{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!
1

People Por qué Zaffaroni no es el "juez de la patria"

Con la obra teórica de Zaffaroni sucede algo similar a lo que dice Roberto Bolaño sobre el lugar de Roberto Arlt en la literatura argentina. O lo que es lo mismo: la literatura de la pesada tiene que existir, pero si sólo existe ella, la literatura se acaba".¿Zaffaroni juez de la patria? "¡Oh, mia patria si bella e perduta. Por aquellos años de formación leí Estructuras judiciales, libro en el que Zaffaroni explica que los jueces no son servidores de los presidentes.

Es saludable tener referentes cívicos sin idealizarlos. Son modelos virtuosos, no santos. El intento oficialista de entronizar a Eugenio Zaffaroni, defensor todoterreno del Gobierno, como "juez de la patria" pareciera no tener en cuenta esas consideraciones. Si vamos a elegir quiénes son nuestros héroes de hoy, que por lo menos sean idóneos.

Zaffaroni (que ahora llama a Nisman "ese pobre muchacho" mientras desmerece su denuncia con desdén) amenazó durante años con renunciar a la Corte Suprema y, ahora desde el llano, busca degradar el estatus institucional del Máximo Tribunal y muestra desprecio hacia sus integrantes, al alegar que no lo acompañaron porque son miedosos y obedecen a las corporaciones.

En Vidas paralelas, Plutarco confrontó a personajes griegos y romanos, en 23 pares de biografías. No buscaba narrar los acontecimientos políticos de la época, sino extraer, por medio de esa comparación con la contrafigura, el carácter moral de cada personaje. De ahí el tratamiento exhaustivo sobre la educación y natural disposición de la figura retratada y el relato de anécdotas, como una manera de revelar la naturaleza del hombre.

Ya que el kirchnerismo propone a Zaffaroni como referente de la Justicia, haré un ejercicio similar al de Plutarco y contrapondré a la figura de Zaffaroni la de la ya fallecida Carmen Argibay, quien, no tengo dudas, tiene razones más que fundadas para ser reconocida como "jueza de la patria".

Los dos fueron designados por la misma autoridad ejecutiva en años consecutivos. Compartían la especialización en derecho penal, en principio, tenían coincidencias ideológicas, los dos eran solteros, etc. Pero a diferencia de Zaffaroni, Argibay no fue una penalista que abjuró del derecho penal; tenía bajísimo perfil y credenciales de peso en derechos humanos, mientras Zaffaroni juró por los estatutos de ¡tres! dictaduras militares y rechazó hábeas corpus en 1976 (ver el discurso de Rodolfo Terragno en el Senado en http:

/periodicotribuna.com.ar/1954-nadie-resiste-el-archivo.html y el trabajo reciente de Marcelo Alegre "Responsabilidad penal de los jueces por violaciones a los derechos humanos en la dictadura"), Argibay estuvo detenida durante la última dictadura e integró el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia.

Argibay fue una jueza verdaderamente independiente (decía: "Para ser un buen juez, el primer deber es ser desagradecidos con quien nos nombró"), mientras que no hay que ser muy perspicaz para captar el nivel de sumisión y servilismo que evidencia la carta de renunciade Zaffaroni enviada a la Presidenta, en la que termina diciéndole: "Quedo de usted como su seguro y atento servidor".

Los primeros textos de derecho penal que leí fueron los de Zaffaroni y el primer profesor que tuve en la materia, hace quince años, fue Alejandro Alagia, uno de los coautores de su tratado. Alagia nos hablaba permanentemente de la lucha contra la corrupción y nos inspiraba contándonos su experiencia en los años 90, cuando -decía- había sido echado del fuero federal por investigar la corrupción menemista. El año pasado, Alagia fue uno de los fiscales que votó a favor del enjuiciamiento de su colega José María Campagnoli. Por aquellos años de formación leí Estructuras judiciales, libro en el que Zaffaroni explica que los jueces no son servidores de los presidentes. Parece que en estos años Alagia y Zaffaroni cambiaron de opinión.

En los regímenes populistas, predomina una concepción antiliberal de la magistratura y, en nombre del pueblo, se busca reorganizar el Poder Legislativo, el Judicial y el Ejecutivo, y manejar a discreción los fondos públicos. Argibay representó lo contrario al populismo: tenía una visión pluralista de la sociedad, defendía la división de poderes y la ética republicana.

Una gran diferencia entre ambas figuras es que Argibay se preocupó por hacer lo mejor posible su tarea como jueza y con eso contribuir a la legitimidad del Alto Tribunal, mientras que Zaffaroni buscó darles cobertura jurídica a los deseos del poder que lo designó. Argibay fue todo lo contrario al juez orientado por el resultado. Ella podría haber sido más "estrella progresista" que Zaffaroni y hasta podría haber liderado una corriente de opinión fuerte para legalizar el aborto, arrinconando a la Presidenta, pero entendió que su trabajo era decidir casos específicos y reales, y que el éxito lo depara el hacer bien la tarea, no conquistar espacios institucionales.

Argibay se tomó en serio el derecho y las reglas, y dominó sus reacciones cuando el resultado final no coincidía con sus deseos y convicciones ideológicas. Rescató y preservó el lugar del derecho y del razonamiento jurídico, y eso es central: decidir de acuerdo con reglas, tratar a ciertas fuentes como autoritativas, respetar los precedentes, aun cuando dicten un resultado que no nos guste y, básicamente, entender que una cosa es reconocer resultados preferibles y otra es darse cuenta de que algunas instituciones pueden tener el poder para alcanzar esos resultados y otras no. Argibay fue una librepensadora consecuente, no como Zaffaroni y otros que durante años hablaron de Michel Foucault y del nefasto poder de vigilancia estatal, pero después trabajaron para el poder y pujaron para colocar a sus discípulos, como Juan Martín Mena, en la Secretaría de Inteligencia. Poner a Zaffaroni como juez penal es un despropósito, como si Juan José Sebreli, que detesta el fútbol, presidiera la AFA.

La actual concepción hegemónica del derecho penal como un mero saber reductor de la violencia estatal funciona como el opio de nuestra comunidad jurídicopenal. Con la obra teórica de Zaffaroni sucede algo similar a lo que dice Roberto Bolaño sobre el lugar de Roberto Arlt en la literatura argentina. Bolaño dice que Arlt es un buen escritor, pero "se me hace difícil soportar el desvarío -un desvarío gansteril, de la pesada- que Piglia teje alrededor de Arlt, probablemente el único inocente en este asunto. Para Bolaño, "la literatura de Arlt, considerada como armario o subterráneo, está bien. Considerada como salón de la casa es una broma macabra. Considerada como cocina, nos promete el envenenamiento. Considerada como lavabo nos acabará produciendo sarna. Considerada como biblioteca es una garantía de la destrucción de la literatura. O lo que es lo mismo: la literatura de la pesada tiene que existir, pero si sólo existe ella, la literatura se acaba".

¿Zaffaroni juez de la patria? "¡Oh, mia patria si bella e perduta!" Mejor Argibay. Mejor su legado de compromiso genuino con el derecho y el respeto que profesaba por las leyes y por la verdadera independencia judicial.

El autor es jurista; coautor de Cosa juzgada fraudulenta.

La Nación
24/04
0 Puntos
1

El fiscal Gonella volvió a faltar a una indagatoria del juez Bonadio

El fiscal antilavado Carlos Gonella pidió postegar su declaración indagatoria ante el juez Claudio Bonadio en la causa en que se lo acusa por supuesta violación de secreto al difundir datos sobre el pedido de indagatoria a la jueza María Gabriela Lanz, pareja de un condenado por narcotráfico.El fiscal antilavado negó haber cometido delitos y recusó al juez Bonadio por temor de parcialidad.

El fiscal antilavado Carlos Gonella pidió postegar su declaración indagatoria ante el juez Claudio Bonadio en la causa en que se lo acusa por supuesta violación de secreto al difundir datos sobre el pedido de indagatoria a la jueza María Gabriela Lanz, pareja de un condenado por narcotráfico.

El fiscal antilavado negó haber cometido delitos y recusó al juez Bonadio por temor de parcialidad. La Sala II de la Cámara Federal rechazó la recusación contra el magistrado. La Sala IV de la Cámara de Casación no abrió el recurso de queja para que se revise la decisión, con lo que Bonadio sigue en el caso y volvió a citarlo.

La defensa de Gonella solicitó esta mañana la postergación de la indagatoria hasta que Casación resuelva la recusación contra Bonadio, según confirmaron fuentes judiciales a LA NACION. Consideraron de "vital importancia" resolver primero este planteo antes de tomar indagatoria de la Procelac y reiteró que el funcionario siempre estuvo "a derecho", según el texto.

El escrito presentado a Bonadio fue firmado por los abogados Diego Morales y Damián Loretti.

Gonella fue denunciado por la jueza Lanz por abuso de autoridad y violación de secretos. La magistrada es pareja de un nacotraficante condenado a 20 años de prisión y Gonella la investiga por lavado de dinero porque sospecha que blanqueó bienes de su compañero.

La jueza denunció al fiscal por abuso y porque hizo pública esa investigación. Sospecha que lo hizo con el fin de perjudicarla porque la jueza confirmó la validez de las acusaciones por extorsión contra Lázaro Báez y convalidó la investigación por lavado contra el empresario que llevó adelante el fiscal José María Campagnoli.

i..

La Nación
23/04
5 Puntos
1

Sports En la justicia son medio borrachos

Así también se reducen las chances de llegar a buen puerto en un proceso por asociación ilícita. La jueza Fabiana Palmaghini había pedido todas las causas que tramitaban existentes en la Justicia sobre los Borrachos para investigar la asociación ilícita, que incluía a 14 barras de ambas facciones y Campagnoli había ido más allá incluyendo a empleados, dirigentes, policías y funcionarios. Pero la Cámara entendió que la sumatoria de cada hecho individual no la configura.

Muchas veces la aplicación de las leyes corren por un lado y el sentido común por otro. La premisa acaba de confirmarse de modo categórico en la causa contra la barra brava de River: la Sala IV de la Cámara de Apelaciones compuesta por los magistrados Carlos González y Rodolfo Pociello Argerich revocó los procesamientos por asociación ilícita de los líderes de la facción disidente y le dio un golpe de gracia al fiscal José María Campagnoli quien pretendía incluir también en ese ámbito delictivo a los jefes de la oficial, policías, dirigentes y funcionarios del Gobierno Nacional. El fallo tiene su costado polémico: admite que la barra puede cometer una pluralidad de delitos, pero asegura que todos son de carácter transitorio y que no están planeados previamente. Es decir, los Borrachos delinquen una y otra vez porque se presenta la chance, no porque convinieron hacerlo con anterioridad. Ay...

Por eso, la Cámara sí mantuvo adentro del caso a Ariel Pato Calvisi, Martín Saviolita Núñez Gioiosa y Ricardo Gerino, a quienes les confirmó el procesamiento con prisión preventiva por robo agravado, lesiones graves, amenazas y daños, por el ataque de la disidente a la oficial en la confitería del club el 25/11/14. La jueza Fabiana Palmaghini había pedido todas las causas que tramitaban existentes en la Justicia sobre los Borrachos para investigar la asociación ilícita, que incluía a 14 barras de ambas facciones y Campagnoli había ido más allá incluyendo a empleados, dirigentes, policías y funcionarios. Pero la Cámara, al considerar que los hechos son separados, les puso un freno.

“Para nosotros está demostrado que la barra es una asociación ilícita que actúa en beneficio propio con apoyo de diversos sectores y persistencia en el tiempo. Pero la Cámara entendió que la sumatoria de cada hecho individual no la configura. No nos daremos por vencidos: buscaremos nuevos elementos de prueba”, le dijo a Olé una fuente de la fiscalía.

La sentencia tiene un elemento contradictorio porque sí sostiene que el ataque a la confitería fue orquestado previamente y con clara división de tareas entre los violentos, pero insiste en que es un hecho único aislado del resto. La Sala también confirmó que una posible investigación futura sobre la responsabilidad de policías y funcionarios debe quedar en el fuero ordinario y no pasar a la Justicia Federal, y que deberá tramitar por separado al resto de las causas. Así también se reducen las chances de llegar a buen puerto en un proceso por asociación ilícita. Y sí, así las cosas son sólo medio Borrachos. ¿Quiénes? Los barras, por supuesto.

Olé
20/04
7 Puntos

Películas truchas en el subte

por Patricia Blanco Fernández (*)

BUENOS AIRES.- La disputa entre el juez federal Claudio Bonadio y la Procuración General de la Nación sumó esta semana un nuevo capítulo pero por una causa sensiblemente menor a la que salpica las páginas políticas de los diarios.

Esta vez, la polémica gira en torno al sobreseimiento o el llamado a indagatoria de una mujer que vendía películas en el subte B y sobre la facultad del Ministerio Público para promover la "no acusación".

Y se da en medio del debate sobre la puesta en marcha del nuevo Código de Procedimiento Penal, donde los fiscales pasarán a tener un rol clave en el impulso de las investigaciones penales mientras que el juez será solo una figura para garantizar la legalidad del proceso.

El caso se inició en agosto de 2013 cuando personal de la Policía Metropolitana, perteneciente a la comisaría 12, llevó adelante un procedimiento en el pasillo de la estación Carlos Gardel de la Línea B de Subtes de Buenos Aires.

Allí se detectó a una mujer que ofrecía a la venta películas en formato CD y DVD, aparentemente ilegales, y por lo tanto se procedió al secuestro de 438 cd´s y dvd´s.

La fiscalía había solicitado el sobreseimiento de la mujer acusada de haber cometido infracciones a las leyes de propiedad intelectual y de marcas.

Según su criterio, el procedimiento del personal policial "fue irregular y defectuoso", el secuestro de las películas se hizo "sin el más mínimo detalle de sus características materiales ni de sus títulos y sin haberse tomado fotografía de dicho material, como para cotejarlo posteriormente con las extraídas en el gabinete pericial".

Pero el juez del caso, Claudio Bonadío, rechazó el pedido y la citó nuevamente a indagatoria por lo que ahora el fiscal Leonel Gómez Barbella presentó un recurso de queja contra la decisión de Bonadío.

"El juez no sólo rechazó la apelación sino que citó a la imputada para tomarle declaración indagatoria", señaló la página de noticias de la Procuración.

Allí se detalla que Gómez Barbella fundó su presentación, entre otras cosas, en que el juez Bonadío no trató el pedido de sobreseimiento de la imputada, "ni explicó los motivos de su improcedencia".

Pero además el fiscal destacó que llamar a indagatoria sin el acuerdo del MPF "vulnera la autonomía funcional".

Gómez Barbella se refirió a la figura del fiscal en el actual sistema procesal penal y destacó que se estructura como "instrumento necesario para la oficialización de la acción penal, en tanto garantiza que la función acusadora no se identifique con la juzgadora, lo cual es condición esencial para la plena vigencia del principio de imparcialidad".

Desde 2014, el juez Bonadio -por ahora aún frente a la causa Hotesur que salpica a la familia presidencial- mantiene un enfrentamiento con la Procuración por una causa contra el fiscalCarlos Gonella, jefe de la repartición que investiga los delitos de lavado de dinero PROCELAC.

El juez llamó a indagatoria a Gonella, lo declaró en rebeldía porque no se presentó y hasta pidió que se le prohiba la salida del país, en el marco de una causa supuesto abuso de autoridad y violación de secretos en donde el imputado negó las acusaciones en su contra.

Esa investigación también tiene un trasfondo político: Gonella está acusado de haber difundido datos de una investigación sobre lavado de dinero sobre el círculo íntimo de un empresario condenado por narcotráfico y, entre esos allegados, estaba la pareja del empresario en cuestión: la jueza María Gabriela Lanz, la misma que había habilitado las diligencias del fiscal José María Campagnoli contra el empresario Lázaro Báez.

(*): DyN.

Tweet

La Capital
20/04
1 Puntos

People El dilema de Macri y Michetti: el vice

Ahora Macri deberá evitar un percance: que Reutemann, ofendido, lo abandone... Horacio Rodríguez Larreta aprovechó el debate con Gabriela Michetti, el miércoles pasado, para anunciar que su candidato a vicejefe de gobierno porteño sería el ex aliado de su competidora, Diego Santilli.Con esa decisión abrió una incógnita: ¿quién será el vice de Michetti. Cuando le hablan del tema, suele decir: "Hasta ahora no me proponen a nadie mejor que Carlos Reutemann".

Horacio Rodríguez Larreta aprovechó el debate con Gabriela Michetti, el miércoles pasado, para anunciar que su candidato a vicejefe de gobierno porteño sería el ex aliado de su competidora, Diego Santilli.

Con esa decisión abrió una incógnita: ¿quién será el vice de Michetti? La candidata analiza ofrecer el cargo a varias figuras, casi todas ajenas a la política: los periodistas Juan Pablo Varsky y Fernando Niembro; el neurólogo Facundo Manes; el fiscal José María Campagnoli; el líder de la Red Solidaria, Juan Carr, y el ministro de Cultura, Hernán Lombardi.

El dilema del vice parece generalizarse en Pro, ya que Mauricio Macri también deshoja la margarita. Cuando le hablan del tema, suele decir: "Hasta ahora no me proponen a nadie mejor que Carlos Reutemann". Sin embargo, su gurú, Jaime Durán Barba, ya declaró que pretende que su pupilo integre una fórmula "pura", si fuera posible, con una mujer. Por eso la diputada Laura Alonso comenzó a aparecer en los pronósticos. Ahora Macri deberá evitar un percance: que Reutemann, ofendido, lo abandone..

La Nación
18/04
2 Puntos

People El kirchnerismo avanza en un concurso clave

Su especialidad fue siempre el derecho penal, materia de la que fue profesor universitario.En la lista complementaria, pero con posibilidades de ascender -Basso está bien posicionado en otro concurso-, quedó el secretario Jorge Di Lorenzo, actual subrogante del juzgado por el que compiten... En los ultimos diez años, integró 33 ternas para juez y fiscal, y nunca fue designado.

La presidenta Cristina Kirchner quedó ayer en condiciones de nombrar a Ernesto Kreplak, ex funcionario del Ministerio de Justicia vinculado a La Cámpora, en un juzgado federal platense que puede ser clave en un año electoral.

Kreplak integra la terna aprobada ayer por el Consejo de la Magistratura para cubrir la vacante del Juzgado Federal N° 3 de La Plata, de competencia penal.

Pero ser designado para este cargo tiene una consecuencia adicional: las normas prevén que quien ocupa el Juzgado Federal N° 3 es el subrogante natural del Juzgado Federal N° 1, el único con competencia electoral en la provincia.

Este juzgado, el N° 1, está vacante desde la muerte del juez Manuel Blanco y es el que controla los comicios en el distrito que representa el 40% del padrón nacional.

Hoy, tanto el Juzgado Federal N° 1 de La Plata como el N° 3 están cubiertos por subrogantes que fueron impulsados por el kirchnerismo y cuestionados por la oposición.

Kreplak está tercero en una terna que comparte con Fabián Basso, secretario del Juzgado Federal N° 1 de Lomas de Zamora, y con Ignacio Rodríguez Varela, secretario histórico de José María Campagnoli.

Las aspiraciones de Rodríguez Varela (hijo de un ex ministro de Justicia de la última dictadura) de que la Presidenta lo nombre son nulas. En los ultimos diez años, integró 33 ternas para juez y fiscal, y nunca fue designado. Según relató a LA NACION, ahora su caso -denunció "discriminación"- está en estudio por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Kreplak integró, como representante del Poder Ejecutivo, el jury de enjuiciamiento contra el fiscal Campagnoli, en un proceso en el que el oficialismo no consiguió los votos para removerlo y finalmente terminó sin sentencia.

Por entonces, Kreplak era subsecretario de Coordinación y Control Registral del Ministerio de Justicia, un cargo importante, porque de él dependían la Inspección General de Justicia (IGJ), el Registro Automotor y el Registro Nacional de Armas.

Kreplak, que siempre tuvo un muy bajo perfil, trabaja hoy en la Justicia, donde había hecho su carrera antes de convertirse en funcionario del Poder Ejecutivo: es el secretario general de la nueva Cámara Nacional de Casación, que empezó a funcionar este año. Su especialidad fue siempre el derecho penal, materia de la que fue profesor universitario.

En la lista complementaria, pero con posibilidades de ascender -Basso está bien posicionado en otro concurso-, quedó el secretario Jorge Di Lorenzo, actual subrogante del juzgado por el que compiten..

La Nación
17/04
5 Puntos
1

Sports Te pasa por Borracho

A toda esta gente, Campagnoli le imputó el delito de asociación ilícita. Y fue más allá: basándose en los dichos de Calvisi sobre los vínculos de la barra con el club, imputó a varios empleados y dirigentes de diverso rango, entre los que sobresale el vicepresidente primero, Matías Patanian, acusado por Calvisi de armar un cónclave en enero en una quinta de Pilar para diagramar el esquema barra para 2015. Campagnoli apeló y la Cámara decidirá la próxima semana.

A veces, un hecho puede desatar la tormenta perfecta. Y de a poco, el aguacero comienza a caer en serio sobre Los Borrachos del Tablón. El suceso que abrió la puerta a una investigación de final impredecible fue el ataque de la facción disidente a la oficial en la confitería del club, el 25/11/14, dos días antes del súper de vuelta por la Sudamericana. En aquella jornada Guillermo Caverna Godoy, Martín Vallejos, Gustavo Tachero Luzzi y Gustavo Uruguayo Larrain fueron agredidos y por ello están detenidos acusados de lesiones, robo, coacción agravada y asociación ilícita Ariel Pato Calvisi, líder de la disidente, Saviolita Núñez y Ricardo Gerino, mientras siguen prófugos Alejandro Zapatero Flores y Carlos Negro López.

Pero era obvio con el transcurso de la causa que todo iba a discurrir en una dirección más abarcativa, ya que los damnificados de esa ocasión habían sido victimarios en tantas otras y algunos tenían procesos abiertos por violencia en el fútbol. Y mientras la jueza Fabiana Palmaghini dudaba en dar el paso necesario, el fiscal del caso, José María Campagnoli, se adelantó: tras la declaración de Calvisi contando los negocios ilegales de la barra y la convicción personal por su trabajo en la materia (lleva todas las causas Borrachas hace más de una década), imputó a los jefes de la barra oficial pero también a quienes éstos dejaron al frente del paraavalanchas este año, ya que no pueden entrar porque se les aplica en serio el derecho de admisión. Y fue más allá: basándose en los dichos de Calvisi sobre los vínculos de la barra con el club, imputó a varios empleados y dirigentes de diverso rango, entre los que sobresale el vicepresidente primero, Matías Patanian, acusado por Calvisi de armar un cónclave en enero en una quinta de Pilar para diagramar el esquema barra para 2015. Consultado por Olé , el vice negó todo. “El lunes iré en persona a la fiscalía. No tengo nada que ver con la barra. Calvisi, a quien no conozco, miente”. En la fiscalía de Saavedra reconocen que por ahora no tienen más que la declaración del Pato Ariel, quien como es imputado no tiene juramento de decir verdad, pero agregan: “Hay lazos indudables de la barra con la CD, la política y la Policía. Una de las cosas que dijo, la existencia de una mesa en la que come la barra y paga el club, está casi confirmada”.

La jueza Palmaghini todavía no decidió si da curso a las imputaciones del fiscal porque como Calvisi también habló, como informó Olé el 14/3/15, sobre funcionarios nacionales (Sergio Berni y Darío Ruiz, secretario de Seguridad Interior y su segundo) y policías federales (el sargento Luis Valla), se declaró incompetente y pidió que todo pase a la esfera de la Justicia Federal. Campagnoli apeló y la Cámara decidirá la próxima semana. A partir de ahí se verá cómo sigue la historia.

Lo cierto es que Calvisi aseguró que Martín Araujo y Caverna Godoy son los jefes y que sus caras visibles en la tribuna ahora son Mauro Ferraras y Cristian Ciruja Szyrko. El primero sería el mismo que apretó, encapuchado, a Román en el partido de ida contra Belgrano de la Promo de ida por el descenso. Y sobre el segundo aseguró que es chofer de la esposa del intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, y encargado de la recaudación de la gente que hacen pasar por molinetes liberados, que junta el dinero en una bolsa de residuos y luego se reparte en el primer piso del estacionamiento. Afirmó también que el empleado Lucas García le confeccionaba los carnets a la barra; que dos boleteros les daban tickets pertenecientes a filiales y de protocolo cuya reventa estaba a cargo de los barras Matías Goñi y José Bolsa de Papas Uequín; que dos encargados de controles de Utedyc de apellidos Santomil y Morelli son quienes les permiten manejar en puerta el negocio de meter gente sin entradas; que el contacto para hacer lo mismo en recitales es Gabriel Del Vecchio, hombre de la empresa Fénix Entertainment y que el nexo de la CD con la barra es un hombre llamado Marcelo Meijone, a quien en River pocos dicen conocer pero que según averiguó Olé , es desde 2008 subgerente de Gestión en ADIF, la empresa del ministerio de Transporte que se encarga de toda la infraestructura ferroviaria, que claro está, deja mucho que desear como lo sufrió el país en 2011, con la tragedia de Once. A toda esta gente, Campagnoli le imputó el delito de asociación ilícita. La próxima semana, se verá hasta dónde se involucra la Justicia.

Olé
11/04
1 Puntos
1 2

Se tiroteó con la policía y lo detuvieron cuando estaba internado en el hospital

Luego de tirotearse con la policía en un hecho delictivo, un delincuente fue detenido cuando estaba internado en un hospital por haber terminado con dos heridas de bala. Las actuaciones policiales fueron remitidas a la Policía Metropolitana, con jurisdicción en el lugar del hecho, y tanto Sosa, quien esta mañana continuaba internado bajo custodia policial, como los elementos incautados quedaron a disposición del titular de la fiscalía de Núñez-Saavedra, José María Campagnoli.

Luego de tirotearse con la policía en un hecho delictivo, un delincuente fue detenido cuando estaba internado en un hospital por haber terminado con dos heridas de bala. Los investigadores lograron comprobar que los disparos provenían de un arma reglamentaria de un efectivo policial.

El sujeto, identificado como Hugo Sosa, había ingresado al hospital municipal Diego Thompson, en Avellaneda al 1200, de San Martín, con un balazo en el abdomen y otro en la mano derecha.

La policía relató que Sosa dijo, al llegar a la guardia, que había sido víctima de un robo, aunque luego perdió el conocimiento por la gravedad del estado en el que se encontraba y no brindó mayores detalles.

No obstante, personal de la comisaría 6ta de San Martín revisó entre las pertenencias del herido y descubrió que dentro de una riñonera tenía una pistola Bersa Thunder calibre 380, tres cargadores y 21 municiones del mismo calibre. De esta manera, iniciaron una pesquisa para determinar qué le había ocurrido.

La Policía pudo averiguar que el arma y las otras pertenencias que llevaba Sosa pertenecían a un comisario inspector retirado de la Policía Federal Argentina. De esta manera pudo comprobarse que el herido integraba una banda dedicada a cometer robos a mano armada en Capital Federal.

El pasado jueves, alrededor de las 15, sorprendió al ex policía cuando ingresaba a su casa, situada en Deheza al 4900, a unas cuatro cuadras de la avenida General Paz, en Saavedra.

La víctima notó que querían robarle, por lo que extrajo un arma de su propiedad y se inició un tiroteo, durante el cual mató a un ladrón e hirió a Sosa. Los asaltantes lograron sacarle el arma y luego subieron a un vehículo con el que escaparon a toda velocidad en dirección a la provincia de Buenos Aires, dejando al herido en la puerta del hospital Thompson.

Las actuaciones policiales fueron remitidas a la Policía Metropolitana, con jurisdicción en el lugar del hecho, y tanto Sosa, quien esta mañana continuaba internado bajo custodia policial, como los elementos incautados quedaron a disposición del titular de la fiscalía de Núñez-Saavedra, José María Campagnoli.

Diario Veloz
10/04
0 Puntos
1 2 3

People El taxista que mató a Michelle aceptó condena de tres años de prisión

El taxista que confesó haber atropellado y matado en julio a la estudiante neuquina Michelle Tamara Alvarez frente al Aeroparque Jorge Newbery, acordó en un juicio abreviado cumplir con una pena de tres años de prisión efectiva y cinco de inhabilitación para conducir vehículos, informó este lunes Boris Besoky, abogado de la familia de Michelle.

Besoky dijo a Télam que así lo acordaron la fiscal ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 porteño, Mónica Cuñarro, y la defensa de Alberto Roque Sachetti (65), actualmente detenido en la cárcel de Marcos Paz.

El letrado indicó que se mantuvo la imputación de "homicidio culposo agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un automotor" por la que la causa había sido elevada a juicio y que ahora resta que el acuerdo sea homologado por el TOC 1.

Besoky explicó que como representante de la querella se opuso a los términos del juicio abreviado, pero aclaró que esta opinión "no es vinculante".

Para el abogado, la pena acordada es "inadecuada" y debió haber sido mayor, por lo que la familia de Michelle siente "indignación" e "injusticia" con esa decisión.

Además, Besoky sostuvo que con este acuerdo, Sachetti podría acceder a la libertad condicional a fines de abril, cuando cumpla ocho meses de prisión.

En noviembre, cuando el fiscal José María Campagnoli solicitó la elevación a juicio de la causa a la jueza en lo Criminal de Instrucción 31, Susana Castañera, dio por probado que el hecho ocurrió cerca de la medianoche del 16 de julio, cuando Sachetti conducía su taxi Volkwagen Surán por el tercer carril de la avenida Costanera Rafael Obligado.

Michelle (21) se disponía a cruzar por la senda peatonal, y con la luz amarilla del semáforo intermitente, frente a Aeroparque, cuando fue atropellada por el taxi, que la arrastró unos 20 metros, y luego el conductor escapó sin asistirla.

Agencia Télam.-

Río Negro
07/04
19 Puntos
1 2 3 4

El taxista que mató a Michelle aceptó condena de tres años de prisión

El taxista que confesó haber atropellado y matado en julio a la estudiante neuquina Michelle Tamara Alvarez frente al Aeroparque Jorge Newbery, acordó en un juicio abreviado cumplir con una pena de tres años de prisión efectiva y cinco de inhabilitación para conducir vehículos, informó este lunes Boris Besoky, abogado de la familia de Michelle.

Besoky dijo a Télam que así lo acordaron la fiscal ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 porteño, Mónica Cuñarro, y la defensa de Alberto Roque Sachetti (65), actualmente detenido en la cárcel de Marcos Paz.

El letrado indicó que se mantuvo la imputación de "homicidio culposo agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un automotor" por la que la causa había sido elevada a juicio y que ahora resta que el acuerdo sea homologado por el TOC 1.

Besoky explicó que como representante de la querella se opuso a los términos del juicio abreviado, pero aclaró que esta opinión "no es vinculante".

Para el abogado, la pena acordada es "inadecuada" y debió haber sido mayor, por lo que la familia de Michelle siente "indignación" e "injusticia" con esa decisión.

Además, Besoky sostuvo que con este acuerdo, Sachetti podría acceder a la libertad condicional a fines de abril, cuando cumpla ocho meses de prisión.

En noviembre, cuando el fiscal José María Campagnoli solicitó la elevación a juicio de la causa a la jueza en lo Criminal de Instrucción 31, Susana Castañera, dio por probado que el hecho ocurrió cerca de la medianoche del 16 de julio, cuando Sachetti conducía su taxi Volkwagen Surán por el tercer carril de la avenida Costanera Rafael Obligado.

Michelle (21) se disponía a cruzar por la senda peatonal, y con la luz amarilla del semáforo intermitente, frente a Aeroparque, cuando fue atropellada por el taxi, que la arrastró unos 20 metros, y luego el conductor escapó sin asistirla.

Agencia Télam.-

Río Negro
07/04
10 Puntos
1

Piumato: “Servini de Cubría nunca figuró en la servilleta de Corach”

Servini nunca fue de la servilleta pero los otros tres, que son Oyarbide, Bonadío y Canicoba Corral sí. Obviamente excede la cuestión de la Justicia pero se dio dentro de la Justicia. ¿Qué pasó en la Justicia a partir de la muerte del fiscal Alberto Nisman. Hay que recordar que Nisman tenía muy buena relación con el gobierno. Nisman nunca cambió de postura.Sería necesario. Está bien que la Justicia se sirva de los Servicios de Inteligencia para llevar a cabo investigaciones complejas.

¿Qué pasó en la Justicia a partir de la muerte del fiscal Alberto Nisman? ¿Qué descubrieron ustedes que no sabían?

Fundamentalmente el cambio es que se traspasó una línea. Hasta ahí alguien que incomodaba, ya fuera fiscal o juez, era pasible de cualquier tipo de apriete o de amenaza. Desde el Caso Ciccone, al mismo Daniel Rafecas lo empiezan a atacar. A Carlos Rívolo lo sacan de la causa. Y luego, lo mismo con José María Campagnoli. Esto de Nisman es cruzar una línea. Es un magnicidio. Es gravísimo. Obviamente excede la cuestión de la Justicia pero se dio dentro de la Justicia.

Te diría a la inversa: la única que no recibía sobres era María Romilda Servini de Cubría.Yo le tengo mucho respeto por su conducta. Fue perseguida por el famoso tema de las valijas, el Yomagate famoso. Se ensañaron con ella, porque maneja un juzgado federal estratégico: el juzgado federal y electoral de la capital. A la jueza que siguió después y que liberó a todos, el nombre no lo voy a decir, la ascendieron a camarista, la premiaron. Porque había un interés en ese momento. Yo recuerdo que los periodistas que hacían la investigación estaban atacando mucho el proceso de privatización de Somisa.

Sí, y el síndico era Marquardt que había sido en la dictadura el titular del juzgado en que estaba Servini. Por lo tanto, los funcionarios que estaban ahí le respondían a Marquardt. Hubo un toma y daca, un negocio, con el diario que hacía la denuncia porque cuando empieza la denuncia del Yomagate desaparece de la primera plana el caso Somisa. Trataban de acceder al juzgado electoral con un candidato radical.

Todos los jueces de aquella época, están cercanos al gobierno salvo Bonadío. Cuatro jueces quedan de la servilleta. Servini nunca fue de la servilleta pero los otros tres, que son Oyarbide, Bonadío y Canicoba Corral sí. Salvo Bonadío, los otros dos están muy cerca del gobierno. Todos los demás son jueces nuevos nombrados por Kirchner o Cristina. Cuando los jueces hacen lo que deben hacer son denostados por los gobiernos pero la sociedad los apoya. Eso fue lo que sentí yo personalmente en la marcha por Nisman.

Nosotros convocamos a un homenaje a un fiscal. Y eso va más allá de las consideraciones que hubiera sobre la actuación y sobre la persona del fiscal. Incluso muchos fiscales que estuvieron en la convocatoria, no tenían relación con Nisman. Hay que recordar que Nisman tenía muy buena relación con el gobierno. El gobierno en los dos últimos años cambió abruptamente de posición. Al principio defendió a viva voz en los foros internacionales una línea de investigación que coincidía con la de Nisman. Lo que nunca explicó el gobierno es por qué cambió de postura. Nisman nunca cambió de postura.

Sería necesario. Sería muy malo para la Argentina que no se llegue a la verdad. Hay cosas claras, cosas contradictorias, pero cuanto más se avanza más se embarra. La responsabilidad del gobierno no es sólo no haberlo protegido a Nisman sino, ante la muerte de Nisman, haber embarrado la cancha. Todas las declaraciones y las líneas contradictorias no tienden a facilitar la acción de la Justicia hacia una verdad.

¿Cómo se hace como dirigente gremial para equilibrar la balanza entre los afiliados oficialistas y los que coinciden con su posición?

Un gremio defiende los intereses de los trabajadores. El trabajador que defiende su interés está contento con la conducción del gremio. Los que cobran por otro lado, que tienen algún cargo en el oficialismo, hacen oposición.

Sí. El año pasado tuvimos elecciones y no se pudieron presentar en muchos lugares. No se arma una lista de oposición fácil en un sindicato donde hay trabajo previo. Pudieron armar algunas regionales que perdieron.

Es verdad. Angelici es abogado, está dentro de la estructura del PRO. Porque la Justicia de la ciudad se generó hace pocos años, es bastante nueva, tiene veinte años y se generó una lógica que era la lógica que tenía el viejo Concejo Deliberante. Se reparten los cotos de poder entre las distintas fuerzas políticas.

Sí. Gils Carbó puso al descubierto todas las falencias que tenía la Ley del Ministerio Público. Todos los procuradores que hubo desde la Constitución del 94 hasta ahora se manejaron con un criterio de sensatez y sentido común. Nunca quedaron en evidencia las fallas. Nosotros la apoyamos....

Nos comimos el amague de Reposo. Frente a Daniel Reposo cualquiera era bueno. Ella había tenido una actuación sensata. Cuando juró le mandé un presente floral de parte del gremio. Pero realmente hizo todas mal.

Siempre hubo, pero este gobierno le dio a la SIDE un peso importante tanto en el fuero federal penal como en el fuero administrativo. Está bien que la Justicia se sirva de los Servicios de Inteligencia para llevar a cabo investigaciones complejas. Pero subordinados a la Justicia. Acá fue al revés.

Yo no sé. Pero una cosa es el brazo ejecutor y otra cosa es quién dio la orden. Pueden ser los servicios que lo mataron pero ¿quién dio la orden?

Diario Popular
05/04
3 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio