{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!

El poder de compra del salario mínimo es más del doble que en 2003

 La cifra surge de un relevamiento realizado por Télam, tomando los precios de 25 productos de distinto tipo, de setiembre de 2003 y actuales, en base a información publicada por los diarios Clarín y La Nación, supermercados Coto, y el programa Precios Cuidados.

Del total, en 22 casos se detectó un importante crecimiento del poder adquisitivo entre 26% y 591%, en tanto que en tres hubo una retracción entre 3% y 17% de las cantidades que se podían adquirir hace 11 años y las que se pueden comprar en la actualidad.

Por ejemplo, en setiembre de 2003 se podían comprar con el mínimo 143 litros de nafta súper, que costaba $1,89; y con el nuevo salario serán 369 litros, es decir, 159% más.

En el caso del litro del leche, cuyo precio era de $1,32; el aumento del poder de compra hizo que de 205 litros se pasase a 557 litros, o sea, 172% más.

La cifra surge de un relevamiento realizado por Télam, tomando los precios de 25 productos de distinto tipo, de setiembre de 2003 y actuales twitter Si hace once años atrás, el trabajo con el sueldo más bajo de la escala salarial podía comprar 150 diarios, a razón de $1,80 el ejemplar, a partir de ahora podrá adquirir 550; y si su ingreso le alcanzaba para 12 kilos de helado, que costaba $22, hoy sirve para 55 kilos.

Del mismo modo, a la hora de ir al supermercado, si antes podía cargar el changuito con 104 paquetes de lentejas de medio kilo ahora lo hace con 259; si eran 45 kilos de merluza hoy son 88; de 90 kilos de carne picada pasó a 152; y de 105 de yerba, a 133.

En el periodo analizado también se registran importantes aumentos en la capacidad de compra de verduras y legumbres, como el caso de la papa, de 551 a 765 kilos; y de la cebolla, de 491 a 667.

En productos de limpieza y tocador, de la misma forma, se registran aumentos en las cantidades que se podían y se pueden adquirir: de 458 a 854 litros de lavandina; de 62 a 427 kilos de jabón en polvo; y de 104 a 237 sobres de shampoo,

Los únicos tres rubros donde se verifican aumentos en los precios que le ganan a la capacidad de compra del mínimos son la zanahoria, cuyo consumo baja de 771 a 638 kilos en estos once años; la banana, de 278 a 260; y el pan, de 227 a 220.

Télam
02/09
12 Puntos

El poder de compra del salario mínimo duplica al resto de la región

El salario mínimo en Brasil es de 724 reales, en Chile de 225.000 pesos chilenos y en Uruguay de 6.960 pesos uruguayos.

Así las cosas, un trabajador argentino con su salario mínimo compra 587 litros de leche, un brasileño 230, un chileno, 352, y un uruguayo, 387.

El salario mínimo en Brasil es de 724 reales, en Chile de 225.000 pesos chilenos y en Uruguay de 6.960 pesos uruguayos twitter Esta diferencia entre el poder de compra de los argentinos que perciben el haber más bajo, es una constante entre 13 productos relevados por Télam del Precios Cuidados y comparado con los valores publicados por las cadenas Zona Sul (Brasil), Líder (Chile) y Tienda Inglesa (Uruguay).

Un trabajador que en Argentina recibe el mínimo compra 244 kilos de arroz, 83 de carne, 221 de pollo, 591 paquetes de medio kilo de fideos secos, 476 envases de media docena de huevos, 530 botellas de 900 centímetros cúbicos de aceite de girasol o 314 botellas de litro y medio de Coca Cola.

Por su parte, el brasileño puede adquirir 198 paquetes de arroz; 235 de fideos secos, 29 kilos de carne, 102 de pollo, 132 medias docenas de huevos, 79 botellas de aceite o 186 de gaseosa.

El chileno puede llevar 218 paquetes de arroz, 395 de fideos, 39 kilos de carne y 135 de pollo, 271 medias docenas de huevo, 153 botellas de aceite o 210 de Coca Cola.

Y los uruguayos compran con el mínimo 178 paquetes de arroz, 142 de fideos, 30 kilos de carne y 88 de pollo, 218 medias docenas de huevo, 114 botellas de aceite o 110 de gaseosa.

En el rubro de frutas y verduras, el argentino compra 373 kilos de lechuga, el brasileño, 233, el chileno 191, y el uruguayo 145.

El argentino adquiere 345 kilos de tomate, el brasileño 259, el chileno 237, y el uruguayo 127.

En Argentina, con el mínimo se compran 765 kilos de papa, 374 de manzana, o 259 de banana; en Brasil, 316, 121 y 242, respectivamente; en Chile, 281, 285 y 459 de los mismos productos; y en Uruguay, son 158, 145 y 110.

Télam
02/09
10 Puntos

People Un efecto cascada sobre toda la economía

Los porcentajes no son números chicos para los parámetros de negocios de los supermercados. Desde que se puso en marcha el programa de Precios Cuidados, el Gobierno les hace llenar a las empresas que forman parte del acuerdo una planilla especificando cuáles son sus costos. En el formulario, además les pide a las compañías de consumo masivo que informen cuáles son los proveedores que les quieren trasladar algún aumento de precios considerado "excesivo".

Desde que se puso en marcha el programa de Precios Cuidados, el Gobierno les hace llenar a las empresas que forman parte del acuerdo una planilla especificando cuáles son sus costos. En el formulario, además les pide a las compañías de consumo masivo que informen cuáles son los proveedores que les quieren trasladar algún aumento de precios considerado "excesivo". Mitad en serio y mitad en broma, ya hay más de una empresa que les preguntó a los funcionarios de la Secretaría de Comercio si en la planilla de costos podían denunciar a YPF por las subas constantes en el precio del gasoil.

En el nuevo índice de precios del Indec que fue presentado en febrero pasado, el transporte representa el 13,6% del indicador, mientras que la incidencia puntual de los combustibles no llega al 4 por ciento. Sin embargo, los empresarios de consumo masivo aseguran que sus costos son mucho más sensibles a cualquier aumento en el gasoil.

"Los más afectados por los aumentos en los costos logísticos vía combustibles son los consumidores del Interior, porque todas las subas en los combustibles, por pequeñas que sean, se terminan trasladando a los precios de los productos que llegan a las góndolas", explican en la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), la entidad que reúne a las principales cadenas del Interior.

La logística representa entre 4 y 6 puntos de los costos de los supermercados, dependiendo básicamente del grado de expansión geográfica de cada cadena. Los porcentajes no son números chicos para los parámetros de negocios de los supermercados. El margen bruto de una cadena de supermercados en Buenos Aires hoy ronda el 35%; cuando se descuentan todos los gastos, el resultado neto no supera el 1,5 por ciento.

De acuerdo con la estructura de costos que manejan las cadenas, hoy los sueldos y jornales representan un poco más de la mitad de su margen operativo, mientras que el otro 50% se lo llevan los impuestos, las comisiones de las tarjetas, los alquileres y las nuevas tasas de seguridad e higiene que hoy se aplican en la mayoría de los municipios.

"Los aumentos en los combustibles, y en particular en el caso del gasoil, tienen un efecto cascada en toda la economía. Para el consumidor, se siente no sólo cuando va a la estación a cargar nafta, también impactan en todos los procesos productivos y en la distribución de todos los artículos hasta que llegan a la góndola del supermercado", explicó el economista Camilo Tiscornia.

El panorama es particularmente preocupante para las empresas de logística. "En el último año, el combustible se convirtió en el insumo que más impacta en los costos logísticos, desplazando a los salarios. Y en un sector con reducidos márgenes como el logístico, no nos queda otra alternativa que entrar en una negociación permanente con nuestros clientes, porque estamos obligados a trasladar todas las subas a los costos", señaló Carlos Musante, director de Cedol, la cámara empresaria especializada en distribución y transporte..

La Nación
02/09
2 Puntos

Money La red Com.pr.ar. suma seis nuevas localidades

El secretario de Comercio, Augusto Costa, firmó esta tarde 146 nuevos convenios con pequeños productores y comerciantes de seis municipios de la provincia de Buenos Aires que se incorporan a la red de almacenes y supermercados que integran la red federal COM.PR.AR.

"Cuando en enero pensamos la política de Precios Cuidados éramos conscientes que teníamos que integrar a los comercios más pequeños y acercarnos a cada barrio de las distintas localidades del país", dijo Costa duante un acto celebrado en la secretaria, ante los comerciantes y funcionarios de los seis municipios que se incorporan: Chacabuco, General Arenales, Pinamar, Saavedra, San Miguel del Monte y San Isidro.

La Secretaría informó a través de un comunicado que el funcionario destacó la importancia "de llegar a los barrios con esta política que brinda señales de transparencia y estabilidad en materia de precios”.

Los pequeños productores locales como los comerciantes se suman al conjunto de más de 2.000 comercios de proximidad de todo el país que conforman la red COM.PR.AR., presente en cuatro provincias: Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Corrientes.

Además, con la incorporación de estos municipios, ya son 57 las localidades donde la política de Precios Cuidados actúa como referencia de precios.

Costa estuvo acompañado por el coordinador nacional de la red COM.PR.AR, Santiago Fraschina.

Télam
28/08
16 Puntos
1

Buitres, piquetes y después

Fue una buena iniciativa ese programa, acaso la mejor para ir paliando la inflación. En contexto de problemas económicos preocupantes, de una cierta aunque persistente pérdida de empleo, los ruidos con el dólar, inflación menor pero inflación al fin, y mientras siguen circulando ladrillazos en torno de la disputa con los fondos buitres, comienza otro paro de rutina. ¿Tendrá el Estado capacidad de aplicar esas leyes bien intencionadas.

En contexto de problemas económicos preocupantes, de una cierta aunque persistente pérdida de empleo, los ruidos con el dólar, inflación menor pero inflación al fin, y mientras siguen circulando ladrillazos en torno de la disputa con los fondos buitres, comienza otro paro de rutina. Esta vez viene desdoblado: un día de piquetes y otro de paro real sin amuchamientos multitudinarios y con una ausencia igualmente estelar, la de los muchachos de la UTA. Casi como si se tratara de un concierto de rock: un día más estelar (Moyano) y el otro con teloneros (CTA disidente, izquierdas). Este columnista cree que ya escribió esta línea entre tierna, fraterna e irónica: cómo extraño al compañero Saúl Edolver Ubaldini, José Campera según el retrato bastante gorila de Tato Bores, que sí lideraba en los paros (excesivos) enormes movilizaciones cegetistas con decenas de miles de compañeros en las calles, encolumnados en sus extensos, más unidos y muy diversos sindicatos. Qué pobres suenan estos paros de rutina, convocados como para la tribuna y con bonitos guiños dedicados a los sectores más conservadores, en relación a tantas buenas luchas sindicales acumuladas en la Argentina, aun cuando se puedan compartir no pocas preocupaciones más que legítimas de los trabajadores.

Es otro paro más, ya algo anodino, excepto por el prolijo seguimiento que hagan de él los medios opositores (casi convertidos en panfletos de agitación y propaganda, con cronogramas y programas de cortes) y por las broncas de la gente atrapada en los piquetes. La izquierda, a la que hay que reconocerle sus buenos méritos en todos estos años por una persistencia política y militante que le rindió frutos interesantes en términos de presencia fabril e incluso electoral, hace cosas llamativas. Aportan un poco más de medianía, banalidad y repetición al debate político mediático: es siempre más fácil y rentable enfrentar a un gobierno/Estado, visible, que al poder económico corporativo, siempre más fantasmal o sinuoso.

Griesa, aprendiz de brujo

Por conservador, por despecho, por inútil, por no entender nada de la materia en la que viene fallando y fallando, el juez neoyorquino Thomas Griesa (“juez de Avellaneda”, dijo de él Raúl Zaffaroni) ha puesto al mundo patas para arriba. Armó lo que la gente del común llamaría un bolonqui de órdago desencadenando guerras de malos contra malos, de ricos contra ricos (robo la definición del periodista Mario Wainfeld). Se vienen, ya comenzaron, juicios contra bancos, nuevas incertidumbres en mundos jocosamente calificados como serios y previsibles. Tres cuartas partes del mundo, incluido lo peor del capitalismo, acuerda en que los fallos de Griesa son un espanto. A la Argentina le armó el bolonqui que nos compete; pero sus fallos, que a la vez vienen inseguros, homeopáticos, en incómodas cuotas, afectan la estabilidad del capitalismo financiero mismo.

¿Qué hace el kirchnerismo? La pelea. Y la pelea inventando una tras otra nuevas iniciativas a desplegar en un mapa de incertidumbres. Porque no existen manuales de instrucciones para superar tanta incertidumbre. Puede que el Gobierno cometa alguna pifia pero al menos tiene convicción, un rumbo y una estrategia clara. Puede que le sobren decibeles a su discurso. Pero siempre en la comparación pierde por inconsistencia, ignorancia, oportunismo, negligencia, pura fiaca, la oposición. Que dice que no apoyará la ley que cambia la sede de pago sin proponer proyectos alternativos. Promete Sergio Massa un proyecto distinto y el proyecto por supuesto no aparece. Pero añade la palabra “consenso” y entonces parece que el no proyecto adquiere algún brillito.

Última medida oficial para apurar las cosas: el Banco Central acaba de retirarle la licencia al Bank of New York Mellon para operar en el país. Es otro apriete para que se puedan terminar de pagar los bonos de la deuda argentina que Griesa trabó. Al banco neoyorquino, dijimos, se le vienen juicios. Magnates escasamente filántropos o marxistas como George Soros cuestionan lo que anda sucediendo en este mundo patas para arriba. Otro ricachón y acreedor del país (dueño todavía de parte de Cablevisión/ Clarín y de Telecom), David Martínez, no sólo salió a cuestionar estas cosas. Operando para el gobierno kirchnerista apuró una definición radical: me sumo a la propuesta del gobierno de cambiar la sede de pago, dijo en otras palabras. Añadió por si fuera poco que esa es la mejor manera de aislar tanto al juez Tomas Griesa como a los fondos buitres.

Los otros ruidos, los peores

El que suscribe hace la Gran Moyano, la que en este caso es sensata, mirar los precios en las góndolas del súper del barrio. Pero ya no para constatar si suben o no los precios (que siguen subiendo) sin para casi llorar por la cada vez menor presencia de los cartelitos de Precios Cuidados (cuando los hay no está la mercadería). Fue una buena iniciativa ese programa, acaso la mejor para ir paliando la inflación. Pero se necesita un Estado mucho más eficiente que el que tenemos ?o buscar otros mecanismos de participación social? para implementarlo. De la duda sobre Precios Cuidados, sin necesidad de ser liberal, uno pasa entonces a los proyectos de ley que se discuten en estos días sobre abastecimiento y eso que el kirchnerismo llama con encomiable esfuerzo protección de usuarios y consumidores frente a los abusos de los sectores concentrados de la economía. Sucede que hay un problema real, complementario, de eficiencia, de herramientas de control, de gestión. ¿Tendrá el Estado capacidad de aplicar esas leyes bien intencionadas? ¿Hacen alguna mella las multas a empresarios especuladores siempre judicializadas por estos o las amenazas de clausura? El que escribe sencillamente no lo sabe, pero es más bien escéptico en este punto.

Y mientras todo esto sucede, la fragmentación opositora, sus dudas, aparentemente con ventaja estratégica para la candidatura presidencial de Mauricio Macri si se consuma la alianza con FAUNEN. ¿Cuál es la última frasecita de la ensaladera opositora? La de Francisco de Narváez: “Voy a ser gobernador”, salió a decir con nuevos bríos, apelando a otra recorrida más en busca de la alianza que sea: Daniel Scioli, Mauricio Macri, Sergio Massa, Julio Cobos, da igual. Su ventaja: la derecha no tiene un candidato a gobernador en la provincia que se lleva casi el 40 por ciento de los votos nacionales.

Al columnista no le queda otra que repetirse en este proceso de inconsistencias opositoras que lleva años. Poca cosa tienen que ofrecer como para ofrecer un proyecto nacional atractivo y consistente.

 

DZ/vr

Diario Z
28/08
2 Puntos
1

Vuelven los artilugios para burlar los Precios Cuidados

Según la Secretaría de Comercio, en la actualidad sólo en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires hay más de 200 autoservicios chinos adheridos a Precios Cuidados, pero en los hechos, en una recorrida hecha por LA NACION entre una decena de locales de la lista prácticamente no se encontraron los productos de la canasta. El modelo no nació con la llegada de Costa y Langer a la Secretaría de Comercio, y con algunas variables es la misma política que había implementado Moreno.

Desde el promedio de edad de los funcionarios hasta un trato mucho más amable, son varias las cosas que cambiaron en la Secretaría de Comercio con el reemplazo de Guillermo Moreno por Augusto Costa. Sin embargo, lo que se mantuvo prácticamente inalterable fueron las estratagemas a las que apelan las empresas fabricantes y los supermercados para eludir los controles de precios oficiales, en la mayoría de los casos con la vista gorda de los funcionarios.

Si bien los empresarios reconocen como un adelanto la decisión del equipo que lidera Costa de dejar por escrito los acuerdos, como sucede con los Precios Cuidados, en voz baja advierten que en muchos casos continúan aplicando los ardides que aprendieron negociando mano a mano con Moreno.

Éstos son algunos de los atajos a los que apelan las empresas:

Lo mismo, pero más chico

Para burlar los congelamientos, una de las tácticas más usadas por las empresas en tiempos de Moreno, y que ahora se repite, es la reducción de los paquetes, para ofrecer menos cantidad de un producto sin tocar el precio, lo que en los hechos implica un aumento encubierto. Un ejemplo es el de la marca de pañales Baby Sec, de la compañía Papelera del Plata, que en la revisión de precios de julio bajó el precio en $ 2 para las presentaciones que integraban Precios Cuidados, pero al mismo tiempo redujo la cantidad de unidades, lo que implica un incremento real de entre 4 y 7%. Pero antes que Papelera del Plata, Mondelez ya había hecho lo mismo con las galletitas Express, y Coca-Cola con el agua mineral Kin.

Cambio de marca

En otros casos, lo que hacen las empresas es cambiar de marcas de manera de reducir el impacto del congelamiento de precios en su negocio. Fue la decisión que tomó Molinos hace un par de meses, cuando retiró de la lista oficial a su marca principal de arroz Gallo, dejando en su lugar a Lucchetti, una línea más económica de la misma empresa.

La trampa de los ponderados

En la mayoría de los casos, las tácticas para burlar los controles están a cargo de las empresas y en la Secretaría de Comercio se limitan a hacerse los distraídos. Sin embargo, en ciertas circunstancias es el propio Gobierno el que apela a medidas "para la tribuna".

El mejor ejemplo es lo que sucedió hace un par de meses cuando se inició la segunda ampliación de la lista de Precios Cuidados. El ministro Axel Kicillof había informado que la nueva lista venía acompañada con un incremento promedio del 4%.

Pero al mejor estilo de los aumentos ponderados de la época de Moreno, el 4% se lograba compensando subas mucho más altas en los productos sensibles de la canasta básica, como la yerba mate (que sufrió una suba del 10%), azúcar (8%) y jabón en polvo (9%), y dejando congelados el dulce de batata Arcor y los jugos Mocoretá.

Sacrificio de productos

De los tiempos de Moreno también viene la política de las compañías de sacrificar alguna marca o producto en el que se termina trabajando prácticamente a pérdida para obtener el visto bueno oficial para aumentar el resto de su portafolio. El mejor ejemplo en la época morenista era el Big Mac, que McDonald's había dejado de promocionar en sus locales porteños porque el Gobierno le había pedido que lo mantuviera un 50% más barato que el resto de sus sándwiches.

Ahora algo parecido ocurre con la marca de agua Bonaqua, de Coca-Cola, que originalmente había sido lanzada para competir contra las marcas líderes como Villa del Sur, Villavicencio y Eco de los Andes, y hoy, de la mano de Precios Cuidados, es un 20% más barata.

Congelamientos a cambio de DJAI

Para las grandes cadenas de supermercados, los Precios Cuidados se convirtieron en una moneda de cambio para negociar con el Gobierno alguna facilidad en el ingreso de mercadería importada. El modelo no nació con la llegada de Costa y Langer a la Secretaría de Comercio, y con algunas variables es la misma política que había implementado Moreno. "A cambio de adherir a Precios Cuidados, a las grandes cadenas de retail se les agilizaron los pedidos de ingresos de mercadería china", denunció la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que contrastó que en rubros como textiles o audio y video la presencia de los artículos chinos en las góndolas de los supermercados se duplicó en los últimos seis meses.

Los chinos sólo para la foto

Otra práctica que se mantuvo inalterable es la adhesión de palabra de los autoservicios chinos a los acuerdos de precios. Los comerciantes orientales no tienen ningún problema en participar de las ceremonias oficiales y después seguir trabajando como si nada hubiera pasado. Según la Secretaría de Comercio, en la actualidad sólo en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires hay más de 200 autoservicios chinos adheridos a Precios Cuidados, pero en los hechos, en una recorrida hecha por LA NACION entre una decena de locales de la lista prácticamente no se encontraron los productos de la canasta. El carácter testimonial de la adhesión de los chinos a Precios Cuidados llega a tal punto de que el comercial protagonizado por Andrés Chiang, que se emite en los entretiempos de Fútbol para Todos, en realidad no se filmó en un autoservicio oriental sino en un supermercado de Avellaneda de la cadena Josimar, según dicen los comerciantes..

La Nación
25/08
10 Puntos
1

Supermercados Chinos analizan dejar los “Precios Cuidados”

Los dueños de dichos comercios argumentan que la medida “desoye los reclamos por el abastecimiento de productos”.

Miguel Calvete (presidente de supermercados chinos) anticipó que probablemente los propietarios del rubro que nuclea desistan de continuar con el programa Precios Cuidados.

Según consideran, la disposición “desoye los reclamos por el abastecimiento de productos”, por lo que analizan dejar de incluir en su venta la disposición del Gobierno Nacional.

“Con el gobierno nos reunimos constantemente, hablamos, hablamos?, pero después no pasa nada. Hasta tanto no haya más comercios de proximidad, más incorporación al programa sobre todo de productos o empresas de lácteos, esto no se va a solucionar”, sostuvo el directivo.

Por último, y vinculado al problema de abastecimiento agregó: “no estamos recibiendo los productos que nos hemos comprometido a vender porque los mayoristas o distribuidores no nos entregan la mercadería, debería incluir en el programa más a las grandes compañías, que son las que tienen sistemas de distribución propios, para evitar el desabastecimiento”.

lv7.com.ar

Seprin
25/08
8 Puntos

La bolita de nieve de Kicillof

Mientras el viceministro de Economía, Emmanuel Agis, rechazaba la posibilidad de que el Gobierno produjera otra devaluación, el dólar oficial subía casi 7 centavos, transformándose en la segunda escalada más alta del año. ¿Cómo sucedió que ese centavo -una ruedita de cobre de 1,9 centímetros con la cara de Abraham Lincoln- se hizo bolita y rodó hacia el sur del continente, transformándose en una gran bola de 140.000 millones de dólares.

  

Todo empezó hace muchos años, tantos que es difícil precisar. (Pueden ser 200. Pueden ser 150. La memoria es miope. A más de 20 o 30 años de distancia ve todo borroso.)

La fábula nacionalista dice que, en cuclillas, sobre la cima de alguna montaña de Estados Unidos, el Tío Sam sacó de su bolsillo un penny -la moneda de un centavo de dólar-, la besó, la apoyó de canto sobre la nieve y, sonriendo malévolamente, la impulsó ladera abajo con un golpe seco del meñique. Pif.

Ese "pif" -explica la fábula nacionalista, siempre presta a simplificar- fue la primera nota de la partitura de la banda de sonido de nuestra deuda externa. ¿Cómo sucedió que ese centavo -una ruedita de cobre de 1,9 centímetros con la cara de Abraham Lincoln- se hizo bolita y rodó hacia el sur del continente, transformándose en una gran bola de 140.000 millones de dólares? ¿Por qué razón en casi dos siglos no pudimos detener "la bola" que nos tiró el Tío Sam, disponiendo de todos los recursos naturales y humanos?

Malas noticias. En este juego de bowling, que pudo haber empezado con el préstamo de la Baring Brothers en 1822, Paul Singer acaba de hacer strike volteando un canje de deuda (200 años juntándoles los palos a los gringos).

Pero ahora Kicillof dice que la bola es bolita. Observemos, pues, la bolita: fin de la posibilidad del crédito internacional (deseado tanto por el gobierno nacional como por gobernadores opositores). Freno a la inversión por incertidumbre. Puestos laborales que si se pierden no se reponen. Devaluación en incómodas cuotas. Inflación del 40. Dólar blue cerca de 14.

¿Qué hace un chico con fobia a los perros cada vez que en la calle ve uno? Cruza. ¿Y qué hace un argentino cuando ve venir una devaluación? Cruza al dólar. A diferencia de la fobia, que muchas veces es irracional, el Estado argentino muerde en serio: en los últimos 40 años, le arrancó de un tarascón 13 ceros a la moneda.

Sin embargo, en su discurso en la Bolsa de Comercio, la Presidenta invitó a los empresarios a acariciar al can: "Estamos ante la oportunidad histórica de generar un mercado de capitales propios en la Argentina. ¿Por qué no agrandar este mercado de capitales con nuestro propio ahorro interno?". O sea: "Reconozco que ya no van a venir inversiones. Así que tráiganla y pónganla, que la ley de abastecimiento ladra, pero no muerde. Acarícienla que no les va a hacer nada".

Hasta ahora, nadie se arrimó al bicho.

La nueva ley de abastecimiento aumenta y efectiviza las multas a las empresas que no se avengan a los criterios fijados por el Gobierno. Es decir, a los que suban los precios. (Recordemos que es cierto que muchas firmas realmente se llenaron los bolsillos durante esta década.) Pero el método es curioso: Precios Cuidados tuvo escaso éxito, entonces, ¿qué otra solución se le ocurre al Gobierno? ¡Más control de precios! Kicillof no cree haber errado el remedio, sino la dosis.

La brecha más grande no es entre el oficial y el blue, sino entre el discurso y la realidad. Mientras el viceministro de Economía, Emmanuel Agis, rechazaba la posibilidad de que el Gobierno produjera otra devaluación, el dólar oficial subía casi 7 centavos, transformándose en la segunda escalada más alta del año. Y mientras Cristina invitaba a los empresarios a invertir, les presentaba una ley que le da al Estado la potestad de controlar cada una de las etapas de un proceso productivo.

Lo que cayó en default es la credibilidad.

Como decía un empresario que se fue silbando bajito de la Bolsa: "¿Invertirla ahora, con las reglas de juego que te cambian de un día para el otro? Ni loco. El kirchnerismo te atropella con el auto y después te denuncia por abollarle el capot"..

La Nación
24/08
0 Puntos
1

Comercios chinos analizan retirarse del programa Precios Cuidados

Los supermercados chinos evalúan la posibilidad de retirarse del programa Precios Cuidados debido a que el Gobierno "desoye los reclamos y problemas existentes en el abastecimiento de productos".Así lo indicó el presidente de la Asociación de Supermercados Chinos (ASC), Miguel Calvete, quien dijo que "con el gobierno nos reunimos constantemente, hablamos, hablamos... Pero después no pasa nada".

Los supermercados chinos evalúan la posibilidad de retirarse del programa Precios Cuidados debido a que el Gobierno "desoye los reclamos y problemas existentes en el abastecimiento de productos".

Así lo indicó el presidente de la Asociación de Supermercados Chinos (ASC), Miguel Calvete, quien dijo que "con el gobierno nos reunimos constantemente, hablamos, hablamos... Pero después no pasa nada".

"Hasta tanto no haya más comercios de proximidad, más incorporación al programa sobre todo de productos o empresas de lácteos, esto no se va a solucionar", manifestó Calvete.

El titular de la ASC destacó que las cámaras que nuclean a grandes supermercados y centros de venta del interior del país "también analizan salirse del programa de Precios Cuidados, debido a los problemas de abastecimiento".

"No estamos recibiendo los productos que nos hemos comprometido a vender porque los mayoristas o distribuidores no nos entregan la mercadería", explicó Calvete.

Y advirtió que el Gobierno "debería incluir en el programa más a las grandes compañías, que son las que tienen sistemas de distribución propios, para evitar el desabastecimiento"

El día
23/08
2 Puntos
1

Supermercados analizan salir del programa Precios Cuidados

Cadenas de supermercados y autoservicios chinos "analizan" retirarse del programa "Precios Cuidados" porque consideran que el gobierno "desoye los reclamos y problemas existentes en el abastecimiento de productos".

 Así lo reveló este viernes el presidente de la Asociación de Supermercados Chinos, Miguel Calvete, quien se quejó de que "el gobierno sigue mirando para el costado los problemas de abastecimiento" y por esa razón la entidad "analiza salir del programa".

 En declaraciones a NA, Calvete lamentó que "con el gobierno nos reunimos constantemente, hablamos, hablamos..., pero después no pasa nada".

 "Hasta tanto no haya más comercios de proximidad, más incorporación al programa sobre todo de productos o empresas de lácteos, y se sigan incorporando grandes firmas a las listas, esto no se va a solucionar", advirtió el directivo.

 Calvete señaló que las cámaras CAS y FASA, que enrolan a grandes supermercados y centros de venta del interior del país, "también analizan salirse del programa de precios cuidados, debido a los problemas de abastecimiento".

 "No estamos recibiendo los productos que nos hemos comprometido a vender porque los mayoristas o distribuidores no nos entregan la mercadería", explicó Calvete. Consideró que el gobierno "debería incluir en el programa más a las grandes compañías, que son las que tienen sistemas de distribución propios, para evitar el desabastecimiento".

 "Los distribuidores entregan poco o nada, le entregan por ejemplo a los locales exprés de los supermercados grandes y a nosotros nada", se quejó el titular de la asociación de supermercados chinos.

 Calvete insistió en que "en todo falta apoyo del gobierno" y alertó que "si esto sigue analizamos irnos del plan".

 Argumentó que el programa de "Precios Cuidados" no compromete a las empresas a quedarse por un año, al señalar que "si el gobierno no cumple no hay mucho que pensar, podemos decir que nos vamos del programa y listo".

 Al opinar sobre las reformas a la ley de Abastecimiento, Calvete señaló que "la ley reforma es buena, pero todo dependerá de cómo se aplique, si la aplican mal será mala y si la aplican bien será buena".

Diario Popular
23/08
7 Puntos
1

Los supermercados chinos evalúan dejar de ofrecer Precios Cuidados

Crédito: Adrián EscandarCadenas de supermercados y autoservicios chinos "analizan" retirarse del programa "Precios Cuidados" porque consideran que el gobierno "desoye los reclamos y problemas existentes en el abastecimiento de productos".Los aseguró el presidente de la Asociación de Supermercados Chinos (ASC), Miguel Calvete, quien dijo que "con el gobierno nos reunimos constantemente, hablamos, hablamos..., pero después no pasa nada".
Crédito: Adrián Escandar

Cadenas de supermercados y autoservicios chinos "analizan" retirarse del programa "Precios Cuidados" porque consideran que el gobierno "desoye los reclamos y problemas existentes en el abastecimiento de productos".

Los aseguró el presidente de la Asociación de Supermercados Chinos (ASC), Miguel Calvete, quien dijo que "con el gobierno nos reunimos constantemente, hablamos, hablamos..., pero después no pasa nada". "Hasta tanto no haya más comercios de proximidad, más incorporación al programa sobre todo de productos o empresas de lácteos, esto no se va a solucionar", advirtió el directivo.

El titular de la ASC destacó que las cámaras CAS y FASA, que enrolan a grandes supermercados y centros de venta del interior del país, "también analizan salirse del programa de Precios Cuidados, debido a los problemas de abastecimiento".

"No estamos recibiendo los productos que nos hemos comprometido a vender porque los mayoristas o distribuidores no nos entregan la mercadería", explicó Calvete. Consideró que el gobierno "debería incluir en el programa más a las grandes compañías, que son las que tienen sistemas de distribución propios, para evitar el desabastecimiento".

Infobae
23/08
2 Puntos

Sports Ventas de alimentos y bebidas a nivel mayorista creció 2 por ciento en el primer semestre

También señaló que el consumidor medio realiza compras en 4,5 lugares en promedio, buscando mejores precios.Luego, en diálogo con Télam, Sosa se refirió al auge que vuelven a tener las marcas propias de los supermercados en las preferencias de los consumidores.

En ese sentido, el directivo consideró que en el interior del país no tuvieron un mejor desempeño dado que muchas economías regionales fueron afectadas por temas climáticos o bien por una cuestión de competitividad.

Respecto del trimestre julio-septiembre dijo que se registró una “caída mínima” en la comercialización y adelantó que  “quizá el año termine con algo de caída” en las ventas.

Guida habló con los periodistas en el marco del cuadragésimo sexto congreso del sector de los distribuidores mayoristas que deliberó en el IAE Business School, de la Universidad Austral, en al partido bonaerense de Pilar.

Consultado sobre la información que indica que uno de cada cuatro consumidores realiza sus compras en los supermercados mayoristas, dijo que “hay crecimiento en la venta al público minorista, pero no es trascendente”.

Al ser consultado sobre este incremento en las ventas, cuando las cadenas de supermercados y los supermercados chinos dan cuenta otro panorama, Grida dijo que eso se debe a que “la gente hace compras en los negocios de la proximidad” que se abastecen de los distribuidores mayoristas.

Respecto de los Precios Cuidados señaló que es un plan que resultó beneficioso especialmente para las grandes cadenas supermercadistas porque son ellas las que encabezan las ventas de artículos de primera necesidad.

Sostuvo que los autoservicios chinos no registran buen nivel de ventas porque sus precios son altos y no todas las cadenas lograron incorporarse al plan de Precios Cuidados.

El congreso de los distribuidores mayoristas tuvo distintos oradores entre los que se incluyó la directora de negocios de la consultora de consumo masivo CCR, Patricia Sosa, quien  reiteró conceptos del informe denominado Pulso Social, en lo referente a que en materia de los nuevos hábitos de compra “se profundiza la compra pequeña, la mayoría son de reposición y la compra impulsiva está descartada”.

“Todo pasa por la búsqueda de precios, las promociones y las ofertas. Hay migración de marcas. No hay fidelidad, se aprovechan las ofertas de los Precios Cuidados”, indicó. También señaló que el consumidor medio realiza compras en 4,5 lugares en promedio, buscando mejores precios.

Luego, en diálogo con Télam, Sosa se refirió al auge que vuelven a tener las marcas propias de los supermercados en las preferencias de los consumidores. “Se prefiere marca propia en categorías funcionales como galletitas, enlatados, soda, papel higiénico, productos de limpieza y no perecederos”, describió.

“Las marcas propias se impusieron en el 2001-2002 y ahora están instaladas y el consumidor las observa como una oportunidad más”, reflexionó.

Por su parte, el distribuidor alimenticio Lucio Di Santo, también de Rosario,  dijo que durante el primer semestre se registró una baja en volumen de las ventas y señaló que las marcas propias crecen en rubros como fiambres, duraznos, atún, galletitas y tomates.

Sobre el proyecto de reforma a la Ley de Abastecimiento, Guida dijo que el Estado “no puede tener el control de los márgenes de utilidad” y rentabilidad comercial.

Télam
22/08
10 Puntos
1

Inversiones afectadas y aumento de corrupción, efectos de los precios cuidados en Venezuela

Otro de los puntos en los que hizo foco fue en la corrupción: "Entes del Estado que el propio Estado tuvo que intervenir porque se ha dado cuenta de que dentro de su organismo se generó la corrupción". Además, marcó una sutil diferencia en la práctica que debe ejercer el Estado: "Hay productos de primera necesidad que necesitan ser controlados, pero hay una serie de insumos de bienes y servicios que necesitan tener vigilancia pero no el control del Estado".
Crédito:

Desde que se anunció el programa de Precios Cuidados, las dudas sobre su correcta aplicación y efectos secundarios en el mercado y consumo diario se fueron incrementando. En Venezuela, hace ocho meses que rige un esquema similar denominado Precios Justos y Manuel Olivieri, abogado especialista en derecho tributario de ese país, habló con InfobaeTv sobre el funcionamiento a lo largo de este tiempo.

La conclusión general del entrevistado fue "bien negativa" porque "las inversiones se han reducido considerablemente y por el camino que vamos se van a seguir reduciendo". Además, marcó una sutil diferencia en la práctica que debe ejercer el Estado: "Hay productos de primera necesidad que necesitan ser controlados, pero hay una serie de insumos de bienes y servicios que necesitan tener vigilancia pero no el control del Estado".

Otro de los puntos en los que hizo foco fue en la corrupción: "Entes del Estado que el propio Estado tuvo que intervenir porque se ha dado cuenta de que dentro de su organismo se generó la corrupción". Y ejemplificó con el caso más común: "Desviar los productos hacia otros sitios que no son donde se deberían distribuir en forma adecuada".

"En Venezuela el Estado ha formado empresas para realizar lo que antes realizaban los particulares. De aplicarse eso en la Argentina, que no se haga bajo el esquema que se aplica en Venezuela porque, si no, van a caer en las distorsiones que nosotros tenemos en el mercado. Se debe dar en el marco legal de la Argentina, respetándole al contribuyente sus derechos", manifestó Olivieri.

El especialista explicó cuál es el objetivo del gobierno de Maduro con este programa y cuáles son las bases de su aplicación: "La ley, presuntamente, busca frenar lo que el gobierno venezolano denominó 'guerra econñomica'. Estableció mecanismos para que las empresas y personas que se dedican a las actividades comerciales establezcan el precio de sus productos y toman como margen de ganancia un 30% sobre la estructura de costo. Esto quiere decir que primero hay que determinar cuál es la estructura de costo".

"Un punto álgido de la ley es que hay que someterla a la consideración del órgano de control del Estado. Esto influye porque en Venezuela, como en Argentina, hay una inflación galopante y los costos de reposición deben formar parte de una estructura de costos".

Primero te fiscalizan, te hacen la revisión, y en ese mismo momento te imponen la sanción. Y, después de eso, recién te podés defender".
Infobae
20/08
4 Puntos

Money Prevén una tendencia de desaceleración de los precios

El secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, estimó que habrá una tendencia "de variación de precios hacia niveles menor" en lo que resta del año, y atribuyó la cifra de inflación oficial de 1,4 por ciento en julio a factores estacionales.

"La perspectiva para los próximos meses es que continúe la tendencia actual hacia una convergencia en la tasa de variación de precios hacia niveles menor, y consistente con los objetivos de la política económica", proyectó Costa.

El funcionario señaló en una entrevista con Tiempo Argentino que la inflación oficial de julio de 1,4 por ciento, superior al 1,3 del mes previo, "no implica un quiebre en la tendencia a la desaceleración de los últimos meses" sino que "refleja un componente de estacionalidad" vinculado al impacto de las vacaciones de invierno, a lo que se sumó la suba en el rubro Transporte por el alza en el boleto de colectivo. 

Costa dijo que "estos aumentos estacionales fueron contrarrestados nuevamente por la evolución por debajo del promedio del rubro Alimentos y Bebidas" que lo adjucó, entre otros factores, al plan Precios Cuidados "que evita aumentos abusivos por parte de empresas y comercios". 

La Prensa
18/08
14 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio