{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!

¿Por qué la Procuraduría le dirá no a medidas cautelares para Petro?

La Procuraduría trabaja en la respuesta que le dará al magistrado Gerardo Arenas, del Consejo de Estado, quien tiene en sus manos la decisión de decretar o no las medidas cautelares a Gustavo Petro. De hacerlo, se da por descontado que la Procuraduría apelará la decisión a través de un recurso de súplica que tendría que ser resuelto en pocos días por el alto tribunal. Y aunque es apresurado decir que Petro volverá al Palacio de Liévano, el presidente Juan Manuel Santos parece alistar terreno.

La Procuraduría trabaja en la respuesta que le dará al magistrado Gerardo Arenas, del Consejo de Estado, quien tiene en sus manos la decisión de decretar o no las medidas cautelares a Gustavo Petro. De hacerlo, significaría que pronto el destituido alcalde volvería al Palacio de Liévano. Por lo menos hasta que se resuelva de fondo la demanda de nulidad que fue aceptada por el alto tribunal. Y aunque el plazo para pronunciarse se cumple el viernes, El TIEMPO conoció que el documento del Ministerio Público estará encaminado en recalcar que las medidas no proceden, principalmente porque el acto administrativo sancionatorio, en este caso el fallo disciplinario que destituye e inhabilita a Petro, no va en contravía de la Ley ni violó el debido proceso.

Fuentes consultadas por este diario señalaron que ante el argumento principal de la petición que asegura que la Sala Disciplinaria no era competente para destituir al Alcalde de Bogotá sino que le correspondía directamente al procurador Alejandro Ordóñez, el Ministerio Público responderá "con lo que dice la Ley".

La defensa de Petro argumenta que se violó el artículo 278 de la Constitución Política de Colombia en el que se señala que el Procurador debe ejercer directamente la función de desvincular del cargo a funcionarios públicos que hayan incurrido en diferentes faltas, pero ? dicen fuentes del Ministerio Público - olvidan que en el artículo anterior (277), la Constitución dice que "el Procurador por sí o por medio de sus delegados y agentes podrá ejercer la vigilancia superior de la conducta oficial de quienes desempeñan funciones públicas, inclusive las de elección popular, ejercer preferentemente el poder disciplinario, adelantar las investigaciones correspondientes, e imponer las respectivas sanciones conforme a la ley".

Sobre este punto, fuentes de la Procuraduría recuerdan que en la destitución del senador Eduardo Merlano, la decisión también estuvo en manos de la Sala Disciplinaria y que, a pesar de tener el mismo fuero que el Alcalde de Bogotá, no hubo tal discusión. "Si ese es el argumento, entonces el fallo contra Merlano se caería porque también fue la Sala Disciplinaria la que lo destituyó", agregó la fuente de la Procuraduría.

Pero no solo lo que dice la Constitución servirá de argumento para el Ministerio Público. También está el Decreto- Ley 262 de 2000, que habla de la estructura de la Procuraduría y en la que en uno de sus apartes dice que algunas competencias, como conocer los procesos disciplinarios que se adelanten contra el Alcalde Mayor de Bogotá, entre otros, podrán ser delegadas por el Procurador General en el Viceprocurador o en la Sala Disciplinaria y aun así no se perderá su naturaleza de única instancia.

"La argumentación en materia de medidas cautelares por casos de actos administrativos es que estos contradigan la Constitución y acá no se da. Por lo tanto, no hay mérito para decretarlas", señaló una fuente del Ministerio Público cercana al proceso.

El fondo de los argumentos de la Procuraduría estará en que no hubo violación a normas superiores y que la Sala Disciplinaria sí era competente para destituir e inhabilitar a Petro. Justamente sobre ese punto se manifestó el magistrado del Consejo de Estado, Gerardo Arenas, a quien le corresponderá la ponencia de la demanda de acción de nulidad que el destituido Alcalde de Bogotá entabló. El consejero reconoció que la Procuraduría tiene facultades para investigar y sancionar a los servidores públicos, incluidos los de elección popular, pero consideró que en el caso de Petro hubo error porque la decisión no la tomó directamente el Procurador, sino la Sala Disciplinaria.

El hecho de que el asunto también haya sido resuelto en tutela, le da más argumentos a la Procuraduría para sentar su posición, que reitera que la solicitud de otorgar medidas cautelares no tienen mayor sustento.

A partir del momento en que el Consejo de Estado reciba las razones de la Procuraduría, se podría dar en cualquier instante la decisión frente a si decreta o no las medidas a Gustavo Petro. De hacerlo, se da por descontado que la Procuraduría apelará la decisión a través de un recurso de súplica que tendría que ser resuelto en pocos días por el alto tribunal. Y aunque es apresurado decir que Petro volverá al Palacio de Liévano, el presidente Juan Manuel Santos parece alistar terreno. En pocos días se ha referido al tema en varias oportunidades. "Si la justicia me ordena restituir a Petro no vacilaré en cumplir esa orden", fue la declaración que hoy sobre el caso.

REDACCIÓN JUSTICIA

El Tiempo
22/04
16 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio