{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!
1 2

Seguro Popular cubre enfermedades sólo en el papel

En 2012 el Seguro Popular comenzó a cubrir enfermedades históricamente solicitadas por grupos de pacientes como la hepatitis C o el cáncer de colon y recto.

En 2012 el Seguro Popular comenzó a cubrir enfermedades históricamente solicitadas por grupos de pacientes como la hepatitis C o el cáncer de colon y recto. Para hacerlo se les incluyó dentro del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos dedicado a financiar las enfermedades que por su alto costo son capaces de empobrecer a cualquier familia que las padezca, como el cáncer de mama, el cáncer infantil o el VIH/Sida, entre otras.

Sin embargo, desde entonces ha financiado apenas 14 casos de cáncer de colon y recto, la cual provoca alrededor de 4 mil muertes cada año en México, y cinco de hepatitis C, enfermedad que aumenta en 19 mil 300 casos anualmente, según cifras del Inegi y el Instituto Nacional de Salud Pública, respectivamente.

La principal razón de estas cifras es que para todos los pacientes con cáncer colorrectal el Seguro Popular cuenta solo con tres unidades acreditadas para atenderlos, ubicadas en Chihuahua, Yucatán y Campeche; mientras que para hepatitis C solo dos, en el DF y en Sinaloa. Los pacientes de otros estados del país pueden acudir a hospitales públicos cercanos a su casa, pero al no estar acreditados por el Seguro Popular tendrán que pagar el alto costo del tratamiento, y eso si está disponible.

Para que un usuario del Seguro Popular pueda acceder a cualquier tratamiento, independientemente de la complejidad o el costo que tenga, debe acudir a una unidad médica acreditada por la Secretaría de Salud, quien previamente verifica que el hospital o clínica cuente con estándares mínimos de seguridad, calidad y capacidad para atender a los pacientes.

Otras enfermedades tienen un destino similar a las dos mencionadas: aunque el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos también cubre el cáncer de ovario germinal, que afecta a 4 mil mujeres cada año, o el trasplante renal para menores de 18 años, en dos años solo pagó el tratamiento de dos pacientes con estos padecimientos, para los que solo cuenta con tres y cuatro unidades acreditadas en el país, respectivamente.

“Es una manera de distraer el proceso, por un lado el Seguro Popular te dice sí tenemos acceso universal a la salud y ya está incluido tu padecimiento, pero hay una dilación al prestar ese servicio. El ejemplo más claro es con la hepatitis C, este año se devolvió dinero porque no se ocupó el presupuesto porque las unidades no se han acreditado.

“Lo único que hacen es dilatar el proceso de atención, y las personas se siguen muriendo porque no hay acceso igualitario a la salud a pesar de que estás en Fondo (de Protección contra Gastos Catastróficos) no te puedes atender porque no tienes una unidad cercana, tienes que moverte, no tienes recursos para moverte y te mueres. Si eso no es obstaculizar el derecho a la salud, yo no sé qué es”, criticó Luis Adrián Quiroz, integrante de la organización Red de Acceso, dedicada a apoyar a pacientes con enfermedades crónico-degenerativas.

A pregunta expresa, el activista consideró que en el país hay pocos hospitales acreditados debido a que tienen que pasar por un proceso burocrático al que calificó de lento y engorroso.

El Informe de resultados Enero-Junio 2014 del Seguro Popular reconoce que para cubrir las 59 intervenciones del Fondo de Protección contra Gastos catastróficos tiene registrados 319 clínicas y hospitales que han sido acreditados, pero que el 62 por ciento de ellos se concentran en solo 11 estados: Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Chihuahua, Tamaulipas, Jalisco, Nuevo León, Sinaloa, Veracruz, Aguascalientes y Baja California Sur.

Mientras que la capital del país tiene acreditados 42 clínicas u hospitales, estados como Hidalgo y Colima apenas cuentan con tres unidades para la atención de todas las intervenciones del Fondo.

Animal Político
21/08
5 Puntos

Afiliados al Seguro Popular tendrán acceso a hospitales de alta especialidad

Indicó que este esquema enfrenta retos, pero insistió en que también se debe reconocer que ha impactado muchísimo en la reducción de los gastos catastróficos de los pacientes.

Entre 65 y 70 por ciento de los beneficiarios del Seguro Popular no saben qué derechos obtienen al afiliarse a dicho esquema, precisó Javier Lozano, director general de gestión de servicios de salud del Seguro Popular, quien remarcó que ante esta situación "debemos hacer mayor difusión de sus derechos" e incrementar el número de gestores.

En el foro Derechos y responsabilidades de los pacientes, realizado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, destacó que son 57.3 millones los beneficiarios del Seguro Popular.

"Cuando llegamos, hace dos años, 90 por ciento desconocía sus derechos, ahora hablamos de 65 a 70 por ciento. Hemos aumentado el número de gestores, que son quienes acompañan a los afiliados en las unidades médicas, pero hay veces que los pacientes no los identifican, no saben qué hacen, y se sienten desprotegidos", dijo.

Asimismo, informó que en las próximas semanas la Secretaría de Salud firmará un acuerdo con los institutos nacionales de salud y los hospitales regionales de alta especialidad para que atiendan a los afiliados al Seguro Popular en las "intervenciones que no pueden ser cubiertas por sistemas estatales de salud, ya sea por falta de infraestructura, tecnología o insumos, o por la complejidad de los padecimientos".

Indicó que esta "nueva estrategia de intercambio de servicios es un logro, un camino hacia la universalización, porque esto nos abre las puertas hacia el IMSS y el Issste; este es uno de los proyectos (la universalización) más relevantes de esta administración".

Detalló que con "tabuladores especiales", los estados canalizarán a los institutos y hospitales de alta especialidad los recursos que les otorga el gobierno federal. Antes los institutos no recibían dinero del Seguro Popular, sólo lo referente a gastos catastróficos, no lo que conforma el catálogo de este esquema, el cual cubre 285 intervenciones, explicó.

Dijo que aún falta afiliar entre 7 y 8 millones de personas al Seguro Popular, lo que se prevé realizar antes de concluir el sexenio. Indicó que este esquema enfrenta retos, pero insistió en que también se debe reconocer que ha impactado muchísimo en la reducción de los gastos catastróficos de los pacientes. "Lo que gastaban en atención de cánceres, en enfermedades lisosomales era brutal".

Agregó que a fin de reducir el "gasto de bolsillo" en medicamentos en que incurren los pacientes, en el Seguro Popular se impulsa que las unidades que brindan el servicio tengan 90 por ciento de surtimiento de fármacos, calidad en la atención y prevención adecuada para que el dinero se use eficientemente.

Destacó que se está dando seguimiento al recurso para ver cómo impacta en los afiliados, "que no solamente se les atienda, que veamos que se resolvió su problema o que se está resolviendo hasta las últimas consecuencias".

Vanguardia
20/08
2 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio