{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!
1

Mirtha habló del debut de Juana Viale en la conducción de su programa

Crédito: Teleshow Juana Viale reemplazará a su abuela"Es una locura hacer dos programas en 10 horas operada. Mirtha trabaja el sábado y descansa el domingo. En un acto de amor, Juana conducirá el domingo", explicó Nacho Viale en una nota con Teleshow.
Crédito: Teleshow Juana Viale reemplazará a su abuela"Es una locura hacer dos programas en 10 horas operada. Mirtha trabaja el sábado y descansa el domingo. En un acto de amor, Juana conducirá el domingo", explicó Nacho Viale en una nota con Teleshow. Mirtha le concedió una nota al diario Crónica en la que se muestra orgullosa de ser reemplazada por su propia nieta, que a su vez debutará en la conducción."Juanita es una mujer extraordinaria. En la conducción también va a exponer su fuerte carisma. Le pondrá su sello y no tengo dudas que va a tener una gran performance en este, que será su debut como animadora de un ciclo televisivo", expresó la diva.Hasta el momento no están definidos los invitados del domingo, que acompañarán a Juana en el programa. En cambio sí se supo que el sábado estarán el fiscal José María Campagnoli, Elisa Carrió, Maria O' Donnell, Lizy tagliani, Beatriz Salomón y José María Listorti."Agradezco a El Trece toda la preocupación y atención que recibí y que van a disponer el próximo sábado. Me voy a sentar en la silla de siempre con cierto tipo de recaudos y acondicionamientos especiales que se harán en el estudio", explicó Mirtha.
Infobae
Hoy
0 Puntos
1

Juanita Viale conducirá el domingo el programa de almuerzos de Mirtha

Y el domingo por única vez, @ViaJuani Juanita Viale conducirá #Almorzando . Y el domingo por única vez, mi nieta @ViaJuani Juanita Viale, conducirá #Almorzando . EmbedSábado #lanochedeML con @mirthalegrandok y domingo #almorzando con @ViaJuani en un acto de amor por su abuela. Nacho Viale (@nachoviale) julio 23, 2014 EmbedTe felicito @ViaJuani una gran oportunidad. Mirtha Legrand (@mirthalegrandok) julio 23, 2014 EmbedEste sábado vuelve @mirthalegrandok a #LaNocheDeML.
Crédito:

La actriz Juanita Viale por primera vez debutará como conductora el domingo en el ciclo Almorzando con Mirtha Legrand que se emite por la pantalla de El Trece.

La noticia bomba la dio su hermano, Nacho Viale desde su cuenta de Twitter. De esta manera, la actriz reemplazará por única vez para ayudar a su abuela, quien estará al frente de su ciclo nocturno el sábado.

Teleshow se comunicó con el nieto de Mirtha, quien explicó la razón por la que decidieron ponerla a Juanita el domingo: "Es una locura hacer dos programas en 10 horas operada. Mirtha trabaja el sábado y descansa el domingo. En un acto de amor, Juana conducirá el domingo".

Silvia Peschiera, una de las productoras del ciclo, anunció cuáles serán los invitados previstos para el sábado: Lizy Tagliani, Elisa Carrió, Beatriz Salomón, María O'Donell, José María Campagnoli y José María Listorti.

Cabe recordar que el pasado 12 de julio la diva se fracturó su tobillo en un accidente doméstico y debió suspender su programa. Más tarde, fue operada en el Sanatorio Mater Dei por equipo médico a cargo del Dr. Guillermo Del Sel.

Tras la intervención, debió hacer reposo, pero regresará este fin de semana a la pantalla de El Trece y su nieta le dará una mano en el programa del domingo.

EmbedSábado #lanochedeML con @mirthalegrandok y domingo #almorzando con @ViaJuani en un acto de amor por su abuela.? Nacho Viale (@nachoviale) julio 23, 2014 EmbedTe felicito @ViaJuani una gran oportunidad. Y un gran acto de amor! Ahí estaré cuidándote y jodiendote jajaja. Vamos genia vamos!! Te quiero? Nacho Viale (@nachoviale) julio 23, 2014 EmbedEste sábado vuelvo a #LaNocheDeML. Y el domingo por única vez, mi nieta @ViaJuani Juanita Viale, conducirá #Almorzando !!? Mirtha Legrand (@mirthalegrandok) julio 23, 2014 EmbedEste sábado vuelve @mirthalegrandok a #LaNocheDeML. Y el domingo por única vez, @ViaJuani Juanita Viale conducirá #Almorzando !! IMPERDIBLE!? Agustina Vivero (@soycumbio) julio 23, 2014 EmbedEste sábado en la vuelta de #LaNochedeML la acompañarán: Lizzy Tagliani, Elisa Carrió, Bea Salomón, M. Odonell, el fiscal Campagnoli y ...? Silvia Peschiera (@speschiera) julio 23, 2014 EmbedY para el sábado Listorti? Silvia Peschiera (@speschiera) julio 23, 2014
Infobae
Hoy
2 Puntos

Caso Campagnoli: por ahora, se hizo justicia

Siete meses después de su suspensión para afrontar un juicio político por haber investigado al empresario kirchnerista Lázaro Báez, el fiscal de instrucción José María Campagnoli regresó a la Fiscalía de Saavedra para reasumir sus funciones. La reemplazó Leonardo Miño, quien terminó por definir la semana pasada la suerte de Campagnoli al votar que se lo repusiera en el ejercicio de sus funciones. De nada sirvieron todos los recursos del descomunal aparato de propaganda oficial.

Siete meses después de su suspensión para afrontar un juicio político por haber investigado al empresario kirchnerista Lázaro Báez, el fiscal de instrucción José María Campagnoli regresó a la Fiscalía de Saavedra para reasumir sus funciones. El hecho representa un duro revés para el Gobierno que, desde diciembre del año pasado, hizo lo imposible por removerlo de su cargo y por mostrar a los jueces y fiscales independientes qué suerte correrían quienes se atrevieran a avanzar en ese tipo de investigaciones sensibles al poder político gobernante.

Lo que se intentó con Campagnoli fue uno de los más desembozados y salvajes ataques contra la justicia independiente, con el objetivo de lograr su pleno dominio en pos de la impunidad. Pero el castigo ejemplificador se invirtió y recayó sobre quienes buscaban sentar un gravísimo precedente. A lo largo de los siete meses de la persecución a Campagnoli -complementada con una campaña de difamación-, el Gobierno se expuso como adalid de una cruzada vergonzosa para terminar perdiéndola a un costo altísimo en materia de imagen y de pérdida de poder. Un régimen que en el caso de la ex imprenta Ciccone desplazó al procurador general de la Nación y a un juez y a un fiscal federales, poco después fracasó estrepitosamente en su intento por desplazar a un fiscal de instrucción.

Si bien es cierto que el juicio político a Campagnoli no ha concluido, la verdad es que, luego de lo ocurrido y a la luz de la nueva relación de fuerzas en el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público, difícilmente el kirchnerismo sume los votos necesarios para desplazarlo del cargo.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, había pedido el juicio político, la suspensión y la remoción del fiscal debido a su investigación sobre el empresario Báez, socio de los Kirchner. Lo hizo el 4 de diciembre pasado, el mismo día que Campagnoli firmó las imputaciones en una causa por administración fraudulenta y asociación ilícita en el Club Atlético River Plate, que involucraba al hermano de la actual ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, porque en una de las escuchas su interlocutor se habría referido a un eventual lavado de dinero de la empresa Austral Construcciones, de Báez. Apartado Campagnoli, el juez dispuso nulidades y dividió la investigación. Es de esperar que no hayan corrido una suerte similar otras causas de la fiscalía.

A partir de la arremetida de Gils Carbó y con una velocidad sin precedentes, en diciembre se inició el proceso con la suspensión preventiva del fiscal por presunto "mal desempeño" y "abuso de poder", pues Gils Carbó consideró que Campagnoli forzó su competencia para investigar lo que no le correspondía. Lo reemplazó Cristina Caamaño, mientras once estrechos colaboradores del fiscal fueron desplazados y enviados a otros destinos. Al mismo tiempo, avanzaba el polémico y cuestionado jury. El jueves pasado, ese tribunal resolvió por cuatro votos contra tres levantar la suspensión, pero desestimó el pedido de la defensa de Campagnoli para rechazar la acusación.

El revés para el Gobierno comenzó cuando el jury se paralizó a raíz del pedido de licencia de uno de los miembros del jurado, María Cristina Martínez Córdoba, quien luego renunció. La reemplazó Leonardo Miño, quien terminó por definir la semana pasada la suerte de Campagnoli al votar que se lo repusiera en el ejercicio de sus funciones. Por esta razón se estima que, si recomenzara el juicio, su voto sería contrario al desplazamiento del fiscal. Junto con Miño, votaron en favor de Campagnoli los doctores Juan Octavio Gauna, Francisco Panero y Adriana Donato.

Debería ser un claro anticipo del final que merece este nuevo asalto a la Justicia protagonizado por el Gobierno y ejecutado burdamente y, por suerte, con un pésimo resultado, por la procuradora general. De nada sirvieron todos los recursos del descomunal aparato de propaganda oficial. Mediante una descarada alianza con el Gobierno, Gils Carbó promovió investigaciones paralelas que revisaron toda la trayectoria del fiscal buscando algún tema que salvara al juicio del bochorno en el que estaba empantanado. Se ensañó también con sus funcionarios y empleados, a los que desparramó por los tribunales. Perseguía la destrucción de los equipos de la Fiscalía de Saavedra y de la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE).

En todo este tiempo, la ciudadanía y el periodismo independiente se mantuvieron atentos ante la suerte del funcionario perseguido. Resta ahora que la Procuración admita el error cometido y dé curso favorable a los pedidos formulados por el fiscal para que le reintegren sus colaboradores.

El caso es alentador porque se suma al fracaso del Gobierno cuando, con su declamado plan de democratización de la Justicia, quiso someter a los tribunales. Ahora, no pudo remover a un fiscal pues las mentiras eran demasiado evidentes. Se demostró, así, que la firmeza y el afán de luchar contra la corrupción pueden vencer y representan la esperanza de un renacer republicano..

La Nación
23/07
0 Puntos
1

¿Quiénes son las 10 personas más honestas para los argentinos?

Habrá quepreguntarse cómo son vistos en la argentina, por ejemplo, los empresarios y los gremialistas, que no resultan evocados entre los 100 más honestos. La evolución que demuestra la opinión pública argentina produce cambios que no resultan solamente electorales, sino también de valores. El ranking sigue encabezado por el Papa Francisco que, desde que fuera electo, resultaindiscutido símbolo de la honestidad argentina aventajando por muchos votos a cualquier segundo.

Los resultados de la tercera edición consecutiva del Ranking de Honestos otorgan una nomina estable que conceptualiza nuestro sentido de la honestidad y que, sin

embargo, permite registrar año tras año los síntomas de cambio que la sociedad argentina vive.

El top-ten de los más valorados sigue siendo prácticamente el mismo: solo ingresó Jorge Lanata que, en su tercer año de ascenso, alcanzó el 10° puesto, ocupando el

espacio que el año pasado correspondió el ex presidente Raúl Alfonsín. El ranking sigue encabezado por el Papa Francisco que, desde que fuera electo, resulta

indiscutido símbolo de la honestidad argentina aventajando por muchos votos a cualquier segundo. René Favaloro ocupa este año el 2° puesto que supo ostentar

Manuel Belgrano (4°), mientras que Juan Carr (8°) sigue siendo uno de los argentinos vivos más valorados.

1 Papa Francisco 325

2 FAVALORO René 195

3 Teresa de Calcuta 146

4 BELGRANO Manuel 143

5 SAN MARTÍN José de 125

6 ILLIA Arturo 114

7 MANDELA Nelson 101

8 CARR Juan / Red Solidaria 93

9 Gandhi 92

10 LANATA Jorge 85

El sorprendente ascenso meteórico de este año ha sido para el fiscal José María Campagnoli, cuya irrupción en los medios y opinión pública lo ha convertido

también en un símbolo de honestidad. Los encuestados le han confiado un encumbrado 15° puesto, siendo que nunca había figurado en años anteriores.

Todas las figuras relacionadas con lo espiritual están viviendo en la Argentina un momento de valorización, que se evidencia también a la hora de buscar

honestidad y que crece con la crisis de representaciones. Dentro de los 100 primeros nombres, al fenómeno del Papa Francisco, se deben sumar bien arriba a

la Madre Teresa de Calcuta (3°) y el Mahatma Gandhi (9°). También al recordado Juan Pablo II (14°), a Jesucristo (34°), la monja Martha Pelloni (52°), a los padres Mario Pantaleo (61°), Pepe Di Paola (66°) y Carlos Mugica (78°), y a San Francisco de Asis (79°).

En cambio la política argentina vive un momento diferente. Las tres figuras más honestas se desempeñan en lo legislativo: Elisa Carrio (13°), Gustavo Vera (29°) y

Graciela Ocaña (31°). Recién en el puesto 38 aparece la presidenta Cristina Fernandez, muy por debajo del presidente uruguayo José "Pepe" Mujica (11°), y

con la misma cantidad de votos que tres de los candidatos pretenden reemplazarla: Julio Cobos, Mauricio Macri y Sergio Massa. Apenas un voto abajo los sigue Hermes Binner.

Quien desee bucear en estos datos encontrará todo tipo de perlas informativas. Pregúntese quienes brillan por su presencia, y quienes por su asencia. Habrá que

preguntarse cómo son vistos en la argentina, por ejemplo, los empresarios y los gremialistas, que no resultan evocados entre los 100 más honestos.

También son datos para analizar profundamente la relación de personajes vivos respecto de los muertos, los hombres respecto de las mujeres, y cuanto pesan los relatos históricos a la hora de acomodarse cada prócer en este ranking.

La evolución que demuestra la opinión pública argentina produce cambios que no resultan solamente electorales, sino también de valores. Estos podrán ser temporarios, modas o institucionalizarse, lo veremos con el tiempo. Lo cierto es que, con el Papa Francisco a la cabeza, todos le ganan a "D10S" (96°).

Lic. Jorge Daniel Giacobbe, director Giacobbe & Asociados.

Río Negro
23/07
2 Puntos
1

¿Quiénes son las 10 personas más honestas para los argentinos?

Habrá quepreguntarse cómo son vistos en la argentina, por ejemplo, los empresarios y los gremialistas, que no resultan evocados entre los 100 más honestos. La evolución que demuestra la opinión pública argentina produce cambios que no resultan solamente electorales, sino también de valores. El ranking sigue encabezado por el Papa Francisco que, desde que fuera electo, resultaindiscutido símbolo de la honestidad argentina aventajando por muchos votos a cualquier segundo.

Los resultados de la tercera edición consecutiva del Ranking de Honestos otorgan una nomina estable que conceptualiza nuestro sentido de la honestidad y que, sin

embargo, permite registrar año tras año los síntomas de cambio que la sociedad argentina vive.

El top-ten de los más valorados sigue siendo prácticamente el mismo: solo ingresó Jorge Lanata que, en su tercer año de ascenso, alcanzó el 10° puesto, ocupando el

espacio que el año pasado correspondió el ex presidente Raúl Alfonsín. El ranking sigue encabezado por el Papa Francisco que, desde que fuera electo, resulta

indiscutido símbolo de la honestidad argentina aventajando por muchos votos a cualquier segundo. René Favaloro ocupa este año el 2° puesto que supo ostentar

Manuel Belgrano (4°), mientras que Juan Carr (8°) sigue siendo uno de los argentinos vivos más valorados.

1 Papa Francisco 325

2 FAVALORO René 195

3 Teresa de Calcuta 146

4 BELGRANO Manuel 143

5 SAN MARTÍN José de 125

6 ILLIA Arturo 114

7 MANDELA Nelson 101

8 CARR Juan / Red Solidaria 93

9 Gandhi 92

10 LANATA Jorge 85

El sorprendente ascenso meteórico de este año ha sido para el fiscal José María Campagnoli, cuya irrupción en los medios y opinión pública lo ha convertido

también en un símbolo de honestidad. Los encuestados le han confiado un encumbrado 15° puesto, siendo que nunca había figurado en años anteriores.

Todas las figuras relacionadas con lo espiritual están viviendo en la Argentina un momento de valorización, que se evidencia también a la hora de buscar

honestidad y que crece con la crisis de representaciones. Dentro de los 100 primeros nombres, al fenómeno del Papa Francisco, se deben sumar bien arriba a

la Madre Teresa de Calcuta (3°) y el Mahatma Gandhi (9°). También al recordado Juan Pablo II (14°), a Jesucristo (34°), la monja Martha Pelloni (52°), a los padres Mario Pantaleo (61°), Pepe Di Paola (66°) y Carlos Mugica (78°), y a San Francisco de Asis (79°).

En cambio la política argentina vive un momento diferente. Las tres figuras más honestas se desempeñan en lo legislativo: Elisa Carrio (13°), Gustavo Vera (29°) y

Graciela Ocaña (31°). Recién en el puesto 38 aparece la presidenta Cristina Fernandez, muy por debajo del presidente uruguayo José "Pepe" Mujica (11°), y

con la misma cantidad de votos que tres de los candidatos pretenden reemplazarla: Julio Cobos, Mauricio Macri y Sergio Massa. Apenas un voto abajo los sigue Hermes Binner.

Quien desee bucear en estos datos encontrará todo tipo de perlas informativas. Pregúntese quienes brillan por su presencia, y quienes por su asencia. Habrá que

preguntarse cómo son vistos en la argentina, por ejemplo, los empresarios y los gremialistas, que no resultan evocados entre los 100 más honestos.

También son datos para analizar profundamente la relación de personajes vivos respecto de los muertos, los hombres respecto de las mujeres, y cuanto pesan los relatos históricos a la hora de acomodarse cada prócer en este ranking.

La evolución que demuestra la opinión pública argentina produce cambios que no resultan solamente electorales, sino también de valores. Estos podrán ser temporarios, modas o institucionalizarse, lo veremos con el tiempo. Lo cierto es que, con el Papa Francisco a la cabeza, todos le ganan a "D10S" (96°).

Lic. Jorge Daniel Giacobbe, director Giacobbe & Asociados.

Río Negro
22/07
0 Puntos
1

Campagnoli back in office after impeachment

Prosecutor José María Campagnoli is back in office in the City neighbourhood of Saveedra, after being reinstated as prosecutor by the impeachment tribunal that judged him for alleged malfeasance. "If I cannot have an adequate secretary, the public service will be of low quality," he said.Campagnoli explained he aims to start working "in the same conditions" as when he was forced to leave the Prosecutors office.Source: Buenos Aires Herald.

Prosecutor José María Campagnoli is back in office in the City neighbourhood of Saveedra, after being reinstated as prosecutor by the impeachment tribunal that judged him for alleged malfeasance. “I did nothing wrong,” he said and described the impeachement as part of a “harassment” strategy.

“I think my inquiries discomforted powerful people and that is why the impeachment was encouraged,” Campagnoli said to reporters.

He expressed his optimism for being back at work but stressed the importance of assembling his team back together. “If I cannot have an adequate secretary, the public service will be of low quality,” he said.

Campagnoli explained he aims to start working “in the same conditions” as when he was forced to leave the Prosecutors office.

Source: Buenos Aires Herald

Seprin
22/07
14 Puntos
1

Reasumió sus funciones el fiscal Campagnoli  

Allí ya no estaba la fiscal Cristina Caamaño, quien reemplazó a Campagnoli durante su suspensión. El fiscal de instrucción José María Campagnoli regresó ayer a la Fiscalía de Núñez-Saavedra para reasumir sus funciones tras más de siete meses de suspensión, y ratificó que no cometió "ningún error" al investigar "de oficio" al empresario kirchnerista Lázaro Báez.

El fiscal de instrucción José María Campagnoli regresó ayer a la Fiscalía de Núñez-Saavedra para reasumir sus funciones tras más de siete meses de suspensión, y ratificó que no cometió “ningún error” al investigar “de oficio” al empresario kirchnerista Lázaro Báez.

“Veré con qué me encuentro, pasaron más de siete meses”, manifestó el funcionario judicial al llegar a la sede de Arias 4491, ya que debe analizar “qué personal quedó y de qué oficinas” puede disponer, aunque ya reclamó que le reintegren su cuerpo de “once colaboradores”.

La fiscalía está de feria durante esta semana y la próxima, de modo tal que el regreso de Campagnoli fue simbólico, pues no puede tomar decisiones ni disponer medidas en las causas a menos que obtenga de la Cámara del Crimen la “habilitación de la feria”.

Fuentes judiciales describieron que, no obstante, pidió que le acercaran algunos expedientes y comenzó a leerlos “para ponerse al día sobre lo que pasó en la fiscalía en su ausencia”.

Campagnoli regresó al mismo despacho que ocupaba hasta antes de su suspensión, al que accedió después de que aparecieran las llaves extraviadas que impidieron que otros empleados que llegaron más temprano pudieran entrar en las oficinas de la fiscalía.

Allí ya no estaba la fiscal Cristina Caamaño, quien reemplazó a Campagnoli durante su suspensión.

El clima en la fiscalía fue descripto como “tenso”, porque si bien es cierto que 11 colaboradores del fiscal repuesto en su cargo fueron asignados a otras oficinas, una decena de los que lo acompañaban permanecen aún en funciones y mantienen un sordo enfrentamiento con quienes se incorporaron en los últimos meses, semanas y hasta días.

“NO CONCURRI EN NINGUN ERROR”

En declaraciones a la prensa, Campagnoli insistió: “No incurrí en ningún error” al investigar a Báez y consideró su suspensión, que ahora quedó sin efecto, más el fallido juicio político, como “un intento de disciplinar a los fiscales y amedrentarlos para que no continúen con las investigaciones”.

En ese sentido, el funcionario cuestionó que su personal fue “desperdigado en distintas fiscalías”, por lo que el pasado viernes pidió que reintegraran a todos los miembros de su equipo.

“Entiendo que tengo una dotación mínima, pero para mí es muy importante contar con el personal que yo formé”, sostuvo Campagnoli, y consideró que el juicio en su contra “no debería reanudarse”.

El día
22/07
0 Puntos
1

Un regreso simbólico

Pero también fueron reasignadas a otros lugares algunas personas de la fiscalía de Saavedra. Caamaño había dicho que tenía el doble de personal que cualquier fiscalía. Cuando empezaba ayer la feria judicial, el fiscal José María Campagnoli hizo un regreso simbólico a la fiscalía de Saavedra, donde fue repuesto por decisión de una mayoría del tribunal de enjuiciamiento, que volverá a hacer el juicio político en su contra en agosto.

Cuando empezaba ayer la feria judicial, el fiscal José María Campagnoli hizo un regreso simbólico a la fiscalía de Saavedra, donde fue repuesto por decisión de una mayoría del tribunal de enjuiciamiento, que volverá a hacer el juicio político en su contra en agosto. La reaparición de Campagnoli estuvo rodeada de tensión, ya que en la fiscalía coexisten un grupo de viejos empleados leales a él y otros que fueron incorporados en los últimos meses, a quienes ayer les impidieron trabajar.

?Veré con qué me encuentro, pasaron más de siete meses?, dijo Campagnoli a los periodistas que lo esperaban en su oficina ayer a la mañana. Anunció que iba a analizar ?qué personal quedó y de qué oficinas?. Esto se debe a que durante el período de su suspensión hubo personal que fue mudado a otras dependencias. Entre ellos, quienes trabajaban en la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE), de donde la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, ya había apartado a Campagnoli. Pero también fueron reasignadas a otros lugares algunas personas de la fiscalía de Saavedra. Fue después de que la fiscal que subrogaba, Cristina Caamaño, presentara un informe de la situación de la fiscalía que daba cuenta, por ejemplo, de que en el sistema figuraba un número falso de causas en trámite: aparecían 3900, pero ella verificó que eran sólo 389.

La evaluación de Caamaño también señalaba la utilización de un álbum de fotos de familias humildes de Barrio Mitre, que les mostraban a quienes denunciaban delitos para que señalaran a un culpable. Ese álbum forma parte de un expediente que tramita aparte y que no está descartado que se sume al nuevo juicio político. Pero Caamaño también había señalado que ciertos empleados se ausentaban sin aviso ni permiso para ir al jury y que cuando ella llamaba desde la fiscalía donde es titular, no le atendían el teléfono y se mostraban reticentes a trabajar bajo sus órdenes.

Así las cosas, en la fiscalía quedaron nueve de los empleados históricos de Campaganoli y otros siete nuevos. Estos últimos tuvieron dificultades para trabajar ayer, ya que no les dejaban atender el teléfono ni ver expedientes. El fiscal enjuiciado dijo que él reclama que le reintegren ?once colaboradores?. ?Entiendo que tengo una dotación mínima, pero para mí es muy importante contar con el personal que yo formé?, sostuvo. Caamaño había dicho que tenía el doble de personal que cualquier fiscalía. La vuelta de Campagnoli tuvo más de puesta en escena que otra cosa, ya que no puede tomar decisiones en las causas ahora en vacaciones. Igual, les anunció a los medios que se iba a poner a ver las causas en trámite. Volvió a defender ante los micrófonos su actuación para investigar a Lázaro Báez en una causa que, en sus orígenes, estaba dirigida contra el financista Federico Elaskar, quien devino víctima.

Campagnoli dijo que cree que su juicio político no debería reanudarse y que todo se trata de un ?intento de disciplinar a los fiscales y amedrentarlos para que no continúen con las investigaciones?.

El Tribunal de Enjuiciamiento se volverá a reunir después de la feria judicial y el 5 de agosto definirá una nueva agenda para rehacer el juicio por mal desempeño. Si bien el proceso se repetirá, por lo pronto lo que acordaron los miembros del jurado es que incorporarán por lectura todos los testimonios recibidos. El juicio no debería durar más de cuatro días, a menos que se incorpore algún nuevo cargo en su contra derivado de la veintena de denuncias que tramitan contra Campagnoli en la Procuración.

Página 12
22/07
2 Puntos

People La sociedad valora la decencia y se mostró dispuesta a defenderla

El Jurado de Enjuiciamiento dispuso el jueves pasado levantar la suspensión que pesaba sobre el fiscal José María Campagnoli. Por ello es tan trascendente encontrar el paradigma contrario: la sociedad valora la decencia y está dispuesta a defender a funcionarios que cumplen su deber.Confío en que las lecciones del proceso a Campagnoli calen hondo entre quienes hoy llevan otras causas judiciales de trascendencia.

El Jurado de Enjuiciamiento dispuso el jueves pasado levantar la suspensión que pesaba sobre el fiscal José María Campagnoli. Si bien el juicio de destitución puede reanudarse luego de la feria judicial, todo hace suponer que el proceso de remoción está, a los efectos políticos y prácticos, concluido, sea porque nadie espera nuevos elementos en la reiteración de las audiencias de prueba, sea porque el 29 de octubre expirará el plazo máximo de 180 días que fija la ley.

Ha sido un desenlace notable si consideramos que hasta hace poco el propio Campagnoli y sus allegados consideraban que iba a ser expulsado de la Justicia en medio del Mundial y se preparaban para recurrir tal decisión ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal.

Este desenlace se debe, por un lado, a la defensa técnica de Ricardo Gil Lavedra e Ignacio Irigaray, pero también a la alta visibilidad que ganó el tema. Es mucho más difícil y costoso cometer un atropello cuando la sociedad sigue con atención los acontecimientos que cuando la arbitrariedad pasa inadvertida.

La pregunta es entonces: ¿por qué el caso Campagnoli terminó convocando un interés tan generalizado y convirtiendo a su protagonista en una figura hiperconocida, con miles de ciudadanos firmando, escribiendo o movilizándose en su defensa y la gente parándolo en la calle para sacarse una foto con él? A mi juicio, se conjugaron varios factores. En primer lugar, la acusación de exceso de competencia en la investigación contra Lázaro Báez puede ser comprendida entre abogados, pero choca el sentido común de la calle, que está pidiendo a gritos que la policía, los jueces y los fiscales desplieguen más celo en la lucha contra el delito. No hay que tener ni primaria completa para entender que echar a alguien por investigar demasiado es una gran noticia para los delincuentes. En segundo término, el grado de conciencia cívica de nuestra sociedad resultó superior al que el Gobierno suponía. La Justicia independiente puede ser un concepto abstracto, pero fue una de las banderas en las movilizaciones populares de 2012, fue centro del debate público el año pasado con la malhadada "democratización de la Justicia" que promovió el gobierno de Cristina Kirchner y parece ser hoy un valor trascendente para nuestra clase media.

El tercer factor, que encuentro decisivo, fue la actitud del fiscal Campagnoli de dar la cara y explicar su situación y su trayectoria a los medios de prensa, a las asociaciones vinculadas a la Justicia y en los ambientes académicos. Apareció entonces un hombre de carne y hueso, en vez de un funcionario lejano del cual nos hubiéramos formado inevitablemente una opinión intermediada por comentaristas.

Conocimos entonces al viudo, padre de cinco hijos, que anda en un auto viejo y que tiene un estilo de vida coherente con sus ingresos. Aprendimos que su tesón en investigar era una constante en 35 años de desempeño en la Justicia, por lo que mal podía pensarse que su investigación en la extorsión a Elaskar y el lavado de Lázaro Báez obedeciera a oportunismo mediático. Pudimos recordar que ya había tenido fuertes cruces con el Poder Ejecutivo en la década del noventa; además de que tuvo un breve paso como subsecretario de Néstor Kirchner cuando Gustavo Béliz fue ministro de Justicia. Surgió también un fortísimo respaldo de sus subalternos, quienes arriesgaron sus carreras y sufrieron traslados y degradaciones en su ambiente laboral.

Con la exposición pública emergió un funcionario público que daba testimonio de vida. La sociedad encontró un ejemplo inspirador, un héroe cívico y surgió el clamor "Campagnoli somos todos".

En la última década nos acostumbramos a aceptar como normal que alguien no tenga el valor de cumplir con su deber. Se tratase de un gobernador, un legislador, un empresario, un sindicalista, un juez o un funcionario, de inmediato aparecía la justificación: "no tiene margen", "no puede", "no lo dejan", "te imaginarás.". Por ello es tan trascendente encontrar el paradigma contrario: la sociedad valora la decencia y está dispuesta a defender a funcionarios que cumplen su deber.

Confío en que las lecciones del proceso a Campagnoli calen hondo entre quienes hoy llevan otras causas judiciales de trascendencia. Pero además de los magistrados, sentaríamos las bases de una Argentina mejor si el reclamo de compromiso y honestidad marca a los jóvenes que hoy se inician en los distintos estamentos del Estado. Trabajar bien toda una vida es, además de un imperativo moral, una virtud que demanda costos, pero que, llegado el caso, brinda enormes satisfacciones y reconocimiento..

La Nación
22/07
0 Puntos
1

José María Campagnoli regresó a la fiscalía de Saavedra: "Mis investigaciones preocuparon a poderosos"

Luego de que el Tribunal de Enjuiciamiento dejara sin efecto la suspensión que pesaba sobre él, el funcionario regresó hoy a sus funciones en la fiscalía de Saavedra y reclamó por la restitución de sus empleados. José María Campagnoli volvió a su cargo después de siete meses.

José María Campagnoli volvió a su cargo después de siete meses. Luego de que el Tribunal de Enjuiciamiento dejara sin efecto la suspensión que pesaba sobre él, el funcionario regresó hoy a sus funciones en la fiscalía de Saavedra y reclamó por la restitución de sus empleados. "Estoy contento, es un paso muy importante. Tengo que ver con qué me encuentro, el próximo paso será recuperar a mi personal. Me gustaría volver en las mismas condiciones que me fui", aseguró Campagnoli, en diálogo con el canal de cable Todo Noticias.

Diez de las personas que trabajaban con el fiscal fueron reubicadas en diferentes fiscalías y su jefa, Alejandra Gils Carbó, nombró a otra persona como jefe de la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE), otra dependencia que Campagnoli tenía a su cargo; su puesto en esta secretaría formalmente no existe más. Su abogado defensor, Ricardo Gil Lavedra, advirtió que su restitución en el cargo "no va a ser plena hasta que no le devuelvan a los empleados, que son las condiciones necesarias para poder trabajar".

El fiscal había sido suspendidoa instancias de Gils Carbó, que lo cuestionó por presunto mal desempeño de sus funciones en la investigación contra el empresario Lázaro Báez , de vínculo directo con el matrimonio Kirchner.

"Creo que no me equivoqué en nada. Mis investigaciones preocuparon a poderosos y se generó esta instancia de juicio político y persecución. Me he sentido muy acompañado por mis colegas, asociaciones de fiscales se refirieron en términos muy duros al juicio político. Fue un intento de disciplinar a los fiscales para que no sigan adelante investigaciones de este tipo", señaló Campagnoli.

En medio de un polémico jury,que fue interrumpido, la semana pasada el tribunal terminó por habilitar que se levantara la suspensión para que pudiera volver a ejercer su cargo de fiscal. Campagnoli volverá a su cargo hasta que se termine el jury en su contra..

La Nación
21/07
19 Puntos
1

Campagnoli volvió a la fiscalía de Saavedra y defendió su actuación

El fiscal de instrucción José María Campagnoli regresó hoy a la Fiscalía de Saavedra para reasumir sus funciones, tras más de siete meses de suspensión, y ratificó que "no" cometió "ningún error" al investigar "de oficio" al empresario kirchnerista Lázaro Báez.

"Veré con qué me encuentro, pasaron más de siete meses", manifestó el funcionario judicial al llegar a la sede de Arias 4491, ya que debe analizar "qué personal quedó y de qué oficinas" puede disponer, aunque ya reclamó que le reintegren su cuerpo de "once colaboradores".

La fiscalía está "de feria" durante esta semana y la próxima, de modo tal que el regreso de Campagnoli fue simbólico, pues no puede tomar decisiones ni disponer medidas en las causas a menos que obtenga de la Cámara del Crimen la "habilitación de la feria". 

Fuentes judiciales describieron que, no obstante, pidió que le acercaran algunos expedientes y comenzó a leerlos "para ponerse al día sobre lo que pasó en la fiscalía en su ausencia".

Campagnoli regresó al mismo despacho que ocupaba hasta antes de su suspensión, al que accedió después de que aparecieran las llaves extraviadas que impidieron que otros empleados que llegaron más temprano pudieran acceder a las oficinas de la fiscalía.

Allí, ya no estaba la fiscal Cristina Caamaño, quien reemplazó a Campagnoli durante su suspensión.

El clima en la fiscalía fue descripto como "tenso", porque si bien es cierto que 11 colaboradores del fiscal repuesto en su cargo fueron asignados a otras oficinas, una decena de los que lo acompañaban permanecen aún en funciones y mantienen un sordo enfrentamiento con quienes se incorporaron en los últimos meses, semanas y hasta días.

En declaraciones a la prensa, Campagnoli insistió: "No incurrí en ningún error" al investigar a Báez y consideró su suspensión, que ahora quedó sin efecto, más el fallido juicio político, como "un intento de disciplinar a los fiscales y amedrentarlos para que no continúen con las investigaciones".

En ese sentido, el funcionario cuestionó que su personal fue "desperdigado en distintas fiscalías", por lo que el pasado viernes pidió que reintegraran a todos los miembros de su equipo.

"Entiendo que tengo una dotación mínima, pero para mí es muy importante contar con el personal que yo formé", sostuvo Campagnoli, y consideró que el juicio en su contra "no debería reanudarse".

Campagnoli retomó sus funciones en la Fiscalía de Saavedra luego de que un Tribunal de Enjuiciamiento dejara sin efecto la suspensión que pesaba en su contra en el marco del juicio político que atraviesa por presunto mal desempeño en la investigación contra Lázaro Báez.

El jury resolvió el pasado jueves, por 4 votos contra 3, levantar la suspensión del fiscal, que había sido decretada en diciembre, aunque desestimó el pedido de la defensa para que se rechace la acusación al entender que todavía no se dictó sentencia.

La Prensa
21/07
2 Puntos
1 2 3 4

Reasumió el fiscal Campagnoli: No cometí ningún error

El fiscal de instrucción José María Campagnoli regresó hoy a la Fiscalía de Saavedra para reasumir sus funciones, tras más de siete meses de suspensión, y ratificó que "no" cometió "ningún error" al investigar "de oficio" al empresario kirchnerista Lázaro Báez.

"Veré con qué me encuentro, pasaron más de siete meses", manifestó el funcionario judicial al llegar a la sede de Arias 4491, ya que debe analizar "qué personal quedó y de qué oficinas" puede disponer, aunque ya reclamó que le reintegren su cuerpo de "once colaboradores".

La fiscalía está "de feria" durante esta semana y la próxima, de modo tal que el regreso de Campagnoli fue simbólico, pues no puede tomar decisiones ni disponer medidas en las causas a menos que obtenga de la Cámara del Crimen la "habilitación de la feria".

A ponerse al día

Fuentes judiciales describieron a DyN que, no obstante, pidió que le acercaran algunos expedientes y comenzó a leerlos "para ponerse al día sobre lo que pasó en la fiscalía en su ausencia".

Campagnoli regresó al mismo despacho que ocupaba hasta antes de su suspensión, al que accedió después de que aparecieran las llaves extraviadas que impidieron que otros empleados que llegaron más temprano pudieran acceder a las oficinas de la fiscalía.

Allí, ya no estaba la fiscal Cristina Caamaño, quien reemplazó a Campagnoli durante su suspensión.

El clima en la fiscalía fue descripto como "tenso", porque si bien es cierto que 11 colaboradores del fiscal repuesto en su cargo fueron asignados a otras oficinas, una decena de los que lo acompañaban permanecen aún en funciones y mantienen un sordo enfrentamiento con quienes se incorporaron en los últimos meses, semanas y hasta días.

En declaraciones a la prensa, Campagnoli insistió: "No incurrí en ningún error" al investigar a Báez y consideró su suspensión, que ahora quedó sin efecto, más el fallido juicio político, como "un intento de disciplinar a los fiscales y amedrentarlos para que no continúen con las investigaciones".

En ese sentido, el funcionario cuestionó que su personal fue "desperdigado en distintas fiscalías", por lo que el pasado viernes pidió que reintegraran a todos los miembros de su equipo.

"Entiendo que tengo una dotación mínima, pero para mí es muy importante contar con el personal que yo formé", sostuvo Campagnoli, y consideró que el juicio en su contra "no debería reanudarse".

Campagnoli retomó sus funciones en la Fiscalía de Saavedra luego de que un Tribunal de Enjuiciamiento dejara sin efecto la suspensión que pesaba en su contra en el marco del juicio político que atraviesa por presunto mal desempeño en la investigación contra Lázaro Báez.

El jury resolvió el pasado jueves, por 4 votos contra 3, levantar la suspensión del fiscal, que había sido decretada en diciembre, aunque desestimó el pedido de la defensa para que se rechace la acusación al entender que todavía no se dictó sentencia.

La Voz del Interior
21/07
2 Puntos
1

Money Campagnoli retomó sus actividades en Saavedra

Escríbanos

El fiscal de instrucción José María Campagnoli regresó hoy a la Fiscalía de Saavedra para reasumir sus funciones, tras más de siete meses de suspensión por investigar al empresario kirchnerista, Lázaro Báez.

Al llegar a la sede de Arias 4491, el funcionario judicial dijo que el juicio que le quisieron hacer "fue un intento para amedrentar a los fiscales y que no sigan con las investigaciones que llevan adelante".

Y agregó: "Creo que no me equivoqué en nada. Mis investigaciones preocuparon a poderosos y se generó esta instancia de juicio político y persecución. Me he sentido muy acompañado por mis colegas, asociaciones de fiscales se refirieron en términos muy duros al juicio político".

"Me gustaría volver con las mismas condiciones en que me fui", expresó Campagnoli, quien señaló que su regreso "es un paso importante pero tengo que ver con qué me encuentro", ya que debe analizar "qué personal quedó y qué oficinas" puede disponer, aunque ya reclamó que le reintegren su cuerpo de "once colaboradores".

La Razón
21/07
12 Puntos
1

Reasumió Campagnoli: “Es un paso importante pero tengo que ver con qué me encuentro”

Volvió a la fiscalía de Saavedra después de siete meses de inactividad. Para el 5 de agosto sus abogados y él mismo fueron citados a una audiencia preliminar del nuevo juicio al que se lo convocó aunque su defensa sostenga que es irregular.Fuente: Clarín.

Volvió a la fiscalía de Saavedra después de siete meses de inactividad. Lo llevaron a juicio por investigar a Lázaro Báez.

El fiscal José María Campagnoli se presentó hoy, pasadas las 8 de la mañana, para reasumir su cargo en la fiscalía barrial de Núñez-Saavedra.

Luego de ser acusado de haberse excedido en una investigación sobre el empresario kirchnerista Lázaro Báez, el juicio político se cayó y todavía no está claro si habrá uno nuevo en tiempo y forma.

Campagnoli habló en la puerta de la fiscalía de Saavedra y dijo que el juicio que le quisieron hacer “fue un intento para amedrentar a los fiscales y que no sigan con las investigaciones que llevan adelante”.

Dijo que creía que “el juicio se cayó y que no debe reanudarse”. Y se mostró expectante respecto de lo que iba a encontrar en su despacho al ingresar.

“Me gustaría volver con las mismas condiciones en que me fui”, dijo Campagnoli quien señaló que su regreso “es un paso importante pero tengo que ver con qué me encuentro”.

El fiscal repuesto en su cargo perdió a trece de sus colaboradores y esta será su principal tarea en estas semanas: rearmar su equipo, además de las causas que lo esperan en su lugar de trabajo. Sus abogados también pidieron que sea repuesto en su cargo de titular de la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos con Autor Desconocido (UFIDAD), de la que depende la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE) que llevó el caso de Báez.

Campagnoli sigue con acusación firme en el Tribunal de Enjuiciamiento aunque la suspensión en su cargo, dispuesta en diciembre pasado, cayó el jueves pasado a pedido de sus abogados por decisión del organismo tras un complejo proceso por la renuncia de una de sus integrantes. Para el 5 de agosto sus abogados y él mismo fueron citados a una audiencia preliminar del nuevo juicio al que se lo convocó aunque su defensa sostenga que es irregular.

Fuente: Clarín

Seprin
21/07
6 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio