{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!
1

People Aprobarán el pliego de un candidato para un juzgado clave

El caso de Domatto Conti es el más criticado, ya que todavía no obtuvo su título universitario por adeudar la tesis.Funcionario judicialCamporista cercano a l viceministro de Justicia, Julián Alvarez, fue propuesto para el Juzgado Federal N°3 de La Plata, clave porque subroga la competencia electoral.

La mayoría oficialista del Senado se apresta a dar acuerdo a casi una treintena de acuerdos de defensores oficiales, jueces y conjueces y a cuatro directores del Banco Central, todos ellos referenciados con el ministro de Economía, Axel Kicillof.

Por otra parte, ayer ingresó a la Cámara alta el pliego de ascenso al grado inmediato superior del nuevo jefe del Ejército, general de división Ricardo Cundom. Según anticiparon fuentes oficialistas a LA NACION, la audiencia pública se llevaría a cabo el 11 de agosto.

El más destacado de todos los pliegos que se debatirán en la sesión de hoy, prevista para las 13.30, es el de Ernesto Kreplak, propuesto para el Juzgado Federal 3 de La Plata. Kreplak tiene relación directa con el viceministro de Justicia y referente de la agrupación kirchnerista La Cámpora, Julián Álvarez, y ocupará un juzgado clave, ya que es el que subroga la competencia electoral en territorio bonaerense.

El acuerdo llega en un momento crucial, ya que el Juzgado Federal 1 se encuentra a cargo de su secretario, Laureano Durán, que subroga al fallecido juez Manuel Blanco.

Para más antecedentes, Kreplak, que fue funcionario del Ministerio de Justicia en este gobierno, formó parte del jury de enjuiciamiento con el que el kirchnerismo pretendió desplazar de su cargo al fiscal José María Campagnoli.

La nómina de cargos judiciales que el oficialismo pretende cubrir hoy incluye una nueva lista de conjueces para cubrir eventuales vacantes en cámaras federales de apelaciones de varios puntos del país (Bahía Blanca, Mar del Plata, San Martín), integrada en gran parte por abogados referenciados con diferentes agrupaciones kirchneristas, como Justicia Legítima.

Otro caso destacado es el de Jorge García Davini, conocido como el "delfín" del juez federal Norberto Oyarbide.

Propuesto en su oportunidad para un juzgado de Eldorado (Misiones), este secretario durante 20 años del polémico magistrado subroga un juzgado en General Roca y está propuesto como conjuez para la Cámara de Apelaciones de esa ciudad de Río Negro.

El oficialismo también tiene previsto darles acuerdo hoy a Alejandro Formento, Mariano Beltrani, Bárbara Emilia Domatto Conti, propuestos como directores del Banco Centra de la República Argentina (BCRA). También tratará el pliego de Paola Alejandra López, que fue propuesta como síndica.

Todos estos pliegos cuentan con el rechazo de la oposición, por considerar que no acreditan los merecimientos necesarios para acceder a esos cargos. El caso de Domatto Conti es el más criticado, ya que todavía no obtuvo su título universitario por adeudar la tesis.

Funcionario judicial

Camporista cercano a l viceministro de Justicia, Julián Alvarez, fue propuesto para el Juzgado Federal N°3 de La Plata, clave porque subroga la competencia electoral.

La Nación
Hoy
2 Puntos

Justicia expropiada

El desplazamiento de un juez que entiende en una causa es ilegal, según los preceptos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, instancia a la que adhiere la Constitución argentina. que concibe a esa instancia como el brazo judicial del Gobierno.Los jueces y fiscales que no coinciden con ese encolumnamiento . La presidenta Cristina Fernández asumió su primer mandato el 10 de diciembre de 2007 con la promesa de que su gestión tendría como objetivo recuperar la institucionalidad.

La presidenta Cristina Fernández asumió su primer mandato el 10 de diciembre de 2007 con la promesa de que su gestión tendría como objetivo recuperar la institucionalidad.

Los hechos fueron desdibujando ese compromiso tras la derrota política que sufrió en el conflicto con el campo. Con la premisa de obtener cuan­tiosos fondos que le permitieran una gestión populista, pasó por encima de todo atisbo legal.

Las aplaudidas expropiaciones de las entonces administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones y de Aerolíneas Argentinas, y los acuerdos secretos para la explotación petrolera de Vaca Muerta y la instalación de una base militar china en Neuquén son sólo la parte visible de un andamiaje creado para allegar fondos a una administración insaciable.

No sólo eso. La división de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial comenzó a ser desarticulada con la obediencia debida de los parlamentarios oficialistas y la conformación de una agrupación ?Justicia Legítima? que concibe a esa instancia como el brazo judicial del Gobierno.

Los jueces y fiscales que no coinciden con ese encolumnamiento ?como Carlos Fayt, Claudio Bonadio o José María Campagnoli, entre otros? son sometidos a juicios políticos o a todo tipo presiones para que abandonen sus puestos. La estrategia es clara, pues se pretende colocar allí a magistrados o simples abogados que acaten las directivas de la Presidenta.

El caso más reciente es el del juez subrogante Luis María Cabral, quien como miembro de la Cámara de Casación debía pronunciarse sobre la constitucionalidad del memorando con la República Islámica de Irán y en las investigaciones de la empresa Hotesur SA, ligada a los negocios de la familia presidencial. Para desplazarlo se cometió, incluso, el ardid de demorar un vuelo de Aerolíneas Argentinas que debía llevar desde Resistencia a Buenos Aires a un miembro del Consejo de la Magistratura, quien tenía que votar cuando se trató en esa instancia el caso de Cabral. La situación se agravó ayer con la designación de tres conjueces en el mismo tribunal.

El desplazamiento de un juez que entiende en una causa es ilegal, según los preceptos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, instancia a la que adhiere la Constitución argentina.

Está claro ahora que la ?institucionalidad? que prometió la Presidenta en 2007 era colocar todas las instancias del poder bajo la voluntad del Ejecutivo para encubrir inescrutables tratados políticos y económicos, y eventuales denuncias de corrupción que afectaren a su entorno, incluidas, por caso, las sospechosas maniobras realizadas para desarticular las acusaciones contra el vicepresidente Amado Boudou.

La supuesta década ganada en materia del ­Poder Judicial no es otra que su cada vez mayor sometimiento a los dictámenes de un gobierno autoritario.

La Voz del Interior
Hoy
6 Puntos

Profesionales del derecho y funcionarios de la justicia marcharán a Plaza de Mayo el 14 de julio

Profesionales del derecho y funcionarios de la justicia comenzaron a organizar una nueva movilización en defensa de "un Poder Judicial independiente" y repudiar los avances del gobierno kirchnerista en el sector.

La convocatoria, surgida tras el desplazamiento del juez Luis María Cabral de la cámara de Casación Penal, planea una concentración para el 14 de julio, a las 19, en la Plaza de Mayo.

"Queremos lograr que la política garantice una verdadera República y un Poder Judicial independiente", señalaron los organizadores en mails y mensajes que distribuyeron en las redes sociales. 

La manifestación intentará volver a reunir a funcionarios judiciales, abogados y dirigentes políticos como ocurrió a fines del año pasado en apoyo al fiscal José María Campagnoli o en febrero, a un mes de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Los organizadores dijeron que "es una verdadera iniciativa espontánea, de todos y para todos" y destacaron que querían "mostrar que somos muchísimos, sin personalismos ni parcialidades". 

La Prensa
27/06
10 Puntos

Nueva movilización en defensa de un "Poder Judicial independiente"

BUENOS AIRES.- Profesionales del derecho y funcionarios de la Justicia comenzaron a organizar una nueva movilización en defensa de "un Poder Judicial independiente" y repudiar los avances del gobierno kirchnerista en el sector.

La convocatoria, surgida tras el desplazamiento del juez Luis María Cabral de la cámara de Casación Penal, planea una concentración para el 14 de julio, a las 19, en la Plaza de Mayo.

"Queremos lograr que la política garantice una verdadera República y un Poder Judicial independiente", señalaron los organizadores en mails y mensajes que distribuyeron en las redes sociales.

La manifestación intentará volver a reunir a funcionarios judiciales, abogados y dirigentes políticos como ocurrió a fines del año pasado en apoyo al fiscal José María Campagnoli o en febrero, a un mes de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Los organizadores dijeron que "es una verdadera iniciativa espontánea, de todos y para todos" y destacaron que querían "mostrar que somos muchísimos, sin personalismos ni parcialidades".

Tweet

La Capital
27/06
0 Puntos
1

Estuvo ternado 35 veces para ser juez y nunca fue elegido por el Gobierno

El ex jefe de Gabinete Alberto Fernández se lo comunicó a través de Campagnoli, según escribió el fiscal en un recurso ante la Corte.Esta vez, la batalla judicial entre el kirchnerismo y la "mano derecha" de Campagnoli se trasladó al juzgado federal n° 3 de La Plata, donde el oficialismo busca designar a Ernesto Kreplak al frente de la oficina. Presentó 12 amparos y uno de ellos llegó hasta la Corte Suprema de Justicia.Las razones del bloqueo del kirchnerismo a Rodríguez Varela son varias.
Crédito:

Ignacio Rodríguez Varela se siente proscripto. Secretario judicial con 20 años de trayectoria en la Justicia, estuvo ternado 35 veces para concursar el cargo de juez y fiscal, pero los presidentes Néstor y Cristina Kirchner siempre prefirieron a otro y nunca le dieron el aval para elevar su pliego en el Senado. En la última década fueron 27 las veces que el funcionario fue vetado por el Gobierno nacional para ascender en su carrera judicial, pese a que contaba con las más altas calificaciones.

Ante tantas impugnaciones, el secretario denunció discriminación y logró frenar temporalmente la asunción de seis fiscales y un juez federal en concursos donde se dice que fue obstaculizado. Presentó 12 amparos y uno de ellos llegó hasta la Corte Suprema de Justicia.

Las razones del bloqueo del kirchnerismo a Rodríguez Varela son varias. Por un lado, su procedencia y sus opiniones ideológicas. Es hijo de un ministro de la dictadura que fue abogado del represor Jorge Rafael Videla, y está en contra de la política y la jurisprudencia de Derechos Humanos que enjuició y castigó a los militares. Si bien se opone a las torturas y la matanza que hicieron los altos mandos contra el activismo político, guerrillero y gremial, sostiene que el "aniquilamiento de la subversión" fue aprobada legalmente en los períodos constitucionales previos y propone una ley de amnistía para zanjar la cuestión.

"Todos, por acción u omisión, somos responsables del país que dejaremos a nuestros hijos y nietos. Urge, pues, poner fin a la revancha e iniciar una nueva etapa signada por la más sincera reconciliación", escribió en una columna del diario La Nación.

Además de su procedencia, Rodríguez Varela cree que es excluido por su actividad reciente. Es un cercano e histórico del fiscal José María Campagnoli, el fiscal que se enfrentó con la procuradora Alejandra Gils Carbó cuando le inició un jury por sus investigaciones sobre Lázaro Báez y el lavado de dinero. Rodríguez Varela trabajó en esa causa y en otras que profundizaron su imagen negativa a ojos del Gobierno, como la investigación del secuestro de Alfonso Severo, testigo clave en el juicio por la muerte de Mariano Ferreyra -donde acusaron a grupos de la SIDE y de la bonaerense por ese operativo clandestino-, y la acusación contra el concejal Manuel Pico, causa en la que fue acusada una supuesta familiar de los Kirchner.

En una nota que publicó hoy el mismo matutino, Rodríguez Varela contó que cuando logró posicionarse en el primer concurso, en el Poder Ejecutivo le dijeron que se "olvide" de ascender. Se lo dijo Rodolfo Matarollo, funcionario que estaba en la Secretaría de Derechos Humanos. El ex jefe de Gabinete Alberto Fernández se lo comunicó a través de Campagnoli, según escribió el fiscal en un recurso ante la Corte.

Esta vez, la batalla judicial entre el kirchnerismo y la "mano derecha" de Campagnoli se trasladó al juzgado federal n° 3 de La Plata, donde el oficialismo busca designar a Ernesto Kreplak al frente de la oficina. Ese nombramiento fue bloqueado por Rodríguez Varela, quien presentó un recurso por la arbitrariedad del Ejecutivo en nominar a Kreplak en lugar de él. La jueza en lo contencioso, María José Sarmiento, le dio la razón al secretario judicial y emitió una precautelar para que el Congreso no avance sobre ese pliego.

el Gobierno insistirá hoy en el expediente frenado con la expectativa de acelerar el trámite lo más rápido posible Rodríguez Varela Cautelar jueza Sarmiento
Infobae
11/06
3 Puntos

Fue ternado 35 veces para ser juez y nunca fue elegido por el Gobierno

Ignacio Rodríguez Varela está acostumbrado a perder. Ya presentó 12 amparos y uno de ellos está en la Corte Suprema."Es estalinismo de oficina, de escritorio", se quejó Rodríguez Varela en diálogo con LA NACION. Es secretario judicial desde hace 20 años y en los últimos diez participó de una docena de concursos para ascender a juez o a fiscal.

Ignacio Rodríguez Varela está acostumbrado a perder. Es secretario judicial desde hace 20 años y en los últimos diez participó de una docena de concursos para ascender a juez o a fiscal. Estuvo ternado 35 veces, pero cuando el presidente -Néstor o Cristina Kirchner- tuvo que elegir un nombre para elevar su pliego al Senado, prefirió a otro. Fueron 27 veces las que el Poder Ejecutivo propuso en estos diez años a postulantes que estaban por debajo de él en los concursos.

Rodríguez Varela denunció por ello discriminación y logró frenar temporalmente la asunción de seis fiscales y un juez federal en concursos donde se dice discriminado. Ya presentó 12 amparos y uno de ellos está en la Corte Suprema.

"Es estalinismo de oficina, de escritorio", se quejó Rodríguez Varela en diálogo con LA NACION. Con su reclamo llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El trámite para la designación como juez o fiscal es que una vez que el candidato integra una terna por su buena posición en un concurso el Poder Ejecutivo elige un postulante y eleva su pliego al Senado, que le da acuerdo para que luego el presidente lo nombre por decreto.

La facultad del presidente es discrecional, pero debe estar basada en la idoneidad, se queja el secretario, un histórico colaborador de José María Campagnoli que se enfrentó con la procuradora Alejandra Gils Carbó cuando tuvo lugar el fracasado jury contra el fiscal.

Rodríguez Varela es hijo de un ministro de la dictadura que fue abogado de Jorge Rafael Videla, pero él cree que lo discriminan no sólo por prejuicio ideológico y portación de apellido, sino también por su trabajo. En 2004, fue funcionario de Néstor Kirchner. Estaba en la Secretaría de Seguridad con el ex fiscal Norberto Quantín y el ex ministro Gustavo Beliz. Pero se fue con Beliz cuando éste renunció peleado con un sector de la SIDE. Rodríguez Varela cree que ese grupo siguió operando en su contra.

Las otras tres tareas que cree que le valieron caer en desgracia en el paraíso kirchnerista son sus investigaciones sobre Lázaro Báez y el lavado de dinero; la investigación del secuestro de Alfonso Severo, testigo clave en el juicio por la muerte de Mariano Ferreyra -donde acusaron a grupos de la SIDE y de la bonaerense por ese operativo clandestino-, y la acusación contra el concejal Manuel Pico, causa en la que fue acusada una supuesta familiar de los Kirchner.

Rodríguez Varela cuenta que cuando se impuso en el primer concurso, en el Gobierno le dijeron que nunca iba a ascender. "Olvidate", le dijo Alberto Matarollo, que estaba en la Secretaría de Derechos Humanos y le recomendó recurrir al Inadi. Alberto Fernández se lo transmitió a través de Campagnoli, según escribió el fiscal en un recurso ante la Corte.

Rodríguez Varela tiene claro su punto de vista sobre la dictadura: "Hace 20 años que trabajo en la Justicia, soy un hombre de derecho que me crié en la vigencia de la Constitución Nacional", dijo, y añadió indignado: "¡Pensar que yo puedo estar de acuerdo o defender la tortura, el homicidio de un gobierno, no sólo es un prejuicio, sino una imbecilidad!".

Y explicó: "La Argentina todavía se debe un debate y reflexión completos sobre la tragedia de los 70, porque en estos años ha primado una visión sesgada que espero que sea superada cuando crezcan mis 9 hijos"..

La Nación
11/06
5 Puntos
1

Con la sombra del caso Hope Founds, Arroyo Salgado juega en la causa Nisman

Letra P.- El escándalo de evasión por el cual la jueza está en la mira de la AFIP y Gils Carbó. Por eso, en la AFIP observan con gran dedicación los recientes gastos de la jueza en sus últimos viajes por Europa, donde algunas actividades son propias de millonarios más que de funcionarios públicos.Arroyo Salgado está apuntada desde la Procuración General, especialmente por el ímpetu del fiscal Carlos Gonella que asegura haber detectado irregularidades severas en la investigación.

Letra P.- El escándalo de evasión por el cual la jueza está en la mira de la AFIP y Gils Carbó. Ahora, la magistrada puede pedir que diversas pericias se hagan de nuevo. Un expediente más engorroso y el enigmático Blaksley Señorans.

La jueza Sandra Arroyo Salgado declaró durante ocho horas ante la fiscal Viviana Fein. Tal duración trasciende los elementos relacionados con la personalidad del fiscal Alberto Nisman: existía un intercambio permanente de personal entre el Juzgado Federal Número 1 de San Isidro y la Unidad Fiscal para el caso AMIA que manejaba su ex esposo. Uno de los tantos “recursos” que habría desempeñado funciones en ambas locaciones sería nada menos que Diego Lagomarsino, quien le facilitó el revólver a Nisman en las horas previas a la muerte que sacudió al país.

Consultada sobre el final de su matrimonio con el fiscal, la jueza habría señalado como motivo la constante dedicación de Nisman a su fiscalía así como el tiempo dedicado a la “rosca política”, una pasión que ambos compartían. A partir de ahora, la jueza actuará como querellante en el expediente en representación de las hijas del fiscal. Todavía resta por conocerse el abogado que la patrocinará.

Arroyo Salgado quedó en una posición incómoda por el divorcio entre el kirchnerismo y la Secretaria de Inteligencia. La primera señal de ese quiebre proviene de la AFIP, porque Ricardo Echegaray está cada vez más interesado en la causa que la jueza instruye sobre supuesta evasión y que protagoniza el magnate Enrique Blaksley Señorans, dueño de Hope Found, firma que maneja desde la imagen de Lionel Messi hasta el equipo de polo La Dolfina.

En la City no ha caído bien el nuevo alto perfil que Blaksley busca construir cada vez más fotografiado con celebrities, ricos y famosos. Algunos ya lo comparan al titular del HSBC en Argentina Gabriel Martino, quien este enero no se deja ver en las fiestas de las playas esteñas.

Echegaray suscribe la versión por ahora no confirmada de que existiría un vínculo entre Arroyo Salgado y Brlaksley. La jueza le habría facilitado información sobre el expediente en su contra. Por eso, en la AFIP observan con gran dedicación los recientes gastos de la jueza en sus últimos viajes por Europa, donde algunas actividades son propias de millonarios más que de funcionarios públicos.

Arroyo Salgado está apuntada desde la Procuración General, especialmente por el ímpetu del fiscal Carlos Gonella que asegura haber detectado irregularidades severas en la investigación. No sería el primer contencioso entre Alejandra Gils Carbó y jueces cercanos a la SIDE. Toda la actuación de José María Campagnoli en la causa que investigaba a Lázaro Báez era refrendada por la jueza María Gabriela Lanz, cercana a Antonio “Jaime” Stiusso.

 

Por: Redacción | Para Letra P

Twitter: @letra_p

 

TEMA RELACIONADO:

 

 

Seprin
11/06
6 Puntos
1

Campagnoli: "Al poder no le interesa que los fiscales trabajen bien"

Crédito: Adrián EscandarEl fiscal José María Campagnoli consideró que "es difícil que algún gobierno quiera que yo sea fiscal federal. Sería una complicación". La investigación contra el fiscal fue impulsada por la procuradora Alejandra Gils Carbó, quien consideró que el funcionario se había extralimitado de sus facultades en una investigación en la que apareció el nombre del empresario cercano al kirchnerismo, Lázaro Báez.
Crédito: Adrián Escandar

El fiscal José María Campagnoli consideró que "es difícil que algún gobierno quiera que yo sea fiscal federal. Sería una complicación". Además, recordó todo el proceso de juicio político en su contra, impulsado por la procuradora Alejandra Gils Carbó: "Me dieron vuelta como una media pero no encontraron nada raro".

Basándose en lo que vivió durante esa embestida, Campagnoli aseguró que "cuando hay una decisión política de sacarse del medio a un fiscal, se logra casi inmediatamente".

En una entrevista en el programa Animales Sueltos, Campagnoli fue consultado sobre si se desempeñaría como fiscal federal, y señaló: "Es difícil que algún gobierno quiera que yo sea fiscal federal, sería una complicación. El fiscal es una herramienta que a pocos les interesa que funcione bien. Le interesa al ciudadano, pero no al poderoso".

Además, respecto del proceso de investigación que se llevó en su contra, enfatizó: "Estoy seguro de que me carpetearon. Me dieron vuelta como una media pero no encontraron nada raro. Hubo toda una campaña de difamación. Me criticaron hasta por tener empleados que juegan al rugby, porque decían que eramos elitistas".

Finalmente, recordó que vivió "una sensación muy dura, pensé que me sacaban de mi fiscalía y era bastante difícil proyectar mi futuro porque esto es lo que amo hacer. Me estaban llevando a juicio político por investigar, no por coimear o no hacer mi trabajo. Todo ese proceso fue muy mortificante".

La investigación contra el fiscal fue impulsada por la procuradora Alejandra Gils Carbó, quien consideró que el funcionario se había extralimitado de sus facultades en una investigación en la que apareció el nombre del empresario cercano al kirchnerismo, Lázaro Báez.

Infobae
06/06
6 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio