{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!

Hallan muerto en Guatopo a un taxista desaparecido en Charallave

Luego, Machillanda, quien tripulaba un carro Mitsubishi, Lancer, placa AC930FF, desapareció.Presumían un secuestroEl caso fue notificado a las autoridades, por lo que los funcionarios de la Base Miranda 1 de la División Nacional contra Extorsión y Secuestro del Cicpc asumieron las investigaciones de rigor, bajo la presunción que Machillanda había sido raptado. El carro del taxista aún no ha sido localizado.MIP-TUY Agencia/Jean Carlos Rodrí[email protected]@jeancarloslavoz.

Eduardo José Machillanda (64), tenía nueve días extraviado

Eduardo José Machillanda (64), estaba extraviado desde el pasado lunes 15 de marzo, cuando salió del municipio Cristóbal Rojas a llevar a dos mujeres a la Urb. Mopia de Santa Teresa del Tuy

En el fondo de un barranco y a orillas del río Guaire, a la altura del “Puente Amarillo” en el Parque Nacional Guatopo en Santa Teresa del Tuy, fue encontrado, en horas de la mañana de ayer, el cuerpo sin vida y en avanzado estado de descomposición del taxista charallavense, Eduardo José Machillanda, quien tenía nueve días desaparecido. Unos cazadores de iguanas avistaron el cadáver y dieron parte a una comisión de Poliindependencia. El hombre, quien era conocido cariñosamente como “Pata larga”, fue reconocido en el sitio por sus familiares por una cicatriz en su rodilla izquierda. El mismo laboraba para la línea Concord Plaza, ubicada frente a terminal de pasajeros de Cristóbal Rojas.

Como se informó en días pasados, cerca de las 2:00pm del lunes 16 de marzo, el profesional del volante salió de Charallave rumbo a la Urb. Mopia en Santa Teresa del Tuy a llevar  a dos mujeres, a quienes les haría una carrerita. Antes de partir, y de manera extraña, Machillanda pasó por la parada donde laboraba y preguntó a uno sus colegas dónde quedaba Mopia, quizás como dándole una señal a su compañero de que algo estaba mal, pero éste no entendió el mensaje. Luego, Machillanda, quien tripulaba un carro Mitsubishi, Lancer, placa AC930FF, desapareció.

Presumían un secuestro

El caso fue notificado a las autoridades, por lo que los funcionarios de la Base Miranda 1 de la División Nacional contra Extorsión y Secuestro del Cicpc asumieron las investigaciones de rigor, bajo la presunción que Machillanda había sido raptado. Durante estos nueve días, la familia vivió en zozobra. Los parientes del conductor se organizaron para iniciar su búsqueda, pero no lograron dar con su paradero.

Extraoficialmente se supo que al parecer el crimen de Machillanda está relacionado con dos hipótesis: una, el robo del auto, y la otra, una venganza familiar. El Cicpc profundiza las pesquisas para determinar el móvil final. Al parecer, Machillanda, quien vivía en Charallave, fue asesinado el mismo día que desapareció.

Bien abajo

Al lugar de los hechos se presentó en la mañana de ayer, una comisión de los Bomberos de Miranda que rescató el cadáver del barranco que tenía unos 200mts de profundidad. También, detectives del Eje contra Homicidios del Cicpc-Tuy acudieron al sitio y asumieron las investigaciones de rigor. El carro del taxista aún no ha sido localizado.

MIP-TUY Agencia/Jean Carlos Rodríguez

[email protected]

@jeancarloslavoz

La Voz
25/03
4 Puntos

Asesinaron a puñaladas a “Sietecueros” en Santa Teresa

No descartan que el hombre haya sido asesinado en medio de una discusión familiar. Su concubina aparece como la principal sospechosa, según dijeron los parientes del hombre a las autoridades. Durante la inspección técnica, al cuerpo sin vida se le apreciaron heridas por arma blanca, en la región pectoral, rostro y brazo.En cuanto al crimen de Torres Espinoza, se supo que los pesquisas interrogan a familiares y allegados del ahora occiso.

 José Ramón Torres Espinoza, había estado preso por el delito de ocultamiento de sustancias psicotrópicas  

Un hombre, conocido como “sietecueros”, fue asesinado a puñaladas, dentro de su casa, ubicada en la calle Falcón del sector Cueva del Humo en Santa Teresa, en horas de la tarde de ayer.

Como Ramón Torres Espinoza de 43 años de edad, fue identificado el ahora occiso, por funcionarios del Eje contra Homicidios de la policía científica, quienes practicaron el levantamiento de su cadáver. Durante la inspección técnica, al cuerpo sin vida se le apreciaron heridas por arma blanca, en la región pectoral, rostro y brazo.

En cuanto al crimen de Torres Espinoza, se supo que los pesquisas interrogan a familiares y allegados del ahora occiso. No descartan que el hombre haya sido asesinado en medio de una discusión familiar. Su concubina aparece como la principal sospechosa, según dijeron los parientes del hombre a las autoridades. La mujer desapareció del lugar.

Fuentes policiales informaron que Ramón Torres Espinoza presentaba registro por ocultamiento de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, delito por el cual pagó dos  años y seis meses de prisión, por decisión del Juzgado Tercero de Control del Circuito Judicial Penal, extensión Valles del Tuy, según expediente de fecha 29 de abril de 2008.

Cerca de su casa

Como Adrián Maracaputo González de 30 años de edad, fue identificado el hombre que fue asesinado la tarde del domingo en Santa Teresa, tal y como lo informamos ayer.

El mismo residía en el sector Inavi de esta entidad, cerca del lugar donde lo mataron.  Una comisión del Eje contra Homicidios del Cicpc, practicó el levantamiento del cadáver en el hospitalito Santa Teresa de Jesús.

MIP TUY Agencia

La Voz
24/03
18 Puntos

Pistoleros ultiman a tiros a un hombre dentro de un carro en Ocumare

Al final de la tarde del día domingo 8 de marzo, regresaron a Ocumare del Tuy y decidieron llegar hasta la referida cancha, para tomarse unas birras. Extraoficialmente se supo que Fernández Rodríguez, quien era gandolero de profesión, había estado con varios amigos en Camatagua, estado Aragua. Después de un buen rato, todos decidieron marcharse del recinto, por lo que Fernández Rodríguez abordó su auto, pero en ese momento se presentaron unos pistoleros a bordo de una moto.

Luis Alberto Fernández Rodríguez (43), estuvo diez días de agonía en un hospital capitalino

La policía informó que el hoy occiso fue identificado como Luis Alberto Fernández Rodríguez, de 43 años de edad, quien tenía fijada su residencia en el sector Ojo de Agua, vía Colonia Mendoza en el municipio Tomás Lander

La muerte le sobrevino, en horas de la mañana de ayer, a un hombre, después de permanecer diez días en agonía en el hospital “Periférico de Coche” de Caracas, tras haber recibido cuatro impactos de bala, en medio de un ataque armado, protagonizado por unos pistoleros, a eso de las 10:30 de la noche del pasado domingo 8 de marzo, frente a una cancha de bolas criollas, en el sector Calle El Medio de El Calvario en Ocumare del Tuy.

La policía informó que la víctima respondía en vida al nombre de Luis Alberto Fernández Rodríguez, de 43 años de edad, quien tenía fijada su residencia en el sector Ojo de Agua, vía Colonia Mendoza en el municipio Tomás Lander.

Se echaron unas?

Extraoficialmente se supo que Fernández Rodríguez, quien era gandolero de profesión, había estado con varios amigos en Camatagua, estado Aragua. Al final de la tarde del día domingo 8 de marzo, regresaron a Ocumare del Tuy y decidieron llegar hasta la referida cancha, para tomarse unas birras. Después de un buen rato, todos decidieron marcharse del recinto, por lo que Fernández Rodríguez abordó su auto, pero en ese momento se presentaron unos pistoleros a bordo de una moto. El parrillero de la máquina desenfundó una pistola y la accionó 14 veces, según los orificios dejados en el vehículo del infortunado, quien mal herido intentó escapar del lugar, pero, debido a las lesiones, se desplomó, perdiendo el control del volante y chocó con un objeto fijo.

Los lugareños auxiliaron a Fernández Rodríguez y lo llevaron al nosocomio local. En este centro de salud fue atendido y remitido al hospital capitalino, donde murió a pesar de haber sido intervenido quirúrgicamente.

En cuenta

Los detectives del Eje contra Homicidios del Cicpc-Tuy conocieron del caso e indagan los hechos.

Los pesquisas no descartan ninguna hipótesis en este suceso.

MIP-TUY Agencia/Jean Carlos Rodríguez

[email protected]

@jeancarloslavoz

La Voz
18/03
3 Puntos

Banda del “Bonai” mató a tiros a un muchacho en La Aguada de Yare

Además, hubo un abatido y un muerto por accidente de tránsito.MIP TUY [email protected] Además, la fuente señaló que en este incidente otro individuo resultó herido.Diez homicidiosEste fin de semana, diez personas fueron asesinadas en los Valles del Tuy. Cuatro crímenes ocurrieron en Ocumare, dos en Yare, dos en Santa Teresa, entre ellos una mujer, uno en Charallave e igual cantidad en Santa Lucía.

Entre el viernes en la noche y la mañana de ayer, asesinaron a 9 personas en el Tuy

Un joven de 22 años de edad, fue asesinado a tiros la noche del domingo en el sector La Aguada de Yare, en el municipio Simón Bolívar.

El fallecido fue identificado por funcionarios del Eje contra Homicidios del Cicpc, como Eduardo José Ramírez Robaina, quien presentó múltiples impactos de bala en diferentes partes del cuerpo. El mismo trabajaba en un proyecto habitacional en el sector.

En predios de la morgue, allegados a Ramírez Robaina, contaron que su pariente, se dirigía a la casa de su mamá a buscar ropa, cuando fue interceptado por delincuentes armados de La Aguada.

Los deudos relacionan este hecho con un impasse que los parientes del joven tuvieron la semana pasada con unos pillos que continuamente se montan en la platabanda de la casa de los padres de Ramírez, y desde allí dirimen a tiros sus diferencias con sus rivales. A raíz de este incidente, los familiares del ahora occiso abandonaron su residencia, ubicada en la calle Virgen del Valle de La Aguada, pero el joven no quiso desalojar el lugar donde habitaba desde hace 5 años.

Según dijeron los deudos, otras 5 familias del sector han dejado solas sus casas por amedrentamiento de los antisociales.  Del crimen sindican a una banda delictiva comandada por “Bonai”, “Deiker” y “Jorge”.

Vale destacar, que pese a la versión familiar, la policía informó que el ahora occiso era miembro de la banda del extinto “Guayabo”. Además, la fuente señaló que en este incidente otro individuo resultó herido.

Diez homicidios

Este fin de semana, diez personas fueron asesinadas en los Valles del Tuy. Cuatro crímenes ocurrieron en Ocumare, dos en Yare, dos en Santa Teresa, entre ellos una mujer, uno en Charallave e igual cantidad en Santa Lucía. Además, hubo un abatido y un muerto por accidente de tránsito.

MIP TUY Agencia

[email protected]

La Voz
17/03
23 Puntos

Identifican a hombre ultimado en Santa Lucía

El ahora occiso, según los moradores del sector El Loro, se dedicaba a la compra y venta de ganadoComo Edgar Gregorio Bolívar Echezuría de 49 años de edad, fue identificado el hombre asesinado en la tarde del pasado lunes, en el sector El Loro de Santa Rita en Santa Lucía del Tuy.Como lo informamos ayer, este individuo presentó múltiples impactos de bala. El mismo cumpliría 50 años, mañana jueves 12 de marzo.

El ahora occiso, según los moradores del sector El Loro, se dedicaba a la compra y venta de ganado

Como Edgar Gregorio Bolívar Echezuría de 49 años de edad, fue identificado el hombre asesinado en la tarde del pasado lunes, en el sector El Loro de Santa Rita en Santa Lucía del Tuy.

Como lo informamos ayer, este individuo presentó múltiples impactos de bala. El mismo cumpliría 50 años, mañana jueves 12 de marzo. Tenía su domicilio fijado en el sector Quebrada Seca de Santa Rita.

Las primeras investigaciones adelantadas por efectivos del Eje contra Homicidios, dan cuenta que el ahora occiso se desplazaba en un vehículo, color verde, placas 564-ACH, a eso de las 3:30 de la tarde,  cuando fue ultimado por un sujeto, quien cobró venganza por el crimen de su padre, donde participó un hijo del hoy occiso.

Otra versión dada por vecinos del sector El Loro, fue que Edgar Gregorio Bolívar Echezuría, quien se dedicaba a la compra y venta de ganado, al parecer había incurrido en el delito de abigeato en esa zona.  El ahora occiso vendía carne en el sector La Nueva Virginia.

Los pesquisas, indagan el caso bajo ambos móviles e interrogan a los familiares de Bolívar Echezuría para dar con la identidad del ahora homicida y las verdaderas causas que ocasionaron su asesinato.

MIP-TUY

La Voz
11/03
9 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio