{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!

Cómo funciona la máquina de humo del Gobierno

Los narcotraficantes y lavadores de dinero que se mudaron a la Argentina no deberían temer al nuevo Código Procesal Penal. En aquel entonces también el Gobierno la presentó como un instrumento imprescindible para desconcentrar el poder de los grandes multimedios, democratizar la palabra y generar más pluralismo y más diversidad. Este juicio tiene una serie de condimentos muy curiosos que, en un sistema ideal, deberían ser revisados en alguna otra instancia.

Lo único que parece funcionarle al gobierno argentino es una inmensa máquina de humo que sirve para distraer a los medios y la oposición mientras se agravan los problemas reales cada día más. Y no sólo funciona como método de distracción. La máquina también parece ser de gran utilidad para ocultar favores a los empresarios amigos y evitar que la Presidenta y sus principales ministros sean juzgados y condenados desde ahora y, en especial, a partir de que Cristina Fernández deje de ser la jefa del Estado.

Vamos por partes. El proyecto de ley de hidrocarburos que se discute ahora mismo, por ejemplo, no contempla grandes cambios, excepto la regulación para el nuevo tipo de combustible que se extraerá de la zona de Vaca Muerta. Casi todo lo demás tiende a mantener el statu quo. Desde las enormes ventajas para YPF y el resto de los socios que acaparan el 49% de las acciones de la petrolera hasta la cláusula que les permite a los amigos del Gobierno como Lázaro Báez la posibilidad de prorrogar la exploración y explotación de los pozos que en su momento le fueron adjudicados de una manera, por lo menos, sospechosa. Lo escribió ayer, en un comunicado muy explícito, el candidato a jefe de gobierno de la ciudad Sergio Abrevaya. Pero lo saben y lo dicen desde Daniel Montamat, uno de los mayores expertos en temas energéticos de la Argentina, hasta cualquier gerente de campo que entienda algo de renta petrolera.

Es muy difícil que con el mero trámite de aprobar la ley empiece a mejorar la desastrosa política energética del Gobierno, cuyas consecuencias se sienten con cada apagón en cada barrio de la ciudad y en muchas localidades bonaerenses. Y también se sienten en la macro y la microeconomía de todos los días. El agujero de 15 mil millones de dólares que supone importar energía cada año, el cepo cambiario, la inflación y la recesión tienen su origen en el problema energético.

La máquina de humo se volvió a activar con la presentación del nuevo Código Procesal Penal. Hay decenas de expertos, dentro y fuera del Gobierno, que reconocen que contiene muchos aspectos elogiables, como la agilidad que se pretende imprimir a los juicios en general. Pero los técnicos más detallistas están muy preocupados por dos aspectos que agravarían todavía más las incongruencias del sistema. Uno, como se repitió hasta el cansancio, es la idea de dar más poder a los fiscales para instruir las causas más complejas y sensibles. Eso sería perfecto en un Estado ideal, donde el procurador general, jefe de los fiscales, fuera autónomo, independiente del poder político, y no un brazo ejecutor de los caprichos del presidente de turno. Pero en el mundo real, o en el planeta que va a perdurar hasta diciembre de 2015, la procuradora seguirá siendo Alejandra Gils Carbó y la jefa del Estado continuará siendo Cristina Fernández. Es decir, las mismas personas que se confabularon para intentar "voltear" al fiscal José María Campagnoli y presionar a otros que pretendieron o pretenden investigar al vicepresidente Amado Boudou y varios ministros sospechados de corrupción.

El otro aspecto controvertido y sospechoso se puede leer en el artículo 5. Cualquiera que haya prestado atención al texto se habrá dado cuenta de que impide volver a investigar o reabrir una causa en la que esté involucrado un funcionario que ya haya sido sobreseído. Es decir, si la ley se aprueba tal como fue redactado el proyecto, es posible que el expediente por el que Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner fueron sobreseídos en la Navidad de 2009, en la causa por enriquecimiento ilícito, no se pueda reabrir más. Este juicio tiene una serie de condimentos muy curiosos que, en un sistema ideal, deberían ser revisados en alguna otra instancia. Para mencionar los más escandalosos: el juez Norberto Oyarbide dictó el sobreseimiento en tiempo récord, sin tomar debida nota de que los peritos contables de la Corte Suprema no habían determinado que la declaración jurada de Néstor y Cristina estuviera muy prolija; ni el magistrado ni el fiscal interviniente le prestaron atención a la lista de inconsistencias que señaló un alto funcionario de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas en la contabilidad personal del ex presidente y de la actual jefa del Estado.

Por último, el nuevo Código Procesal Penal no contempla ninguna modificación sustancial sobre las penas que les deberían caber a los extranjeros que cometen delitos. Es verdad que la Presidenta, en los últimos días, se mostró como una de las más entusiastas adherentes de la doctrina Berni, quien abogó por la deportación de los extranjeros que delinquen. Pero cuando se revisa el texto del proyecto, no hay nada que permita inferir que eso vaya a suceder. Al contrario: parece una jugada calcada de otras iniciativas controvertidas, como la ley de medios. En aquel entonces también el Gobierno la presentó como un instrumento imprescindible para desconcentrar el poder de los grandes multimedios, democratizar la palabra y generar más pluralismo y más diversidad. Cuando la exhibieron de manera pública, una gran parte de la sociedad la recibió con vivas y aplausos. ¿Qué argentino de bien podía estar en contra?

Sin embargo, más temprano que tarde, se pudo comprobar que en la práctica la ley de medios sólo le sirvió al Gobierno para ostentar un instrumento legal capaz de atacar a periodistas y multimedios críticos, en especial al Grupo Clarín. Los antecedentes de los colombianos que se tirotearon esta semana con la custodia del fiscal Carlos Stornelli, la manera sospechosa en que fue atacado el periodista Marcelo Longobardi y la permanencia en el país de miles de extranjeros que ingresaron a la Argentina sin los debidos controles previos revelan una enorme falla en las políticas migratorias, que no se pueden tapar con un discurso más o menos demagógico. Los narcotraficantes y lavadores de dinero que se mudaron a la Argentina no deberían temer al nuevo Código Procesal Penal. Porque las condiciones prácticas para hacer buenos negocios permanecen intactas. Nadie va a controlar aquí si sus antecedentes fueron borrados. No hay manera de que el sistema de seguridad registre con precisión un eventual cambio de identidad. Y mezclar dinero de actividades ilícitas para incorporarlo al circuito legal sigue siendo tanto o más fácil que antes de los cambios de las leyes.

Mientras tanto, la máquina de humo del Gobierno sigue intacta y con la potencia inalterable. Funciona para la ley de hidrocarburos. Funciona para el nuevo Código Procesal. Funcionó hasta hace un rato para la sobreactuada pelea contra los fondos buitre. Y, como si esto fuera poco, permite manipular la agenda pública y bajarle el precio a la oposición..

La Nación
30/10
0 Puntos

Preocupación por la causa de Lázaro Báez

Entonces, uno puede pensar que hubo cierto encubrimiento”, dijo Campagnoli, entrevistado por Luis Novaresio en La Red. EscríbanosEl fiscal José María Campagnoli, quien investigaba las maniobras del empresario kirchnerista Lázaro Báez, cree que el Gobierno quiso encubrir a éste. Hay una enorme responsabilidad política y el daño no ha sido reparado”, opinó.Campagnoli recuperó sus funciones en la fiscalía en junio pasado, luego de quedar truco el juicio político que le seguían.

Escríbanos

El fiscal José María Campagnoli, quien investigaba las maniobras del empresario kirchnerista Lázaro Báez, cree que el Gobierno quiso encubrir a éste. Campagnoli tuvo que enfrentar un juicio político -impulsado por la Alejandra Gils Carbó- que ahora está a punto de archivarse.

“Cuando uno analiza la investigación y ve los reportes de operaciones sospechosas, que no se hizo nada, que todos los organismos de control que dependen del Estado debían mandar un alerta ... Y nada se hizo. Entonces, uno puede pensar que hubo cierto encubrimiento”, dijo Campagnoli, entrevistado por Luis Novaresio en La Red. “Es una vergüenza que el Estado se embarque en la aventura de echar a un fiscal y ni siquiera que se le dé a la ciudadanía una declaración oficial sobre lo que pasó. Hay una enorme responsabilidad política y el daño no ha sido reparado”, opinó.

Campagnoli recuperó sus funciones en la fiscalía en junio pasado, luego de quedar truco el juicio político que le seguían. Pero sus investigaciones sobre Báez parecen trabadas.

La Razón
29/10
6 Puntos
1

Campagnoli será declarado "Ciudadano ilustre" por la Legislatura

El fiscal José María Campagnoli será declarado "Ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires". Además, la distinción fue respaldada por la firma de más de 100.000 ciudadanos mediante la plataforma virtual Change.org, una petición que impulsó el expresidente de Poder Ciudadano, Carlos March.En ese entonces, Campagnoli estaba suspendido en sus funciones.

El fiscal José María Campagnoli será declarado "Ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires". La aprobación para dicha distinción se alcanzó el 5 de junio pasado, cuando 40 legisladores aprobaron el proyecto que presentaron Gustavo Vera (Verde/Alameda) y Cristian Ritondo (PRO).

Además, la distinción fue respaldada por la firma de más de 100.000 ciudadanos mediante la plataforma virtual Change.org, una petición que impulsó el expresidente de Poder Ciudadano, Carlos March.

En ese entonces, Campagnoli estaba suspendido en sus funciones. El 17 de junio, se inició el proceso de enjuiciamiento promovido por la procuradora Alejandra Gils Carbó, por presunto mal desempeño de sus funciones.

Diario Popular
28/10
3 Puntos
1

Campagnoli reclamó el archivo de su juicio político

Ese período había empezado a correr en diciembre pasado, cuando la procuradora Gils Carbó lo suspendió.

El fiscal José María Campagnoli presentó ayer un pedido ante el tribunal de enjuiciamiento en el que tramitaba el juicio político en su contra para que se disponga "el inmediato archivo de las actuaciones", al vencer el plazo reglamentario para ese proceso.

El escrito fue presentado luego de que cayera el trámite que la Procuración General de la Nación impulsó en contra del fiscal por presunto "mal desempeño en sus funciones", por considerar que investigó una causa sobre lavado de dinero que estaba fuera de su competencia judicial.

"Se termina una etapa. Hubiera sido preferible un veredicto absolutorio, pero yo estoy en mi despacho, trabajando", subrayó Campagnoli, al brindar una conferencia de prensa junto a sus abogados Ricardo Gil Lavedra e Ignacio Irigaray, en Santa Fe al 1600.

El fiscal señaló que aún existen tres procesos en trámite en su contra -que podrían desencadenar en otros juicios-, a los que catalogó de "endebles". A la vez, descartó presentarse como candidato en las elecciones del año próximo, pese a que recibió ofertas de distintos espacios políticos para probar en la campaña.

"A mí me gusta ser fiscal de instrucción. Ahí es donde mejor puedo cumplir mi aporte a la sociedad", afirmó Campagnoli al ser consultado en ese sentido.

Por su parte, Gil Lavedra calificó el juicio político como "arbitrario e injusto" y cuestionó que en el país "se puede seguir persiguiendo a los fiscales por sus decisiones".

El ex diputado radical se quejó porque el Ministerio Público -sostuvo- "es hoy por hoy una de los estamentos más opacos de la Argentina".

"¿Quién controla cómo gasta la Procuración? Es un organismo extra poder que quedó fuera del sistema", apuntó Gil Lavedra.

En tanto, sobre el juicio a Campagnoli, añadió: "Lo han dejado caer para no tener una sentencia en contra de la acusatoria".

"Venimos a solicitar que se disponga el inmediato archivo de las presentes actuaciones por haber vencido el plazo de 180 días previsto, sin que se haya concluido el enjuiciamiento contra nuestro asistido", afirmó la presentación que hicieron los letrados.

En el escrito, remarcaron: "Finaliza tristemente así, de un modo anormal, un enjuiciamiento que ha suscitado una enorme expectativa pública, que ha resultado emblemático para evidenciar las enormes dificultades que tienen miembros del Ministerio Público para investigar corrupción cuando ésta se vincula con el poder político".

"La acusación contra el fiscal Campagnoli se basó en hechos falsos y en una interpretación caprichosa y sesgada de las normas legales aplicables. De esta manera conculcó la independencia funcional de los fiscales garantizada por el artículo 120 de la Constitución nacional, del que se desprende que no pueden ser removidos de sus cargos por el contenido de sus actos y dictámenes", agregaron los abogados.

La acusación contra el fiscal cayó porque excedió el plazo de 180 días para someterlo a proceso y determinar si incurrió en mal desempeño de sus funciones. Ese período había empezado a correr en diciembre pasado, cuando la procuradora Gils Carbó lo suspendió.

Diario Popular
28/10
3 Puntos
1

Gil Lavedra aclaró que "en general, estoy de acuerdo" con el nuevo Código Procesal Penal"

Crédito: Martín Rosenzveig la necesidad "de separar la función de juzgar y de investigar", que tendrán los fiscales y los jueces a partir del nuevo procedimiento.está muy mal" la posibilidad de deportar a los extranjerosinadmisibles" y "atroces" los argumentos que contiene el proyecto para negar excarcelacionesdictadura

Por otro lado, advirtió en declaraciones televisivas que "uno no puede aplicar el nuevo sistema de procedimiento penal, con las nuevas tareas de los fiscales, con un Ministerio Público que está colonizado dijo y partidizado".

Según Gil Lavedra, "es necesario adecuar su funcionamiento a la nueva ley".

El ex legislador radical puso como ejemplo que la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, "puede echar a un fiscal" como José María Campagnoli, en un proceso que no dudó en caificar de "vergonzoso".

Infobae
28/10
12 Puntos
1

People Campagnoli: "La situación de los fiscales es endeble"

El juicio político del fiscal José María Campagnoli tiene los plazos vencidos desde el viernes pasado. El fiscal dio una conferencia de prensa en el estudio del abogado Ricardo Gil Lavedra, uno de sus defensores en este proceso. "A mí me gusta ser fiscal y ser fiscal de instrucción. Me gusta investigar y ahí es donde yo creo que puedo hacer mi mejor aporte", declaró.Más allá del proceso que acaba de caducar, Campagnoli tiene otros tres sumarios abiertos en la Procuración.

El juicio político del fiscal José María Campagnoli tiene los plazos vencidos desde el viernes pasado. Cayó y ya no habrá sentencia. Según él, fue un "proceso injusto", que debió haberse cerrado con una absolución, pero "intereses políticos" lo impidieron.

"Creo que el costo político de una absolución era muy alto para los intereses de la Procuración y del gobierno nacional -dijo-. Resulta más barato dejar caer el juicio."

Además, Campagnoli dijo que su proceso dejó a la vista los peligros del sistema de control del desempeño de los fiscales. "La situación de los fiscales es de una endeblez manifiesta", dijo. El fiscal dio una conferencia de prensa en el estudio del abogado Ricardo Gil Lavedra, uno de sus defensores en este proceso. Dijo que no tiene intenciones de dedicarse a la política y negó haber recibido propuestas concretas para ser candidato el año próximo. "A mí me gusta ser fiscal y ser fiscal de instrucción. Me gusta investigar y ahí es donde yo creo que puedo hacer mi mejor aporte", declaró.

Más allá del proceso que acaba de caducar, Campagnoli tiene otros tres sumarios abiertos en la Procuración. "Se trata de una absoluta persecución -dijo Gil Lavedra- y la estructura legal que permitió que esto pasara sigue intacta."

Como su defendido, el abogado criticó las reglas del proceso de enjuiciamiento del Ministerio Público y dijo que es "imprescindible" cambiar la ley, sobre todo si avanza el proyecto oficialista de reforma del Código Procesal, que adopta un sistema acusatorio, que da más poder a los fiscales. "Tiene que haber nuevas reglas, porque al Ministerio Público nadie lo controla."

Durante la conferencia, Gil Lavedra e Ignacio Irigaray -codefensor de Campagnoli- informaron que habían presentado un escrito ante el Tribunal de Enjuiciamiento para reclamarle que dispusiera el "inmediato archivo" de las actuaciones contra su defendido por haberse cumplido los 180 días hábiles que el reglamento establece como plazo máximo para tramitar cada proceso.

En su escrito, los defensores sostuvieron que el juicio que "finaliza tristemente" ha "evidenciado la arbitrariedad y parcialidad con que se ha actuado a lo largo de todo el procedimiento, incluso desde la instancia administrativa" (a cargo de la procuradora Alejandra Gils Carbó).

Ella fue quien promovió el juicio político de Campagnoli; lo acusó de haberse extralimitado durante una investigación en contra del empresario Lázaro Báez en un caso en el que su fiscalía fue declarada incompetente. Pidió su suspensión y consiguió que el Tribunal, por cuatro votos contra tres, la dispusiera.

Parecía entonces que la suerte de Campagnoli estaba jugada, pero cuando faltaban 24 horas para los alegatos, uno de las jurados que había votado por la suspensión alegó un "pico de estrés" y dejó el tribunal. Desde entonces, una sucesión de recusaciones, inhibiciones y planteos de nulidad frenaron el avance del juicio político.

En las próximas horas, el tribunal deberá decidir cómo cierra este proceso, que, con los plazos vencidos, ya no puede reabrirse.

LA PLATA.- Daniel Scioli envió a la Legislatura un proyecto de autarquía económico-financiera para el Poder Judicial bonaerense, que, dijo, "consolidará la independencia y dará la posibilidad de un salto cualitativo en el servicio de justicia". Lo acompañaron el ministro Ricardo Casal y la procuradora María del Carmen Falbo..

La Nación
28/10
0 Puntos
1

Caducó el juicio a Campagnoli: "La absolución tenía un costo muy alto"

|Foto: Cedoc El jury en contra del fiscal José María Campagnoli, por el que fue hace 10 meses apartado de su investigación a Lázaro Báez, fue cerrado hoy por falta de impulso por parte de los acusadores.

El jury contra Campagnoli fue cerrado diez meses después de que fuera removido. |Foto: Cedoc

El jury en contra del fiscal José María Campagnoli, por el que fue hace 10 meses apartado de su investigación a Lázaro Báez, fue cerrado hoy por falta de impulso por parte de los acusadores. “Hace más de diez meses que empezó esta locura y al no llegar a un veredicto se cae la posibilidad de acusarme”, analizó, en conferencia de prensa.El funcionario judicial, que estuvo suspendido de su cargo, le apuntó al Gobierno por no continuar impulsando el proceso para que él pueda resultar absuelto. “Es lamentable porque yo hubiese preferido que se dejase bien claro a la sociedad que mi investigación fue validada por la cámara y los tribunales y que se despeje toda duda de mi actuación", dijo."Creo que el costo político de una absolución era muy alto para los intereses de la Procuración y del gobierno nacional. Resulta más barato dejar caer el juicio", completó, en la tarde del lunes. “Mi investigación ha sido replicada y utilizada con valor probatorio en Uruguay, Suiza y Estados Unidos”, continuó.Al ser consultado sobre la denominada “ruta del dinero K”, que involucra al empresario K Lázaro Báez, Campagnoli contó que tras ser removido “sigue la causa como cualquier ciudadano”. Y concluyó: "Nosotros hicimos un 10% de lo que podríamos haber hecho si seguíamos con el caso".

El jury en contra del fiscal José María Campagnoli, por el que fue hace 10 meses apartado de su investigación a Lázaro Báez, fue cerrado hoy por falta de impulso por parte de los acusadores. “Hace más de diez meses que empezó esta locura y al no llegar a un veredicto se cae la posibilidad de acusarme”, analizó, en conferencia de prensa.

El funcionario judicial, que estuvo suspendido de su cargo, le apuntó al Gobierno por no continuar impulsando el proceso para que él pueda resultar absuelto. “Es lamentable porque yo hubiese preferido que se dejase bien claro a la sociedad que mi investigación fue validada por la cámara y los tribunales y que se despeje toda duda de mi actuación", dijo.

"Creo que el costo político de una absolución era muy alto para los intereses de la Procuración y del gobierno nacional. Resulta más barato dejar caer el juicio", completó, en la tarde del lunes. “Mi investigación ha sido replicada y utilizada con valor probatorio en Uruguay, Suiza y Estados Unidos”, continuó.

Al ser consultado sobre la denominada “ruta del dinero K”, que involucra al empresario K Lázaro Báez, Campagnoli contó que tras ser removido “sigue la causa como cualquier ciudadano”. Y concluyó: "Nosotros hicimos un 10% de lo que podríamos haber hecho si seguíamos con el caso".

Perfil
28/10
14 Puntos
1 2

Campagnoli: "Creo que el costo político de una absolución era muy alto para el Gobierno"

Al respecto, Campagnoli apuntó contra el Gobierno: "Creo que el costo político de una absolución era muy alto para los intereses de la Procuración y del gobierno nacional. Resulta más barato dejar caer el juicio". A más de 10 meses de ser separado de la investigación de la "ruta del dinero K" que involucra al empresario Lázaro Báez, hoy se cierra el caso contra el fiscal José María Campagnoli. Y sentenció: "Nosotros hicimos un 10% de lo que podríamos haber hecho si seguíamos con el caso".
A más de 10 meses de ser separado de la investigación de la "ruta del dinero K" que involucra al empresario Lázaro Báez, hoy se cierra el caso contra el fiscal José María Campagnoli. Sus abogados presentaron un escrito y el proceso será archivado. "Hace más de diez meses que empezó esta locura y al no llegar a un veredicto se cae la posibilidad de acusarme. Es lamentable porque yo hubiese preferido que se dejase bien claro a la sociedad que mi investigación fue validada por la cámara y los tribunales y que se despeje toda duda de mi actuación", dijo esta tarde en diálogo con la prensa. El jury en su contra no terminó con un veredicto, sino que se cayó por falta de impulso por parte de los acusadores. Al respecto, Campagnoli apuntó contra el Gobierno: "Creo que el costo político de una absolución era muy alto para los intereses de la Procuración y del gobierno nacional. Resulta más barato dejar caer el juicio". Consultado sobre la causa que involucra a Lázaro Báez con lavado de dinero, que motivó que la procuradora Alejandra Gils Carbó promoviera su suspensión, explicó: "No tengo vínculo. Lo sigo como cualquier ciudadano". Además, defendió el trabajo hecho por su equipo: "Mi investigación ha sido replicada y utilizada con valor probatorio en Uruguay, Suiza y Estados Unidos. La validez y el esfuerzo de mi equipo ha tenido sustento en esas investigaciones internacionales". Y sentenció: "Nosotros hicimos un 10% de lo que podríamos haber hecho si seguíamos con el caso". Campagnoli TN.mp4
Infobae
28/10
2 Puntos

People "Cristina no sabe nada de derecho"

Y allí insistió: "No creo que [Cristina Kirchner] sea abogada. ¡Qué muestre el título!".Hasta aquí el episodio era insólito. En los últimos años, el tono de las declaraciones en IDEA había sido muy medido. MAR DEL PLATA.- El pulso político en el último día del Coloquio de IDEA tomó un voltaje nunca antes visto. El comentario levantó los primeros aplausos en un auditorio colmado de empresarios.

MAR DEL PLATA.- El pulso político en el último día del Coloquio de IDEA tomó un voltaje nunca antes visto. El abogado constitucionalista Daniel Sabsay fue protagonista de una intensa y sostenida diatriba contra el Gobierno y la presidenta Cristina Kirchner, en la que puso en duda que la mandataria sea abogada y trató de "traidor" al canciller Héctor Timerman.

Sabsay, primer orador en el panel llamado "El valor de los derechos", criticó el proyecto de reforma del Código Procesal Penal que Cristina envió al Congreso. "Ya no tengo ninguna duda de que no sabe nada de derecho. Qué muestre el título [de abogada], que no lo esconda más", disparó. El comentario levantó los primeros aplausos en un auditorio colmado de empresarios. Entonces, Sabsay criticó la iniciativa de deportar a los extranjeros que delinquen: "Es la más reaccionaria del derecho penal. ¿Qué mejor para que sigan delinquiendo si no se los va a juzgar?", enfatizó ya con un tono cada vez más vehemente. Y allí insistió: "No creo que [Cristina Kirchner] sea abogada. ¡Qué muestre el título!".

Hasta aquí el episodio era insólito. En los últimos años, el tono de las declaraciones en IDEA había sido muy medido. Los empresarios evitaban criticar en forma directa al oficialismo, pero, este año, se evidenció una suerte de catarsis.

Sabsay cargó también contra la procuradora general de la Nación. "¿Ustedes saben que quieren empoderar un sistema inquisitorio? Quieren empoderar a [Alejandra] Gils Carbó", a quien catalogó de "encubridora general de la Nación".

"El Ministerio Público es para defender al Estado, no para defender a Lázaro Báez. Se llegó al punto de querer bajarle el sueldo a un señor viudo con hijos [en clara referencia al jury que atravesó el fiscal José María Campagnoli]", arremetió Sabsay y los intentos de aplausos se multiplicaban. "¡Esto no es una democracia, es un sistema autoritario!", agregó.

El especialista en derecho constitucional propuso "hacer un acuerdo de políticas públicas, cumplir con la ley, terminar con la impunidad, restablecer la libertad de expresión y poner coto al capitalismo de amigos". Y siguió: "Basta de un matrimonio presidencial. Ahora nos quieren poner al hijo presidencial y no lo podemos permitir".

Sobre el final del discurso, la tensión llegó a un punto máximo en el auditorio cuando Sabsay se refirió al canciller Héctor Timerman y lo llamó "traidor" por firmar un memorando de entendimiento con Irán para investigar el atentado terrorista contra la AMIA. Antes de despedirse, todo el auditorio se puso de pie para aplaudirlo sostenidamente, como al final de una obra teatral..

La Nación
25/10
2 Puntos
1

People Campagnoli celebró con su gente el cierre del juicio político

La cuestión jurídica fue acompañada por la voluntad política de la Procuración de dejarlo caer, para no pagar un costo político mayor. Fue nombrado hace dos días por Gils Carbó a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad.Ayer Campagnoli posójunto a una nota periodística titulada: "Doctora Gils Carbó: corresponden sus disculpas"... Quedan varios sumarios abiertos en su contra y un par de causas penales. No hubo ni siquiera reunión de los jurados suplentes para levantar el asunto.

Por el paso del tiempo sin que se llegara a dictar una sentencia, se cayó el juicio político impulsado por la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, contra el fiscal José María Campagnoli, a quien acusó de abusar de su poder por investigar al empresario kirchnerista Lázaro Báez por lavado de dinero.

Ayer Campagnoli, de regreso en su fiscalía de Saavedra, festejó con un asado junto a sus empleados, y denunció que hay "responsabilidades políticas por llevar a juicio a una persona por hacer su trabajo".

"Me hubiera gustado una sentencia que despeje toda duda sobre mi trabajo. Someterme a un juicio político, suspenderme en mi cargo, reducirme el sueldo y que haya existido una campaña con todo el poder del Estado para desprestigiarme es una cuestión grave que hubiera merecido otro final", dijo el fiscal a LA NACION, luego de las celebraciones.

"Desde lo personal, mi situación es mejor de la que esperaba hace unos meses, aunque aún quedan sumarios abiertos. Desde lo institucional, el asunto tiene una gravedad manifiesta", insistió.

Campagnoli fue el protagonista de un juicio político que trascendió los tribunales y, tras diez meses, quedó empantanado en un cúmulo de recursos que impidieron retomar el proceso. La cuestión jurídica fue acompañada por la voluntad política de la Procuración de dejarlo caer, para no pagar un costo político mayor. "Iba encaminado a mi absolución cuando todo se empantanó", dijo ayer Campagnoli.

El Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público tenía 180 días hábiles para decidir si removía o absolvía al fiscal, acusado por Gils Carbó de haberse extralimitado cuando investigó a Báez. Ayer a la medianoche venció ese plazo.

La ley establece que si el proceso se suspende durante más de diez días hábiles -como pasó en este caso- "todo el debate deberá realizarse de nuevo, bajo pena de nulidad". Dice, también, que el debate debe ser convocado con no menos de diez días de anticipación, plazo que sólo puede acortarse si las partes están de acuerdo. Además, no sólo faltaban declarar testigos, sino también los alegatos, las últimas palabras y la deliberación.

Campagnoli regresó a su fiscalía luego de que el tribunal lo decidió por cuatro votos contra tres. Después, hubo incluso un acercamiento entre él y Gils Carbó, que se tradujo en recuperar alguno de sus empleados. Otros siguen dispersos. Aunque Campagnoli quiere dejar algo en claro: "No hubo pacto ni hice treguas con nadie".

El juicio se trabó porque uno de los jurados -Cristina Martínez Córdoba- renunció por estrés, tres se inhibieron de seguir interviniendo y otros tres fueron recusados. No hubo ni siquiera reunión de los jurados suplentes para levantar el asunto. Quedan varios sumarios abiertos en su contra y un par de causas penales. Adolfo Villate fue uno de los dos fiscales del jury. Fue nombrado hace dos días por Gils Carbó a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad.

Ayer Campagnoli posójunto a una nota periodística titulada: "Doctora Gils Carbó: corresponden sus disculpas"..

La Nación
25/10
2 Puntos

Se cayó el juicio político contra el fiscal José María Campagnoli

BUENOS AIRES.- La acusación contra el fiscal José María Campagnoli en el proceso de juicio político que se le había iniciado finalmente cayó, al vencerse los plazos para juzgarlo. Había comenzado el 16 de junio pasado y un día antes del veredicto la jurado María Cristina Córdoba, representante por la Defensoría General de la Nación, adujo estrés laboral y tomó licencia.

BUENOS AIRES.- La acusación contra el fiscal José María Campagnoli en el proceso de juicio político que se le había iniciado finalmente cayó, al vencerse los plazos para juzgarlo. Es que el plazo de 180 días para someterlo a proceso y determinar si incurrió en mal desempeño de sus funciones vence esta medianoche y, con ello, quedó en el camino la posibilidad de escuchar a los testigos, los alegatos de las partes y el veredicto.

Ese plazo establecido en el reglamento había empezado a correr en diciembre pasado, cuando se le inició el proceso impulsado por la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, pero que una vez encaminado derivó en una serie de irregularidades.

El fiscal, ya repuesto en su cargo, había sido suspendido por la procuradora por abusar de su competencia e investigar al empresario kirchnerista Lázaro Báez por presunto lavado de dinero cuando no tenía jurisdicción para hacerlo. Al caerse definitivamente la acusación, Campagnoli no podrá volver a ser juzgado por este hecho, aunque sí por otros en caso de serles iniciados.

El juicio político se encontraba suspendido desde hacía semanas, luego de que una serie de planteos trabaran el proceso oral, a partir de sucesivas recusaciones y excusaciones. Había comenzado el 16 de junio pasado y un día antes del veredicto la jurado María Cristina Córdoba, representante por la Defensoría General de la Nación, adujo estrés laboral y tomó licencia. (Redacción El Intransigente)

El Intransigente
25/10
0 Puntos
1

Llega a su fin, sin veredicto, el juiciopolítico a José María Campagnoli

El juicio político al fiscal de instrucción José María Campagnoli llegará esta medianoche a su final sin veredicto y con la confirmación tácita de la continuidad del fiscal, quien fue repuesto en su cargo hace tres meses y está ejerciendo plenamente sus funciones. Poco después, la Procuración General de la Nación accedió a su pedido y le restituyó a los colaboradores que lo acompañaban en la gestión hasta el momento de la suspensión.

El juicio político al fiscal de instrucción José María Campagnoli llegará esta medianoche a su final sin veredicto y con la confirmación tácita de la continuidad del fiscal, quien fue repuesto en su cargo hace tres meses y está ejerciendo plenamente sus funciones.

El Jurado de Enjuiciamiento cesó en sus reuniones justo antes de que comenzara la etapa de alegatos, a raíz de la licencia por razones de salud ?primero- y la renuncia ?después- de María Cristina Martínez Córdoba, representante de los defensores oficiales.

Desde entonces, nunca más volvió a sesionar y en el ínterin se sucedieron recusaciones y excusaciones de todos sus integrantes que paralizaron el proceso, a punto tal que hoy mismo no hay ningún integrante del tribunal que pueda intervenir en una eventual continuidad del proceso.

Así las cosas, esta medianoche vencerá el plazo máximo de seis meses de que disponía el Jury para dictar un veredicto en el juicio político, y ante la imposibilidad de hacerlo, el proceso caerá automáticamente y Campagnoli quedará confirmado en su cargo.

Además, las causales por las que fue suspendido y enviado a juicio político (la supuesta extralimitación en una causa para investigar al empresario kirchnerista Lázaro Báez) ya no podrán ser invocadas en el futuro en un hipotético nuevo proceso.

El 18 de julio pasado, el Jury produjo su último acto trascendente: levantó la suspensión que pesaba sobre el fiscal, quien de inmediato retomó sus actividades en la Fiscalía de Distrito de Saavedra.

Poco después, la Procuración General de la Nación accedió a su pedido y le restituyó a los colaboradores que lo acompañaban en la gestión hasta el momento de la suspensión

El día
25/10
2 Puntos

Se cae el juicio político contra el fiscal Campagnoli

Al caerse definitivamente la acusación, Campagnoli no podrá volver a ser juzgado por este hecho, aunque sí por otros en caso de serles iniciados.El juicio político se encontraba suspendido desde hacía semanas, luego de que una serie de planteos trabaran el proceso oral, a partir de sucesivas recusaciones y excusaciones.

ARGENTINA.- El proceso de juicio político contra el fiscal José María Campagnoli no prosperará ya que se vencerán los 180 días de plazo para someterlo a proceso y determinar si incurrió en mal desempeño de sus funciones. 

A la medianoche de hoy, se cumplirá el tiempo estipulado para escuchar a los testigos, los alegatos de las partes y el veredicto.

El plazo establecido comenzó a correr en diciembre pasado, cuando a Campagnoli se le inició el proceso impulsado por la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, pero que una vez encaminado derivó en una serie de irregularidades.

El fiscal, ya repuesto en su cargo, había sido suspendido por la procuradora por abusar de su competencia e investigar al empresario kirchnerista Lázaro Báez por presunto lavado de dinero cuando no tenía jurisdicción para hacerlo. Al caerse definitivamente la acusación, Campagnoli no podrá volver a ser juzgado por este hecho, aunque sí por otros en caso de serles iniciados.

El juicio político se encontraba suspendido desde hacía semanas, luego de que una serie de planteos trabaran el proceso oral, a partir de sucesivas recusaciones y excusaciones. Había comenzado el 16 de junio pasado y un día antes del veredicto la jurado María Cristina Córdoba, representante por la Defensoría General de la Nación, adujo estrés laboral y tomó licencia. (Especial: El Intransigente)

El Intransigente
25/10
2 Puntos
1

Llega a su fin, sin veredicto, el juicio político al fiscal José María Campagnoli

El juicio político al fiscal de instrucción José María Campagnoli llegará esta medianoche a su final sin veredicto y con la confirmación tácita de la continuidad del fiscal, quien fue repuesto en su cargo hace tres meses y está ejerciendo plenamente sus funciones.El Jurado de Enjuiciamiento cesó en sus reuniones justo antes de que comenzara la etapa de alegatos, a raíz de la licencia por razones de salud .

BUENOS AIRES.? El juicio político al fiscal de instrucción José María Campagnoli llegará esta medianoche a su final sin veredicto y con la confirmación tácita de la continuidad del fiscal, quien fue repuesto en su cargo hace tres meses y está ejerciendo plenamente sus funciones.

El Jurado de Enjuiciamiento cesó en sus reuniones justo antes de que comenzara la etapa de alegatos, a raíz de la licencia por razones de salud ?primero- y la renuncia ?después- de María Cristina Martínez Córdoba, representante de los defensores oficiales.

Desde entonces, nunca más volvió a sesionar y en el ínterin se sucedieron recusaciones y excusaciones de todos sus integrantes que paralizaron el proceso, a punto tal que hoy mismo no hay ningún integrante del tribunal que pueda intervenir en una eventual continuidad del proceso.

Así las cosas, esta medianoche vencerá el plazo máximo de seis meses de que disponía el Jury para dictar un veredicto en el juicio político, y ante la imposibilidad de hacerlo, el proceso caerá automáticamente y Campagnoli quedará confirmado en su cargo.

Además, las causales por las que fue suspendido y enviado a juicio político (la supuesta extralimitación en una causa para investigar al empresario kirchnerista Lázaro Báez) ya no podrán ser invocadas en el futuro en un hipotético nuevo proceso.

El 18 de julio pasado, el Jury produjo su último acto trascendente: levantó la suspensión que pesaba sobre el fiscal, quien de inmediato retomó sus actividades en la Fiscalía de Distrito de Saavedra.

Poco después, la Procuración General de la Nación accedió a su pedido y le restituyó a los colaboradores que lo acompañaban en la gestión hasta el momento de la suspensión.

Tweet

La Capital
24/10
2 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio