hacia atrás y titubeaba ante una pregunta de LA NACION. No parecía convencido: Néstor Kirchner llevaba un año en el poder y Cameron, un ingeniero que venía de Santa Cruz, esperaba que su plan energético, un compendio de medidas que había mostrado durante la campaña de 2002 y que proponía normalizar el sector, empezara a cumplirse.

 Foto: LA NACION  

El clima de esa reunión bilateral no ayudaba. El Hilton, un complejo de 89.000 metros cuadrados con casino y embarcadero que Chávez expropiaría cinco años después, era una explosión de populismo bolivariano. ¿Quién podía hablar de ajuste? Pero Cameron estaba ahí, de traje negro y transpirando, delante de un cronista que le preguntaba justamente por eso: si el Gobierno iba a subir las tarifas de un sector golpeado por la pesificación y la devaluación. "Mire -dijo por fin-. Soy el principal interesado en corregir el tema tarifario: si mañana se apaga la luz, al primero que le van a cortar la cabeza es a mí."

Pero esos precios nunca se corrigieron lo suficiente. El gas residencial, por ejemplo, subió desde entonces 160%; los costos, 600%. La crisis fue, así, el resultado cantado. Cameron dejó el cargo sólo este año, pero por razones ajenas a la energía: el 1° de julio, Axel Kicillof siguió avanzando en la administración y ubicó allí a Mariana Matranga.

Repasar la gestión del ex secretario es ver las contradicciones de un hombre que quedará en la historia por respaldar públicamente medidas exactamente opuestas a las que pregonaba en la intimidad. Esa fidelidad política lo convirtió en protagonista de una de las administraciones más irracionales que ha tenido el país si se contrastan recursos recibidos versus decisiones tomadas. Para decirlo en números: entre 2003 y 2013, con los precios del crudo más altos desde 1979, y a pesar de que el país alcanzaba por primera vez en cuatro décadas superávit fiscal financiero, la producción de gas cayó 18%, y la de petróleo, 25%. Volvieron los apagones: según Edenor, única distribuidora que publica estadísticas al respecto, los cortes en los hogares, que en 2004 duraban 4,3 horas en promedio por KVA instalado, se quintuplicaron a 19,5 el año pasado. Y la frecuencia anual de interrupciones, que era de 2,6 veces en 2004, pasó a 8.

La Argentina tuvo entonces que importar energía y perdió el autoabastecimiento, condición que había conseguido sólo en tres momentos de su historia. Y esa factura de 12.000 millones de dólares anuales -la mitad de las inversiones que se necesitan por año para solucionar esta crisis- derivó en el cepo cambiario.

Entre 2003 y 2013, con los precios del crudo más altos desde 1979, y a pesar de que el país alcanzaba por primera vez en cuatro décadas superávit fiscal financiero, la producción de gas cayó 18%, y la de petróleo, 25%

Barrio Parque, uno de los enclaves más caros de la ciudad, paga todavía por el gas tres veces menos que los usuarios de garrafas de la villa Carlos Gardel. Las razones de semejante atentado a la distribución del ingreso quedarán para los analistas. Los hombres de negocios lo atribuyen a un obsesión por privilegiar el consumo de la clase media, eje que determinó el "modelo". Es decir, un doble juego de Néstor Kirchner: miedo a pagar costos políticos con ajustes tarifarios y, al mismo tiempo, que esos recursos fueran al bolsillo de gente que vive en los centros urbanos de mayor visibilidad.

En 2006, meses después de dejar el Palacio de Hacienda, Roberto Lavagna deslizó entre ejecutivos que el Gobierno estaba afixiando a las empresas del sector como parte de una estrategia para obligarlas a vender sus acciones. Peores intenciones acaba de insinuar YPF cuando consignó, en un comunicado, sospechas sobre la transparencia de las operaciones de importación de gas por barco. Enrique Devoto, ex secretario de Energía, prefiere suponer que fue la ideología, no la codicia, la que metió la cola. "Al principio, la música de la época era: «Las privatizadas se la llevaron con pala y ahora tienen que ponerla». Después, Kirchner se empecinó. Primero fue ideología y después, tozudez."

Ausente Kirchner, lo único constatable ahora es que el ex presidente impuso esa lógica incluso entre técnicos formados en el mundo petrolero, donde la física le pone límites a cualquier ensoñación. Es probable que la historia olvide entonces fácilmente a esa tropa calificada que, aun sabiendo cómo eran las cosas, bajaba la cabeza y aceptaba todo.

"¿Para qué vas a ir al Senado, si sabés que los aumentos son una locura? Vos mismo dijiste que eran ilegales", le dijeron a Cameron en agosto de 2009. El Gobierno entero era esa mañana un hervidero: la quita de subsidios había provocado alzas domiciliarias de hasta siete veces, quejas de usuarios y presentaciones en la Justicia. Los canales de TV casi no hablaban de otra cosa. "Voy por lealtad", contestó Cameron y, acto seguido, llegó con Roberto Baratta, subsecretario del ministerio, a la Comisión de Energía del Congreso a defender la medida. En realidad, todo el kirchnerismo parecía convencido ese día. "Es un tema definido", se plantó Aníbal Fernández , jefe de Gabinete. Miguel Pichetto llegó a calificar la decisión de "criteriosa".

No era la primera vez que Cameron ponía la cara por algo que no compartía. El 28 de julio de 2007, en su despacho, durante una discusión por el agua de los embalses, casi había llegado a las trompadas con Guillermo Moreno , secretario de Comercio, en quien Kirchner había delegado el manejo de cortes de luz rotativos a empresas. Cameron nunca hizo pública esa diferencia y cumplió lo que exigía Moreno.

De ahí que tampoco le costara volver a ofrendar sus convicciones por los subsidios. Una vez que llegó al Senado, lo notificaron de una contraorden: el matrimonio Kirchner había decidido revocar la suba. Cameron no volvió a hablar del tema. Sí lo tuvo que hacer Julio De Vido , que venía repitiendo que el aumento se limitaba sólo a "esos que usan el gas para calefaccionar sus piletas". El ministro convocó entonces a la prensa para explicar la marcha atrás. Cuando se enteraron, en las empresas cundió el desconcierto. ¿No habría entonces quita de subsidios? Un ejecutivo llamó a Luis Barletta, vicepresidente del Ente Nacional Regulador de Electricidad. "Está hablando De Vido por televisión, vamos a ver si lo explica", lo atajó. Delante de las cámaras, De Vido parecía cansado. Admitió que había trabajado hasta las 4 de la mañana en la corrección y culpó del malentendido a las distribuidoras. "Vimos la enorme cantidad de reclamos que se produjeron en función de una mala evaluación del mercado eléctrico por las concesionarias", dijo, y anunció que los subsidios seguían.

La gestión fue siempre así, prueba y error. En los primeros años, los técnicos del área pensaron que lo único objetable eran los tiempos: se sabía cuál era el camino hacia la racionalidad y las únicas divergencias consistían en si se iba o no demasiado lento

La gestión fue siempre así, prueba y error. En los primeros años, los técnicos del área pensaron que lo único objetable eran los tiempos: se sabía cuál era el camino hacia la racionalidad y las únicas divergencias consistían en si se iba o no demasiado lento. Un memo que Charles Massano y Marcelo Nachón, asesores de la Subsecretaría de Combustibles, le habían enviado el 16 de enero de 2004 a Cristian Folgar, jefe de la dependencia, ya advertía problemas. La nota recordaba experiencias internacionales cada vez que "el precio que percibe el productor de gas no permite cubrir las inversiones en reposición y movilización de reservas como consecuencia de las regulaciones". Citaba el trabajo "Políticas regulatorias alternativas para abordar la escasez de gas natural", que Paul W. Mac Avoy y Robert S. Pindyck habían publicado en The Bell Journal en 1993. "Los autores analizan cómo los precios techo del gas en boca de pozo, establecidos por la Federal Power Comission, predecesora de la actual Federal Energy Regulatory Comission, en niveles inferiores a los de los precios de equilibrio que vacían el mercado condujeron a un sustancial déficit de gas natural a partir del invierno de 1970, en 1971 y 1972."

Al principio, Kirchner parecía prestarles atención. En 2005 citó a Cameron y a su equipo a su despacho a discutir un proyecto que declaraba servicio público la garrafa. La iniciativa tenía ya media sanción en Diputados, pero la Secretaría de Energía la juzgaba inviable porque obligaba a fiscalizar todos los días y clausurar locales díscolos. "Muchos de los que venden garrafas en las villas son punteros nuestros", apuntó alguien en esa reunión, de la que participaban también Alberto Fernández y De Vido. Kirchner dudaba. "Vení, Petiso -le ordenó a Folgar cuando se iban-. Decime con sinceridad cómo lo ves." Se había acodado sobre la chimenea y estaba de buen humor. "Tenemos que hacer una ley mejor", contestó Folgar. El presidente ordenó enviar un proyecto alternativo y la garrafa nunca fue declarada servicio público.

Pero fueron sólo excepciones de un rumbo que siempre condujo él en soledad. En la mañana del 24 de noviembre de 2004, Cameron disertaba en el Sheraton de Pilar durante la Conferencia Industrial y leyó un párrafo explosivo: "Entendemos que a principios del próximo año existirán ajustes transitorios y durante el primer semestre procederemos a la revisión integral de los contratos". Las agencias de noticias lo publicaron y Kirchner se indignó. "¡No hables más con periodistas!", le dijo por teléfono a su secretario de Energía, y por la tarde envió a De Vido al Sheraton a aclarar las cosas. "No hay ajustes de tarifas -cumplió el ministro, molesto-. Ni previstos, ni en estudio, ni analizados, lo haya dicho quien lo haya dicho. Las tarifas son las que son y van a continuar en los montos en que están." El plan parecía desmentido, pero no aplazado. Al año siguiente, el analista Daniel Montamat recibió una extraña llamada de Planificación. "Se vienen aumentos de tarifas -le dijeron-. Queremos pedirte que no los aproveches políticamente porque para nosotros supone un esfuerzo grande." Era el plan de Cameron. Sorprendido, el consultor los tranquilizó: "Si son medidas positivas voy a elogiarlas". Pasó el tiempo y no hubo noticias. Días después, Montamat le preguntó a su contacto por qué. "No hay aumento -le contestaron-. Se lo llevaron a Kirchner y lo rechazó."

Antes que los técnicos, cobraron vuelo los incondicionales. Fue el caso de Baratta, un desconocido que vendía billetes de lotería y que, en 2003, en el bar Molière, se acercó a Kirchner para decirle que lo admiraba. "Llamame mañana, vas a trabajar con nosotros", lo premió Kirchner

En adelante, el único patrón de medida fue la obediencia. Una lógica que se trasladó a las empresas. En septiembre de 2007, por orden del Gobierno, Endesa retiró la participación de un ejecutivo propio, Ernesto Badaracco, de un panel de energía del coloquio de IDEA. El comunicado enviado por la multinacional a la prensa para informarlo fue redactado en el Ministerio de Planificación. El 3 de junio de 2010, en medio de quejas por falta de garrafas, las fraccionadoras de gas licuado de petróleo (GLP) recibieron un insólito mail firmado por Norberto Giuliano, funcionario del área. Decía: "Atento a los innumerables reclamos mediáticos y vía mail recibidos durante estos últimos días, necesitamos quitar del mercado la sensación de DESABASTECIMIENTO [en mayúsculas en el original], la cual estamos seguros no es real, y no está para nada relacionada con una falta de producto. A tales efectos, solicitamos a todos Uds. instalen en los medios gráficos y radiales la seguridad [de] que durante el año 2010 se respetarán los precios de venta cumpliendo en un todo el plan GARRAFA PARA TODOS establecido oportunamente y se abastecerá con más producto al mercado de GLP que el absorbido en el año 2009 para su consumo interno. Necesitamos que este esfuerzo comunicacional se realice de INMEDIATO, para lo cual solicitamos su colaboración al respecto. Hágannos llegar por este mismo medio vuestra acción, la que formará parte de un expediente".

Así, antes que los técnicos, cobraron vuelo los incondicionales. Fue el caso de Baratta, un desconocido que vendía billetes de lotería y que, en 2003, en el bar Molière, se acercó a Kirchner para decirle que lo admiraba. "Llamame mañana, vas a trabajar con nosotros", lo premió Kirchner. Baratta fue desde entonces el escudero de De Vido y el nexo con las empresas. Había que ver su entusiasmo en septiembre del año pasado en Río Gallegos cuando se anunció la incorporación de esa ciudad al sistema eléctrico interconectado y ofició de maestro de ceremonias. Iba y venía con la obsesión de que los equipos de sonido no taparan el escenario y que Cristina Kirchner se luciera en teleconferencia con Río Turbio. Pero intentó trasladar un último parlante, muy grande, y, ¡zas!, se oyó un ruido y se vio un fogonazo. La conexión se cortó y no hubo teleconferencia.

Quedará entre las metáforas de un ciclo. Como cuando, en abril de 2012, durante el ingreso triunfal en el edificio de Repsol YPF -mientras José María Olazagasti, Leo Pantanoli y Fabián González, secretarios privados de De Vido, se sacaban selfies en el despacho de Antonio Brufau-, Kicillof y su tropa preguntaron a los ejecutivos que quedaban: "¿Dónde está la caja?". Había sido un error de cálculo: la petrolera no tenía cash flow.

La gesta sirvió de todos modos como bisagra. Desde entonces, desoyendo cualquier homenaje a Néstor, el Gobierno intentó revocar todo lo que había hecho hasta allí. Una voltereta que terminó este año en el reemplazo de Cameron. Fue la institucionalización de una nueva era. Resignado, De Vido le propuso un módico premio: seguir como asesor en represas hidroeléctricas. Viejos conocidos, se despidieron el día de la asunción de Matranga con un abrazo público y conmovedor.

Pero el kirchnerismo es impredecible. Y cuatro días después, seis minutos antes de Argentina-Bélgica por el Mundial, otro corte dejó a Río Gallegos a oscuras e impidió allí ver el primer tiempo y buena parte del segundo. La Presidenta lo atribuyó a una conspiración. ¿Alguien estaba intentando perjudicarla? La sospecha llegó al Ministerio. Y fue Baratta, una vez más, el emisario ante Cameron. "Daniel, la Presidenta cree que la Secretaría que se va provocó el corte . Dio la orden de que no haya ningún contrato para vos."

Bajoneado, Cameron volvió entonces a Río Gallegos y retomó su cargo en Servicios Públicos Sociedad del Estado, empresa donde espera jubilarse. Ningún destino que no haya tenido que imaginar alguna vez. Después de todo, él mismo había intuido en el Caribe que un apagón podría decidir su suerte. En la Argentina, cualquier profecía energética se convierte en maldición.

 Foto: LA NACION  

La Nación
26/11
0 Puntos
1

Sports Obama anunció la renuncia de Chuck Hagel, secretario de Defensa de EE.UU.

El líder del Partido Demócrata en el Senado, Harry Reid, destacó que "Hagel fue el primer veterano de Vietnam y soldado alistado en convertirse en secretario de Defensa. Su récord de servicio a nuestro país en las Fuerzas Armadas, como senador y secretario de Defensa es impecable". Diversas fuentes señalaron en la prensa las divergencias entre Hagel y Obama sobre la estrategia a adoptar.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este lunes la renuncia de su secretario de Defensa, Chuck Hagel, quien sin embargo permanecerá en el cargo hasta que el Senado confirme el nombre de su sucesor.

En un discurso en la Casa Blanca, Obama aseguró que Hagel, un exveterano de Vietnam, "ha estado en el barro" como soldado y por ello logró una identificación poco común con la tropa.

Sin embargo, dijo Obama, hace un mes ambos mantuvieron una conversación y en la charla "quedó decidido que (...) era el momento apropiado para que él complete su servicio".

La decisión de la renuncia de Hagel "no ha sido tomada fácilmente y yo considero que tuve una suerte extraordinaria por haberlo tenido a mi lado durante dos años, y que Chuck haya aceptado permanecer en el cargo hasta que yo nombre a un sucesor y ese sucesor sea confirmado por el Senado", dijo Obama.

"He presentado mi renuncia al presidente", expresó Hagel en un breve discurso, en el que se refirió a Obama como un "amigo".

Hagel había asumido el cargo de secretario de Defensa al inicio del segundo mandato de Obama, en enero de 2013, en sustitución de Leon Panetta, con el enorme desafío de planificar y administrar una salida de las tropas de combate estadounidenses de Afganistán.

Sin embargo, Hagel, el único integrante del opositor Partido Republicano en el gabinete de Obama, tuvo que administrar desde el Pentágono la aplicación de una drástica reducción presupuestaria.

Al mismo tiempo, el avance del grupo ultrarradical Estado Islámico en Irak y Siria exigían del Pentágono una respuesta. Diversas fuentes señalaron en la prensa las divergencias entre Hagel y Obama sobre la estrategia a adoptar.

Uno de los nombres que se mencionan entre los posibles sustitutos de Hagel es el de Michele Angelique Flournoy, quien ya ocupó el cargo de subsecretaria de Defensa.

También circulan en Washington los nombres del senador demócrata Jack Reed, ex integrante de una unidad de paracaidistas, y Ashton Carter, otro ex alto funcionario del Departamento de

Defensa.

El líder del Partido Demócrata en el Senado, Harry Reid, destacó que "Hagel fue el primer veterano de Vietnam y soldado alistado en convertirse en secretario de Defensa. Su récord de servicio a nuestro país en las Fuerzas Armadas, como senador y secretario de Defensa es impecable".

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo este lunes que Hagel ya había hablado en octubre con Obama sobre su eventual salida del gabinete, en discusiones que se extendieron por "varias semanas".

Cuando era senador, Hagel votó a favor de la invasión a Irak en 2003, pero posteriormente se tornó crítico de la forma en que se resolvió el conflicto.

26 Noticias
25/11
19 Puntos
1

Otro ?finde? largo con buen movimiento en las Sierras

El movimiento observado en rutas y balnearios fue mayor al índice de ocupación de alojamientos. Llegamos a tener un 85 por ciento de ocupación y con muy buen nivel adquisitivo. Calamuchita Rutas y balnearios del valle de Calamuchita mostraron también fuerte movimiento. Traslasierra En Mina Clavero, principal destino de Traslasierra, el secretario de Turismo municipal, Alejandro Taurassi, estimó en un 70 por ciento la ocupación de sábado a lunes en hoteles y cabañas.

Carlos Paz, Santa Rosa, Mina Clavero. Si la sucesión de fines de semana largos complica a algunas actividades, la contracara es el turismo serrano, al que el calendario de feriados le viene muy bien.

El ?finde? largo que culminó ayer, ayudado por el buen tiempo (sobre todo de sábado y domingo), generó otra vez un intenso movimiento en las Sierras cordobesas. Incluso, la impresión es que estuvo algo por encima de lo que la mayoría presuponía.

La ocupación rondó, según los casos, entre el 60 y el 85 por ciento de la actual capacidad de alojamiento para esta época (sin contar campings ni casas de alquiler).

No fue de los mejores ?findes? del año, pero tampoco se esperaba eso.

El movimiento observado en rutas y balnearios fue mayor al índice de ocupación de alojamientos. Es que, como en muchos fines de semana de sol, se sumaron decenas de miles de excursionistas de un día, es decir, cordobeses que desfilaron hacia las Sierras pero regresando a pernoctar a sus hogares.

Punilla

A Villa Carlos Paz se lo vio con alta actividad. Sobre todo el domingo fue ?inundada? por muchos capitalinos, que se sumaron a los visitantes llegados de destinos más alejados y a las no pocas delegaciones de turismo estudiantil que en esta época pululan por sus calles y paseos. La costanera del lago San Roque y las playas de los ríos afluentes se vieron colmadas, sobre todo sábado y domingo, como ocurrió en otras comunas del sur de Punilla.

?Tuvimos muy buen nivel de ocupación. Inferior al fin de semana largo de octubre, que fue de los mejores del año, pero estamos conformes. Ahora notamos muchas escapadas de familias?, remarcó Oscar Antonio, secretario de Turismo municipal de Carlos Paz.

En hotelería, la de mayor categoría fue la que mejor trabajó, repitiendo una característica de los ?findes? largos.

Calamuchita

Rutas y balnearios del valle de Calamuchita mostraron también fuerte movimiento. Varios eventos deportivos y recreativos sumaron convocatoria.

?Llegamos a tener un 85 por ciento de ocupación y con muy buen nivel adquisitivo. Llamó la atención que vino mucha gente de Cuyo y el Litoral?, apuntó Mariano Cueto, secretario de Turismo de Villa General Belgrano.

?Trabajamos muy bien, fue un fin de semana muy bueno, y no sólo funcionó el alojamiento, sino también el sector gastronómico y comercial?, señaló el secretario de Turismo de Santa Rosa, Juan Costa.

?Es una tendencia que se viene dando: la gente que sale los fines de semana ocupa establecimientos de mayor categoría y sale a comer afuera?, añadió Costa.

Traslasierra

En Mina Clavero, principal destino de Traslasierra, el secretario de Turismo municipal, Alejandro Taurassi, estimó en un 70 por ciento la ocupación de sábado a lunes en hoteles y cabañas. ?Estuvo bien, y nos entusiasma que mucha gente vino a buscar y elegir alojamiento ya para el verano?, indicó. Taurassi marcó que ayudaron a sumar convocatoria el buen clima reinante y dos eventos realizados en la localidad (uno de parapentes y otro de motos).

Quedan dos largos

Al año le quedan 35 días y dos fines de semana largos más, de los 10 del calendario anual.

El próximo será por el feriado nacional del lunes 8 de diciembre (Día de la Virgen). No se espera que mueve menos gente en las Sierras que el que acaba de pasar.

Luego, queda un ?finde? extralargo, porque al de Navidad (jueves 25 de diciembre) se sumará este año un feriado puente (viernes 26).

Esos feriados navideños, de algún modo, anticipan la temporada de verano: es como que empezará en esos días. ?Este año será como agregar una semana más a enero?, graficó un director de Turismo serrano.

En el país

A nivel nacional, ayer la Came (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) estimó en 1,1 millón de personas las que se movilizaron con fines turísticos. Se calcula, aunque sin precisión, que Córdoba convoca algo más del 20 por ciento del total nacional: en ese caso, serían unas 220 mil personas.

La Voz del Interior
25/11
0 Puntos
1

Money Renunció el secretario de Defensa de EEUU, Chuck Hagel

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, presentó su renuncia al cargo y el presidente Barack Obama lo anunciará hoy oficialmente en una conferencia de prensa, según confirmó la Casa Blanca. El diario The New York Times, el primero en informar de la renuncia, aseguró citando a altos funcionarios de la Casa Blanca que no identificó, que Hagel abandona el Pentágono a petición del propio Obama.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, presentó su renuncia al cargo y el presidente Barack Obama lo anunciará hoy oficialmente en una conferencia de prensa, según confirmó la Casa Blanca.

El diario The New York Times, el primero en informar de la renuncia, aseguró citando a altos funcionarios de la Casa Blanca que no identificó, que Hagel abandona el Pentágono a petición del propio Obama.

ámbito
24/11
20 Puntos
1

People Presionado por múltiples crisis globales, Obama echó a su secretario de Defensa

Bush cuando su polémico secretario de Defensa Donald Rumsfeld se alejó del cargo, en noviembre de 2006.El presidente elogió a Hagel, un republicano que llegó a ser muy allegado de Obama cuando ambos se desempeñaban en el Senado, como un "secretario de Defensa ejemplar" que forjó un vínculo estrecho con los militares estacionados en varios puntos del mundo. El ex senador de Nebraska, que se opuso a la guerra de Irak decidida por el presidente George W.

WASHINGTON.- Prácticamente aislado de la hermética cúpula de asesores de seguridad nacional de la Casa Blanca, el secretario de Defensa norteamericano, Chuck Hagel, renunció ayer a su cargo, en lo que constituye el primer gran cambio del gabinete del presidente Barack Obama desde que los demócratas perdieran poder en las elecciones legislativas tres semanas atrás.

En una ceremonia en la Casa Blanca, Obama dijo ayer que junto con Hagel llegó a la conclusión de que era "un momento adecuado para que el secretario de Defensa completara su servicio".

Hagel es el primer alto funcionario del gobierno de Obama que deja su cargo después de la derrota del Partido Demócrata, al que pertenece el presidente, en las elecciones de medio término, comicios en los que la Casa Blanca perdió el control del Congreso. Una medida similar fue tomada por el gobierno de George W. Bush cuando su polémico secretario de Defensa Donald Rumsfeld se alejó del cargo, en noviembre de 2006.

El presidente elogió a Hagel, un republicano que llegó a ser muy allegado de Obama cuando ambos se desempeñaban en el Senado, como un "secretario de Defensa ejemplar" que forjó un vínculo estrecho con los militares estacionados en varios puntos del mundo. Hagel, que sirvió en la Guerra de Vietnam, es el primer veterano de combate enrolado en las fuerzas armadas que se desempeña como secretario de defensa.

"Chuck Hagel se ha dedicado a nuestra seguridad nacional y a nuestros hombres y mujeres uniformados a lo largo de seis décadas", afirmó Obama.

La salida de Hagel del Pentágono, sin embargo, se da en medio de una fuerte controversia sobre la política exterior de Obama, criticada por la pasividad y la falta de previsión ante la irrupción de la organización terrorista Estado Islámico en vastos territorios de Siria e Irak, donde puso en marcha una aceitada maquinaria de muerte que afecta a minorías étnicas y religiosas, cooperantes occidentales y soldados del régimen de Bashar al-Assad.

El jefe del Pentágono también tuvo serios problemas para integrarse al cerrado círculo de asesores de Obama, un grupo de leales que criticaron a Hagel por sus silencios en las reuniones de gabinete. En contrapartida, los colaboradores de Hagel aseguraron que el secretario esperaba a Obama para hablar a solas con él y compartir sus puntos de vista, al tiempo que evitaba filtraciones.

De hecho, Hagel cuestionó la estrategia de Obama en Siria en un memo interno de dos páginas que se filtró en el otoño boreal. En el texto, el secretario advertía que la política del presidente estaba en peligro debido al fracaso en aclarar sus intenciones hacia el régimen de Al-Assad.

Analistas y expertos en la política de la capital norteamericana coincidían ayer al afirmar que la designación de Hagel, en febrero de 2013, nació dañada tras una batalla con sus colegas del Senado que debían confirmarlo en el cargo.

Así, no pudo ganarse la confianza de los funcionarios del Pentágono como su predecesor Robert M. Gates. Sin embargo, los principales asesores de Obama reconocieron en privado que el presidente no quería otro secretario de Defensa de alto perfil como Gates, que una vez fuera del cargo se dedicó a escribir un libro de memorias de sus años con Obama en el que lo criticó de manera despiadada.

Ese fracaso, en los últimos meses, llevó a Hagel a cederle protagonismo al jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin E. Dempsey, que le recomendó a Obama iniciar acciones militares contra EI.

Republicano moderado de 68 años, Hagel se desempeñó durante 21 meses al frente del Pentágono. El ex senador de Nebraska, que se opuso a la guerra de Irak decidida por el presidente George W. Bush, fue también blanco de críticas por sus polémicas declaraciones.

Durante los debates de la intervención en Irak, en 2003, hizo enfurecer a sus correligionarios cuando se opuso a la guerra y reivindicó su decisión cuando afirmó: "Poner en discusión el gobierno propio no quiere decir no ser patriota. Sí, en cambio, no hacerlo".

Numerosos republicanos tampoco olvidaron cuando Hagel dijo en 2006 que el "lobby judío" había intimidado a muchos electos en el Congreso. En la época, las más grandes asociaciones judías lo acusaron de ser enemigo de Israel. Pero el ex senador por Nebraska tampoco agradó al ala más progresista del Partido Demócrata por algunas posturas homofóbicas, como cuando se opuso a la designación de un embajador en Luxemburgo porque era un individuo "abiertamente gay" y no merecía el cargo.

Entre los eventuales candidatos que la Casa Blanca evalúa para reemplazar a Hagel figuran dos ex funcionarios de Obama y un senador.

Encabeza la lista Michèle Flournoy, ex subsecretaria de Defensa y ex asesora política del Pentágono durante la gestión de Leon Panetta. Flournoy, que sería la primera mujer en dirigir el Pentágono, es ahora directora del Center for a New American Security, un grupo de estudios fundado por ella.

El otro candidato que pasó por la administración es Ashton Carter, también subsecretario de Defensa, experto en presupuestos y creador de un vehículo que neutralizó los letales dispositivos explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés).

Con menos posibilidades cierra la nómina el senador Jack Reed, un demócrata por Rhode Island y ex militar. Sin embargo, colaboradores de Reed revelaron que el senador se encuentra cómodo con su trabajo en el Senado y que no consideraría aceptar ningún puesto en el gabinete de Obama.

Asia concentra varios dilemas para Estados Unidos

Estado Islámico

Este grupo jihadista que empezó combatiendo a las tropas de Al-Assad en Siria, en enero pasado extendió sus operaciones militares a Irak, donde en junio inició una veloz ofensiva que los llevó a pocos kilómetros de Bagdad. Sus métodos medievales y el poder de fuego constituyen una de las principales amenazas a la seguridad en Medio Oriente

Afganistán

La Casa Blanca decidió en las últimas horas extender las operaciones contra la fortalecida insurgencia talibana y mantener un número reducido de tropas en ese país. Washington tenía planeado terminar el retiro de efectivos a fines de año

Rusia

La crisis en Ucrania, en la que el Kremlin selló la anexión de Crimea, tiene todos los elementos para iniciar una nueva guerra fría entre el gobierno de Vladimir Putin y las potencias occidentales, que hasta ahora han instrumentado una serie de sanciones económicas para obligar a Moscú a desestimar cualquier política expansionista en la región

Irán

Tras más de una década de litigio con Teherán, que mantiene operativo un programa nuclear sospechado de perseguir la construcción de un arsenal nuclear, Washington accedió a encontrar una salida diplomática, considerada por muchos el inicio de un deshielo que aportaría eventuales soluciones a otros frentes abiertos en Medio Oriente

Del editor: cómo sigue. Los problemas de la mayor potencia para lidiar con los asuntos globales parecen ir mucho más allá de un simple cambio de nombres.

Agencias DPA, ANSA, EFE y AP.

La Nación
25/11
6 Puntos
1

Obama busca nuevo jefe del Pentágono

Chuck Hagel, de 68 años, era el único republicano en el equipo de seguridad nacional del presidente Obama. Pese a su amistad con el presidente, Hagel tuvo problemas para calar en el círculo de la red de asesores cercanos de Obama. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio ayer la primera señal de que busca un cambio de estrategia en defensa, en particular en la lucha contra el Estado Islámico (EI), al anunciar la renuncia del jefe del Pentágono, Chuck .

Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio ayer la primera señal de que busca un cambio de estrategia en defensa, en particular en la lucha contra el Estado Islámico (EI), al anunciar la renuncia del jefe del Pentágono, Chuck ?Hagel, quien tuvo importantes desacuerdos con altos asesores de la Casa Blanca.

La Casa Blanca insiste en que la marcha de Hagel, tras casi dos años como secretario de Defensa, no fue forzada, pero altos funcionarios señalaron a la prensa bajo anonimato que Obama evalúa un giro en su política de defensa y cree que el exsenador republicano no es la persona más adecuada para llevarlo a cabo.

En una comparecencia desde la Casa Blanca, Obama recordó que Hagel llegó al Pentágono en febrero de 2013, en un momento ?de transición?, con la tarea de gestionar la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, que debe culminar a finales de año, y el recorte del presupuesto gubernamental para Defensa.

El mes pasado, tras haber ?guiado al Departamento de Defensa? durante esta transición, Hagel ?determinó que era el momento apropiado para completar su servicio?, explicó Obama en compañía del exsenador y del vicepresidente, Joe Biden.

No obstante, medios como The New York Times o CNN señalan que la renuncia fue solicitada por el propio Obama, tras tensiones entre Hagel y destacados asesores de la Casa Blanca sobre cómo combatir a los yihadistas del EI y con respecto a la guerra en Siria.

La marcha de Hagel, de 68 años y el único republicano del gabinete de Obama, es además la primera tras la derrota de los demócratas en las elecciones legislativas del 4 de noviembre, en las que la oposición republicana se hizo con el control total del Congreso.

Obama destacó ayer ?el trabajo ejemplar? de Hagel al frente del Pentágono, dijo que seguirá en el cargo hasta que designe a su sustituto y recordó su pasado como veterano de la Guerra de Vietnam, algo que le hizo entender y preocuparse por los militares estadounidenses ?como pocos?.

?La decisión de dejar el Pentágono no es fácil para él, pero me considero muy afortunado de haberlo tenido como secretario de Defensa?, enfatizó el mandatario.

Por su parte, Hagel explicó que presentó su carta de renuncia a Obama y que dirigir el Departamento de Defensa fue ?el mayor privilegio? de su vida. ?Continuaré apoyándolo, señor presidente?, dijo a Obama al destacar, además, el liderazgo del mandatario y del vicepresidente Biden.

Momento delicado

Su renuncia llega cuando acaba de conocerse que Obama firmó recientemente una orden que autoriza la expansión del papel de las tropas estadounidenses en Afganistán en 2015, y por la que podrían involucrarse en operaciones de combate.

Además, las tensiones con Rusia por el conflicto en Ucrania continúan y, tras haber autorizado duplicar hasta tres mil el contingente de militares que entrenan y asesoran a las fuerzas iraquíes en la lucha contra el EI, Washington estudia ahora enviar tropas para operaciones de combate conjuntas.

Por otro lado, también es posible que se produzcan cambios para lidiar con la guerra civil en Siria, sobre todo después de que Hagel cuestionara que la estrategia actual haya permitido al presidente Bachar al ?Assad retener el poder, en un documento dirigido a la principal asesora de seguridad nacional de Obama, Susan Rice.

Hagel fue un gran crítico de George W. Bush durante su presidencia y de la guerra de Irak, algo que contribuyó a su amistad con Obama cuando ambos eran senadores y que dificultó su proceso de confirmación para secretario de Defensa en la Cámara Alta el año pasado por la oposición de muchos de sus colegas republicanos.

El republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, pidió ayer en un comunicado a Obama que el cambio en la jefatura del Pentágono sea parte de un ?replanteamiento más amplio? de la estrategia de Estados Unidos frente a las ?amenazas en el extranjero?, en particular la que significa el EI.

Mientras, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, urgió a los republicanos a trabajar con su partido para que el proceso de confirmación del sustituto de Hagel sea ?rápido y justo?.

Los tres candidatos que más suenan para reemplazar a Hagel son el senador demócrata Jack Reed y dos antiguos subsecretarios de Defensa, Ashton Carter y Michele Flournoy.

Cualquiera de ellos podría ser el cuarto secretario de Defensa de Obama y seguir así los pasos de Robert Gates, Leon ?Panetta y Chuck Hagel.

No encajó

No convenció en Washington. Chuck Hagel, de 68 años, era el único republicano en el equipo de seguridad nacional del presidente Obama. Es un veterano de la guerra de Vietnam que entró en un gobierno demócrata para orquestar la salida de las tropas en Afganistán, pero la situación internacional se complicó y su respuesta no convenció en Washington. Pasa a la historia como el primer soldado raso en llegar a secretario de Defensa.

Perfil bajo. Pese a su amistad con el presidente, Hagel tuvo problemas para calar en el círculo de la red de asesores cercanos de Obama. Algunos funcionarios lo definen como una persona callada durante las reuniones del gabinete, mientras que sus defensores aseguran que esperaba a estar a solas con el mandatario para compartir sus opiniones y evitar filtraciones.

La Voz del Interior
25/11
2 Puntos
1

Obama busca nuevo jefe del Pentágono

Chuck Hagel, de 68 años, era el único republicano en el equipo de seguridad nacional del presidente Obama. Pese a su amistad con el presidente, Hagel tuvo problemas para calar en el círculo de la red de asesores cercanos de Obama. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio ayer la primera señal de que busca un cambio de estrategia en defensa, en particular en la lucha contra el Estado Islámico (EI), al anunciar la renuncia del jefe del Pentágono, Chuck .

Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio ayer la primera señal de que busca un cambio de estrategia en defensa, en particular en la lucha contra el Estado Islámico (EI), al anunciar la renuncia del jefe del Pentágono, Chuck ?Hagel, quien tuvo importantes desacuerdos con altos asesores de la Casa Blanca.

La Casa Blanca insiste en que la marcha de Hagel, tras casi dos años como secretario de Defensa, no fue forzada, pero altos funcionarios señalaron a la prensa bajo anonimato que Obama evalúa un giro en su política de defensa y cree que el exsenador republicano no es la persona más adecuada para llevarlo a cabo.

En una comparecencia desde la Casa Blanca, Obama recordó que Hagel llegó al Pentágono en febrero de 2013, en un momento ?de transición?, con la tarea de gestionar la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, que debe culminar a finales de año, y el recorte del presupuesto gubernamental para Defensa.

El mes pasado, tras haber ?guiado al Departamento de Defensa? durante esta transición, Hagel ?determinó que era el momento apropiado para completar su servicio?, explicó Obama en compañía del exsenador y del vicepresidente, Joe Biden.

No obstante, medios como The New York Times o CNN señalan que la renuncia fue solicitada por el propio Obama, tras tensiones entre Hagel y destacados asesores de la Casa Blanca sobre cómo combatir a los yihadistas del EI y con respecto a la guerra en Siria.

La marcha de Hagel, de 68 años y el único republicano del gabinete de Obama, es además la primera tras la derrota de los demócratas en las elecciones legislativas del 4 de noviembre, en las que la oposición republicana se hizo con el control total del Congreso.

Obama destacó ayer ?el trabajo ejemplar? de Hagel al frente del Pentágono, dijo que seguirá en el cargo hasta que designe a su sustituto y recordó su pasado como veterano de la Guerra de Vietnam, algo que le hizo entender y preocuparse por los militares estadounidenses ?como pocos?.

?La decisión de dejar el Pentágono no es fácil para él, pero me considero muy afortunado de haberlo tenido como secretario de Defensa?, enfatizó el mandatario.

Por su parte, Hagel explicó que presentó su carta de renuncia a Obama y que dirigir el Departamento de Defensa fue ?el mayor privilegio? de su vida. ?Continuaré apoyándolo, señor presidente?, dijo a Obama al destacar, además, el liderazgo del mandatario y del vicepresidente Biden.

Momento delicado

Su renuncia llega cuando acaba de conocerse que Obama firmó recientemente una orden que autoriza la expansión del papel de las tropas estadounidenses en Afganistán en 2015, y por la que podrían involucrarse en operaciones de combate.

Además, las tensiones con Rusia por el conflicto en Ucrania continúan y, tras haber autorizado duplicar hasta tres mil el contingente de militares que entrenan y asesoran a las fuerzas iraquíes en la lucha contra el EI, Washington estudia ahora enviar tropas para operaciones de combate conjuntas.

Por otro lado, también es posible que se produzcan cambios para lidiar con la guerra civil en Siria, sobre todo después de que Hagel cuestionara que la estrategia actual haya permitido al presidente Bachar al ?Assad retener el poder, en un documento dirigido a la principal asesora de seguridad nacional de Obama, Susan Rice.

Hagel fue un gran crítico de George W. Bush durante su presidencia y de la guerra de Irak, algo que contribuyó a su amistad con Obama cuando ambos eran senadores y que dificultó su proceso de confirmación para secretario de Defensa en la Cámara Alta el año pasado por la oposición de muchos de sus colegas republicanos.

El republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, pidió ayer en un comunicado a Obama que el cambio en la jefatura del Pentágono sea parte de un ?replanteamiento más amplio? de la estrategia de Estados Unidos frente a las ?amenazas en el extranjero?, en particular la que significa el EI.

Mientras, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, urgió a los republicanos a trabajar con su partido para que el proceso de confirmación del sustituto de Hagel sea ?rápido y justo?.

Los tres candidatos que más suenan para reemplazar a Hagel son el senador demócrata Jack Reed y dos antiguos subsecretarios de Defensa, Ashton Carter y Michele Flournoy.

Cualquiera de ellos podría ser el cuarto secretario de Defensa de Obama y seguir así los pasos de Robert Gates, Leon ?Panetta y Chuck Hagel.

No encajó

No convenció en Washington. Chuck Hagel, de 68 años, era el único republicano en el equipo de seguridad nacional del presidente Obama. Es un veterano de la guerra de Vietnam que entró en un gobierno demócrata para orquestar la salida de las tropas en Afganistán, pero la situación internacional se complicó y su respuesta no convenció en Washington. Pasa a la historia como el primer soldado raso en llegar a secretario de Defensa.

Perfil bajo. Pese a su amistad con el presidente, Hagel tuvo problemas para calar en el círculo de la red de asesores cercanos de Obama. Algunos funcionarios lo definen como una persona callada durante las reuniones del gabinete, mientras que sus defensores aseguran que esperaba a estar a solas con el mandatario para compartir sus opiniones y evitar filtraciones.

La Voz del Interior
25/11
2 Puntos
1 2 3 4

Obama cambió al secretario de Defensa: "Chuck Hagel ha sido un funcionario ejemplar"

Agradeció su apoyo pese a ser del Partido Republicano y su papel en lo que consideró una "transición" en la política de defensa de los EEUU. "Cuando le pedí que fuera secretario estábamos en un período de transición. Gracias a Chuck ahora estamos más fuertes", ha dicho Obama. El secretario de Defensa de los Estados Unidos se va por una "decisión mutua", según fuentes del Pentágono. hagel.mp4Las fuentes no coinciden en determinar si el alejamiento de Hagel es forzado o no.
Chuck Hagel. él entiende a los hombres de las Fuerzas ArmadasCon un tono amistoso, el mandatario llamó a su secretario por su nombre de pila. Agradeció su apoyo pese a ser del Partido Republicano y su papel en lo que consideró una "transición" en la política de defensa de los EEUU. "Cuando le pedí que fuera secretario estábamos en un período de transición. Gracias a Chuck ahora estamos más fuertes", ha dicho Obama. Obama Chuck Hagel conferencia 1170 4ReutersEl presidente confirmó que Hagel aceptó continuar en el cargo hasta que el Senado apruebe el nombre de su sucesor, que no ha revelado. "El mes pasado vino para hablar acerca de mis últimos dos años y le pedí que completara su servicio. Ha sido un gran amigo mio, he confiado con él por más de diez años", reveló en un discurso en que estuvo acompañado por el propio Hagel y el vicepresidente, Joe Biden."Chuck no toma decisiones a la ligera y me considero afortunado de tenerlo a mi lado. Chuck se ha dedicado a nuestra seguridad nacional por décadas, todavía tiene las cicatrices de las batallas en las que luchó. Ha ayudado ha hacer las transición y ha fortalecido el liderazgo de los EEUU", explicó "Hoy-dijo Obama- nuestras Fuerzas Armadas son menores, pero son las más fuertes del mundo", dijo. El secretario de Defensa de los Estados Unidos se va por una "decisión mutua", según fuentes del Pentágono. LEA MÁS: EEUU planea armar a las tribus sunitas de Irak para luchar contra los terroristas del ISIS LEA MÁS: Video: la decapitación más cruel del Estado Islámico LEA MÁS: Cuánto paga el Estado Islámico por delatar "espías de los cruzados" Chuck Hagel tiene 68 años y fue senador republicano por el estado de Nebraska hasta que, convocado por el actual mandatario, reemplazó a Leon Panetta en enero de 2013. hagel.mp4Las fuentes no coinciden en determinar si el alejamiento de Hagel es forzado o no. Se sabe que mantuvo varias reuniones con el presidente Obama en las últimas dos semanas, en las que, al parecer, no encontraron suficientes coincidencias en cómo manejar los múltiples desafíos que tienen por delante los Estados Unidos, especialmente en Medio Oriente. Hagel es un republicano con experiencia militar, escéptico en cuanto a continuar la guerra en Irak, quien tuvo como objetivo central organizar la retirada de Afganistán en una época de presupuestos reducidos, según consigna The New York Times. Obama Chuck Hagel conferencia 1170 1ReutersPero el surgimiento del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) requiere de "un par de años con un foco diferente", según la cita que este medio norteamericano atribuye a una fuente de la administración de Washington. Su reemplazo podría ser un esfuerzo de la Casa Blanca por mostrar sensibilidad hacia las críticas en política exterior, especialmente en lo referido a ISIS y a la epidemia de ébola. Los posibles reemplazos están en medio de los rumores: Michele Flournoy, ex subsecretaria de Defensa; el senador Jack Reed, demócrata de Rhode Island y ex oficial de la Armada; y Ashton Carter, otro ex funcionario de Defensa.Hagel: "Me siento muy orgulloso de lo que hemos logrado" Chuck Hagel tomó la palabra para agradecer al presidente Obama y a Biden por la posibilidad de realizar su trabajo: "Me siento muy orgulloso de lo que hemos logrado", aseguró. Hagel, que llegó con la retirada de Afganistán como prioridad, sostuvo que los Estados Unidos se "han preparado, como dijo el presidente, para que nuestros aliados y fuerzas afganas de seguridad tengan una transición exitosa". El funcionario explicó que seguirá en funciones hasta que el Senado apruebe el pliego de quien Obama designe en su puesto: "Seguiré apoyando al Señor Presidente y a los hombres y mujeres que defienden a este país a diario de forma tan poco egoísta, tan desprendida", sostuvo en referencia a los soldados y las familias de quienes combaten en el Ejército de los EEUU. Para terminar, miró directamente a Obama y Biden, que lo rodeaban, para concluir: "Sabemos que éste es un esfuerzo de equipo, y esto es parte de lo bueno, edificar equipos que hagan suceder las cosas en bien del país y del mundo".
Infobae
25/11
4 Puntos
1

Renuncia Chuck Hagel como secretario de Defensa de Estados Unidos

Bush durante su presidencia y de la guerra de Irak, que en un principio aprobó pero que posteriormente consideró "la metida de pata más peligrosa en la política exterior de este país desde Vietnam".

Washington - El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, presentó la renuncia al cargo y el presidente, Barack Obama, lo anunciará oficialmente hoy en una comparecencia ante la prensa.

El diario The New York Times, el primero en informar de la renuncia, aseguró citando a altos funcionarios de la Casa Blanca, que la sorpresiva renuncia de Hagel llega por petición del propio Obama.

Hagel, el único miembro republicano del gobierno, deja su cargo por presiones de la Casa Blanca, que quiere un nuevo secretario de Defensa que dirija la lucha internacional contra los fundamentalistas del Estado Islámico en Siria e Irak, informó el citado matutino. 

Para el New York Times, Hagel se convierte en la primera "víctima" de las recientes elecciones al Congreso, tras las cuales los republicanos contarán con mayoría en las dos cámaras. 

El ex senador y veterano de la guerra de Vietnam se había puesto al frente del Pentágono en febrero de 2013 en sustitución de Leon Panetta.

En sus dos años al frente del Pentágono, el Departamento con más presupuesto, Hagel no logró imponer su visión de las Fuerzas Armadas de EEUU

La burocracia interna de la Defensa de EEUU ignoró a menudo a este veterano de guerra, cuyas principales misiones fueron recortar el presupuesto militar estadounidense, que todavía sigue en niveles altísimos como consecuencia de los atentados del 11-S, hace 13 años, y planificar la retirada de Afganistán. 

Los desacuerdos entre Hagel y Obama sobre cómo combatir al EI eran evidentes, pero el secretario de Defensa también criticó recientemente la estrategia en Siria en un memorando dirigido a la principal asesora de seguridad nacional del presidente, Susan Rice.

Su renuncia llega, además, cuando acaba de conocerse que Obama firmó recientemente una orden autorizando la extensión del papel de las tropas estadounidenses en Afganistán en 2015 y por la que podrían involucrarse en operaciones de combate, informó la agencia de noticias EFE.

Hagel fue un gran crítico de George W. Bush durante su presidencia y de la guerra de Irak, que en un principio aprobó pero que posteriormente consideró "la metida de pata más peligrosa en la política exterior de este país desde Vietnam".

La Prensa
24/11
2 Puntos
1

Barack Obama echó a su secretario de Defensa, el republicano Chuck Hagel

WASHINGTON.- Después de perder el control del Congreso en las elecciones legislativas, uno de los mayores golpes en sus seis años de gobierno, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama , comenzó una limpieza de su gabinete y la primera víctima es el último funcionario republicano que quedaba en su equipo de seguridad nacional: el secretario de Defensa, Chuck Hagel.

Según señalaron fuentes del Pentágono a medios locales, Hagel renunció a su cargo a pedido del propio Obama, y el mandatario ya aceptó su dimisión. El presidente demócrata realizará el anuncio formal a las 13.10 (hora argentina).

Hagel, de 68 años, permanecerá como la máxima autoridad del Pentágono hasta la designación de su sucesor, señalaron las fuentes.

Ex senador republicano y veterano de la guerra de Vietnam, Hagel se puso al frente del Pentágono en febrero de 2013 en sustitución de Leon Panetta, quien recientemente publicó sus memorias, con críticas a Obama.

Según el influyente diario The New York Times, Obama le pidió a Hagel que presentara su renuncia debido a diferencias sobre la estrategia a adoptar contra el grupo jihadista Estado Islámico .

Citando a altos funcionarios, el diario dijo que las discrepancias entre Obama y su secretario de Defensa se han hecho evidentes en las últimas semanas y el presidente decidió el viernes separar de su cargo a Hagel, el único republicano que integra su gabinete.

Los desacuerdos entre Hagel y Obama sobre cómo combatir a Estado Islámico han sido evidentes, pero el secretario de Defensa también criticó recientemente la estrategia de Estados Unidos en Siria, en un memorando dirigido a la principal asesora de seguridad nacional del presidente, Susan Rice.

Su renuncia llega, además, cuando acaba de conocerse que Obama firmó recientemente una orden secreta autorizando la extensión del papel de las tropas estadounidenses en Afganistán en 2015 y por la que podrían involucrarse en operaciones de combate.

Hagel fue un gran crítico de George W. Bush y de la guerra de Irak, que en un principio aprobó pero que posteriormente consideró "la metedura de pata más peligrosa en la política exterior de este país desde Vietnam".

Senador republicano por Nebraska entre 1996 y 2008, Hagel dejó la política para ser profesor en la Universidad de Georgetown y antes de llegar al Pentágono era presidente del Atlantic Council, un centro de estudios especializado en seguridad y defensa.

Uno de los nombres que se mencionan entre los posibles substitutos de Hagel es el de Michele Angelique Flournoy, quien ya ocupó el cargo de Subsecretaria de Defensa.

También circulan en Washington los nombres del senador demócrata Jack Reed, ex integrante de una unidad de paracaidistas, y Ashton Carter, otro ex alto funcionario del Departamento de Defensa.

Agencias Reuters, AP, EFE y AFP.

La Nación
24/11
6 Puntos
1

Sergio Berni dijo que hay "informes confidenciales" sobre "intentos de saqueos" para fin de año

Además, apuntó directamente contra la organización Barrios de Pie, que responde a Libres del Sur."Hay algunos actores del viejo peronismo, del peronismo arcaico, que tuvieron una participación esencial en el 2001 y que todavía siguen pensando en provocar saqueos y zozobra social", manifestó Berni en diálogo con la radio La Once Diez.A la vez, reveló que cuenta con "informes muy confidenciales" sobre posibles "intentos de saqueos focalizados" para la parte final del año.

El secretario de Seguridad Sergio Berni se refirió a posibles disturbios durante diciembre ante los pedidos de algunas organizaciones de bolsones con comida y ante el desencanto por el rechazo del Gobierno de otorgar un bono de fin de año. El funcionario descartó que vaya a haber un "estallido social", pero expresó que dentro del peronismo puede surgir "algún tipo de desestabilización". Además, apuntó directamente contra la organización Barrios de Pie, que responde a Libres del Sur.

"Hay algunos actores del viejo peronismo, del peronismo arcaico, que tuvieron una participación esencial en el 2001 y que todavía siguen pensando en provocar saqueos y zozobra social", manifestó Berni en diálogo con la radio La Once Diez.

A la vez, reveló que cuenta con "informes muy confidenciales" sobre posibles "intentos de saqueos focalizados" para la parte final del año. "Ya nos hemos reunido con todos los fiscales generales y la semana que viene con los jueces federales. Vamos a poder dar fin con estas especulaciones políticas", advirtió el secretario de Seguridad.

Por otro lado, tras el pedido de comida de Barrios de Pie a supermercados, acusó a la organización social de "amedrentar" a los comercios y buscar una desestabilización social.

Además, vinculó este hecho con la aspiración presidencial de Hermes Binner . "Libres del Sur y Barrios de Pie responden a Tumini, que es el brazo territorial de Binner. Habría que preguntarle a Binner por qué hacen estas acciones todos los fines de año", dijo Berni.

Esta semana, luego de que el gobierno de Cristina Kirchner rechazó el pago de un bono de fin de año para sectores de menores ingresos, la agrupación Barrios de Pie movilizó a sus militantes ante la Cámara Argentina de Supermercados y reclamó mediante cortes y marchas a 20 hipermercados la "donación solidaria" de bolsones de comida para unas 8000 familias. Las empresas dicen que no podrán satisfacer el petitorio y pedirán asistencia al Gobierno.

El secretario general de Libres del Sur, Humberto Tumini, le respondió a Sergio Berni: "Recurre a la mentira, la difamación y la xenofobia. Se hace el loco pero en los últimos dos años hubo dos oportunidades en las que la interna del PJ promovió saqueos y desordenes".

En diálogo con La Once Diezsostuvo que las declaraciones de Berni buscan "ocultar la realidad de este Gobierno" y cuestionó al oficialismo por compararse siempre con el año 2001. "Ya pasaron 12 años y, siendo moderados, tenemos 25% de pobreza, 5% de indigencia y una inflación del 35%. El desempleo ha crecido y más todavía en los trabajadores marginales", concluyó Tumini..

La Nación
23/11
12 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio