{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!
1

La CGT de Caló le mete presión al gobierno

Consideró que sería "irresponsable renunciar y dejar a los compañeros en banda frente a esta difícil situación" si el Gobierno le da una respuesta negativa a su reclamo."Los verdaderos dirigentes son los que cuando el barco se hunde, se ponen al frente del timón y tratan de sacar el barco adelante. Renunciar sería lo más fácil", afirmó el líder metalúrgico, quien se negó a opinar sobre la afirmación de Capitanich de que el reclamo de Ganancias "es político".Tweet.

BUENOS AIRES, - El líder de la CGT oficialista, el metalúrgico Antonio Caló, afirmó ayer que si el Gobierno no le da respuesta a los reclamos gremiales, la central obrera "actuará en consecuencia", y advirtió que "la cancha está embarrada y hay que jugar con los tapones altos".

Caló detalló que tras la reunión que mantuvo el lunes con los representantes del Ejecutivo nacional para formalizar el pedido de suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pidió diez días para darle una respuesta a los reclamos sindicales.

"Les dimos los diez días y vamos a ver después qué nos contestan. Las circunstancias están así. La cancha está embarrada y hay que jugar con los tapones altos", sentenció el sindicalista.

El gremialista adelantó que luego de que el Ejecutivo nacional "conteste por afirmativo o por negativo" a los reclamos de la CGT oficialista, realizarán "una reunión del Consejo Directivo" y actuarán "en consecuencia".

Al respecto, aseguró que después de la última reunión que mantuvo con los dirigentes de los gremios que nuclea esa central "ningún sindicato habló de hacer un paro o una movilización de forma individual".

"Los compañeros estaban más preocupados por las suspensiones y la falta de trabajo. Lo más triste que hay es cuando un laburante llega a su casa y le dice a su familia que lo despidieron", indicó Caló.

Asimismo, dijo que durante el congreso que realizó esa central, "los compañeros estaban enojados" y puntualizó que están hablando con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, para que "no se pierdan los puestos de trabajo".

Consideró que sería "irresponsable renunciar y dejar a los compañeros en banda frente a esta difícil situación" si el Gobierno le da una respuesta negativa a su reclamo.

"Los verdaderos dirigentes son los que cuando el barco se hunde, se ponen al frente del timón y tratan de sacar el barco adelante. Renunciar sería lo más fácil", afirmó el líder metalúrgico, quien se negó a opinar sobre la afirmación de Capitanich de que el reclamo de Ganancias "es político".

Tweet

La Capital
Hoy
0 Puntos
1

La CGT de Caló le mete presión al gobierno

Consideró que sería "irresponsable renunciar y dejar a los compañeros en banda frente a esta difícil situación" si el Gobierno le da una respuesta negativa a su reclamo."Los verdaderos dirigentes son los que cuando el barco se hunde, se ponen al frente del timón y tratan de sacar el barco adelante. Renunciar sería lo más fácil", afirmó el líder metalúrgico, quien se negó a opinar sobre la afirmación de Capitanich de que el reclamo de Ganancias "es político".Tweet.

BUENOS AIRES, - El líder de la CGT oficialista, el metalúrgico Antonio Caló, afirmó ayer que si el Gobierno no le da respuesta a los reclamos gremiales, la central obrera "actuará en consecuencia", y advirtió que "la cancha está embarrada y hay que jugar con los tapones altos".

Caló detalló que tras la reunión que mantuvo el lunes con los representantes del Ejecutivo nacional para formalizar el pedido de suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pidió diez días para darle una respuesta a los reclamos sindicales.

"Les dimos los diez días y vamos a ver después qué nos contestan. Las circunstancias están así. La cancha está embarrada y hay que jugar con los tapones altos", sentenció el sindicalista.

El gremialista adelantó que luego de que el Ejecutivo nacional "conteste por afirmativo o por negativo" a los reclamos de la CGT oficialista, realizarán "una reunión del Consejo Directivo" y actuarán "en consecuencia".

Al respecto, aseguró que después de la última reunión que mantuvo con los dirigentes de los gremios que nuclea esa central "ningún sindicato habló de hacer un paro o una movilización de forma individual".

"Los compañeros estaban más preocupados por las suspensiones y la falta de trabajo. Lo más triste que hay es cuando un laburante llega a su casa y le dice a su familia que lo despidieron", indicó Caló.

Asimismo, dijo que durante el congreso que realizó esa central, "los compañeros estaban enojados" y puntualizó que están hablando con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, para que "no se pierdan los puestos de trabajo".

Consideró que sería "irresponsable renunciar y dejar a los compañeros en banda frente a esta difícil situación" si el Gobierno le da una respuesta negativa a su reclamo.

"Los verdaderos dirigentes son los que cuando el barco se hunde, se ponen al frente del timón y tratan de sacar el barco adelante. Renunciar sería lo más fácil", afirmó el líder metalúrgico, quien se negó a opinar sobre la afirmación de Capitanich de que el reclamo de Ganancias "es político".

Tweet

La Capital
Hoy
2 Puntos
1

Money Tevez lamentó los goles errados por la Selección en la final

Carlos Tevez señaló este miércoles que la selección argentina pudo haber ganado "tranquilamente" el Mundial de Brasil 2014 mientras que indicó que en relación al elenco nacional tiene "sentimientos difíciles de explicar".

"Son sentimientos difíciles de explicar porque uno es argentino y el partido estaba para ganarlo, pero se escapó. Pienso que el campeonato del mundo podíamos ganarlo tranquilamente", manifestó el jugador de Juventus de Italia.

Más allá de que previo a la Copa del Mundo había declarado sentirse dolido por no poder jugar para el conjunto nacional y al ser consultado acerca de qué podía haberle dado él al elenco dirigido por Alejandro Sabella, evitó la polémica.

"Pienso que Argentina podía ganar la Copa del Mundo porque jugó mejor que Alemania. Para mí, la diferencia fue que los goles que podíamos hacer, la pelota no entró. Ese fue el único problema, estuvo a un paso de ganar la Copa del Mundo", aseveró.

Por otra parte, Tevez afirmó que cumplirá su contrato con el conjunto italiano: "No se me pasó por la cabeza irme. Voy a estar con mis compañeros porque he firmado mi contrato por tres años y quiero cumplirlo".

Finalmente, el futbolista habló acerca de su estado físico: "Estoy bien, con ocho kilos de más porque comí asadito, jaja, esperando que lleguen los compañeros que siguen de vacaciones para preparar el equipo lo más rápido para el campeonato".

ámbito
Hoy
0 Puntos

Sports Se sale de la vaina

Agustín Farías, uno de los refuerzos del Taladro, no ve la hora de que inicie el torneo. "Quiero que arranque ya, estoy re ansioso" declaró el volante, quien se entrena con sus compañeros en Luis Guillón. "El predio me sorprendió, es muy completo, y el grupo está unido y me recibieron de diez" agregó Farías, quien se prepara para el cotejo por los 16avos de final de la Copa Argentina el 1/7, y aunque no sabe si será titular avisó: "Cuando me den la chance, voy a dejar todo".

Agustín Farías, uno de los refuerzos del Taladro, no ve la hora de que inicie el torneo. “Quiero que arranque ya, estoy re ansioso” declaró el volante, quien se entrena con sus compañeros en Luis Guillón. “El predio me sorprendió, es muy completo, y el grupo está unido y me recibieron de diez” agregó Farías, quien se prepara para el cotejo por los 16avos de final de la Copa Argentina el 1/7, y aunque no sabe si será titular avisó: “Cuando me den la chance, voy a dejar todo”.

Olé
Hoy
4 Puntos
1

Sports El médico de Pablo Aimar avisa: "En un mes podría estar a la par de los compañeros"

Sin embargo, en las semanas siguientes no hubo mayores novedades, dado a que el 'Payaso' está recuperándose de una lesión y él ya había avisado que "yo quiero ver si estoy físicamente como para jugar en alto nivel y volver a River". Crédito: Fue a principios del corriente mes cuando el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, sorprendió avisando que "es muy probable que traigamos a Aimar, en pocos días creemos que se definirá positivamente su incorporación".
Crédito:

Fue a principios del corriente mes cuando el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, sorprendió avisando que "es muy probable que traigamos a Aimar, en pocos días creemos que se definirá positivamente su incorporación". Sin embargo, en las semanas siguientes no hubo mayores novedades, dado a que el 'Payaso' está recuperándose de una lesión y él ya había avisado que "yo quiero ver si estoy físicamente como para jugar en alto nivel y volver a River".

Mientras muchos rumores acerca de su estado físico comenzaron a circular en los últimos días, fue su médico deportólogo, Gustavo Bosco, quien intentó aclarar un poco el panorama: "Pablo ha estado las dos primeras semanas post intervención y está cumpliendo la tercera semana en un centro de rehabilitación ahí en Capital. Está cumpliendo la etapa más dura".

"Él en mayo tuvo un inconveniente que venía arrastrando en un hueso del talón que molestaba un poquito al talón de Aquiles. Lo habían operado y él hizo toda la etapa de desinflamación acá en Río Cuarto. Estuvo muy bien, la respuesta fue estupenda. Se hizo trabajos en agua, en superficies especiales y posterior a eso se hizo un adelantamiento neuromuscular, que es lo que fue a hacer allá en capital", se explayó el clínico en diálogo con el programa radial Esto es River.

Asimismo, el médico aclaró que está cumpliendo los tiempos normales: "Era un proceso que le iba a llevar este tiempo. Está bien físicamente él, sacando esto es una persona que hace todo bien. Los datos precisos de cómo está él ahora no los tengo. Creo que los tiempos están ahí al límite, debería estar cerca del alta definitiva por lo que uno cree, pero al no estar con él en el día a día no sé".

"A uno le encanta que el deportista juegue, pero uno tiene que ver que esté en buenas condiciones. Es una decisión extremadamente personal. Él tiene mucha honestidad y para volver a jugar lo va a hacer si está en óptimas condiciones. Para alguien como Pablo que tiene condiciones físicas innatas, que siempre se ha cuidado, creo que en el término de un mes podría tener el alta definitiva y estar a la par de los compañeros", adelantó con sumo optimismo Bosco.

Y concluyó: "De acuerdo a la parte física no es descabellado pensar que en diciembre se sume y pueda jugar la Libertadores. Es una posibilidad, obvio... Pero si la evolución es buena quizá no haga falta esperar tanto y se pueda sumar antes. Creo que hay mucho más que lo físico, los sentimientos por River y todo eso debe jugar. Sabiendo que Pablo quiere volver bien, creo que por ahí va a andar la cosa".

Infobae
23/07
10 Puntos
1

¿Qué Pachi, Burrito?

Juan Manuel Martínez se entrenó con el resto de sus compañeros bajo la lluvia y le sembró la única duda a Bianchi para el partido contra Huracán por la Copa Argentina: Calleri o el Burrito como socio de Gigliotti.La lluvia poco importó en Casa Amarilla, o el ahora llamado predio Pedro Pompilio. El 11 sería con Orion; Grana, Díaz, Forlín, Insúa; Castellani, Erbes, Carrizo; Martínez o Calleri y Gigliotti.Fuente: Olé.

Juan Manuel Martínez se entrenó con el resto de sus compañeros bajo la lluvia y le sembró la única duda a Bianchi para el partido contra Huracán por la Copa Argentina: Calleri o el Burrito como socio de Gigliotti.

La lluvia poco importó en Casa Amarilla, o el ahora llamado predio Pedro Pompilio. Porque Carlos Bianchi hizo salir a sus muchachos al campo, a mojarse, a correr, a transpirar la gota gorda. La buena que tuvo el Virrey, entre tantas críticas que llegan por el caso Riquelme, tiene que ver con Juan Manuel Martínez, que se entrenó a la par de sus compañeros y le sembró la duda de cara al juego frente a Huracán, el sábado desde las 16 en San Juan. Es meter al Burrito junto a Gigliotti o seguir con Pachi Calleri, quien le dio el triunfo en el amistoso contra Nacional.

El predio del Xeneize amaneció con mucha agua, como gran parte de Buenos Aires, pero Bianchi no quiso encerrarse en el gimnasio. Por eso, a moverse bajo la lluvia, saltar los charcos y demostrarle al DT que quieren el puesto. Un ejemplo de eso fue Martínez, que arrastraba una periostitis y venía trabajando aparte. En la práctica del martes aguado, el Burrito se sumó a sus compañeros, no mostró secuelas de la lesión y participó sin problema del fútbol reducido. Por eso, es uno más para enfrentar al Globo por el torneo federal. El Virrey determinará si lo pone de entrada o sigue con Jonathan Calleri, quien jugó en Montevideo y la metió. El 11 sería con Orion; Grana, Díaz, Forlín, Insúa; Castellani, Erbes, Carrizo; Martínez o Calleri y Gigliotti.

Fuente: Olé

Seprin
22/07
6 Puntos

Sports Se suma Salcedo

Los dos refuerzos, Rigamonti y Agustín Farías, trabajaron a la par de sus compañeros, al igual que Domingo, quien ya se recuperó de su pubialgia. La segunda parte de la pretemporada de Banfield se puso en marcha, pero esta vez desde Baires ya que los dirigidos por Almeyda se entrenarán estos días en el predio de Luis Guillón.

La segunda parte de la pretemporada de Banfield se puso en marcha, pero esta vez desde Baires ya que los dirigidos por Almeyda se entrenarán estos días en el predio de Luis Guillón. La buena es que Santiago Salcedo se reintegrará hoy tras acordar su continuidad por un año mas. Los dos refuerzos, Rigamonti y Agustín Farías, trabajaron a la par de sus compañeros, al igual que Domingo, quien ya se recuperó de su pubialgia.

Olé
22/07
0 Puntos

Sports La firma en espera

Así trascurrieron los días desde el 30 de junio cuando a Daniel Montenegro se le terminó el contrato con Independiente. Pero luego de varias charlas, el Rolfi aceptó una rebaja en sus haberes de casi el 50% y ayer se presentó en Cardales y prácticó con sus compañeros. Si bien se anunció que anoche firmaría su nuevo vínculo por 18 meses, ahora la cosa pasó para el fin de semana cuando el plantel termine el viernes la pretemporada.

Que hoy, que mañana, que pasado... Así trascurrieron los días desde el 30 de junio cuando a Daniel Montenegro se le terminó el contrato con Independiente. Pero luego de varias charlas, el Rolfi aceptó una rebaja en sus haberes de casi el 50% y ayer se presentó en Cardales y prácticó con sus compañeros. Si bien se anunció que anoche firmaría su nuevo vínculo por 18 meses, ahora la cosa pasó para el fin de semana cuando el plantel termine el viernes la pretemporada.

Olé
22/07
4 Puntos
1

"Vengo a un equipo que quiere ser campeón"

Diego Vera se entrenó por primera vez a la par de sus compañeros, aunque no pudo hacerlo con el grupo principal ya que los que jugaron por Copa Argentina hicieron un trabajo liviano y se metieron en la concentración.

El atacante que llegó desde el Liverpool uruguayo habló con la prensa y contó que “todavía no me integré porque los chicos jugaron y descansaron, estuve entrenando con pocos compañeros. No es excusa pero me falta entrenamiento grupal”.

Respecto a lo que promete, dijo que “trabajo, entrenar y tener en claro lo que quiere el técnico”.

En cuanto a su elección por el Pincha contó que “había varias ofertas y me decidí por este equipo. En algún momento me puse nervioso, pero Pellegrino me tranquilizó y me dijo que el nombre que buscaban era el mío”.

Sobre su salida de Atlético Rafaela, señaló que “antes de terminar el campeonato me senté con el presidente y ya sabían que no iba a seguir”.

Aventurando con la participación en el clásico platense, Vera remarcó que “la semana previa se sabe todo, sé lo que se refiere a un triunfo y a una derrota, me ha tocado jugarlos. Es lo más importante para la gente, directivos y para nosotros”.

Por último, sobre las ambiciones del equipo dijo que “tengo entendido que vine a un equipo que quiere ser campeón de la Copa Argentina y del Torneo"

El día
21/07
2 Puntos
1

Randazzo, sobre los afiches en su contra: "Me dan risa"

En diálogo con radio América, Randazzo enfatizó: "Mis amigos están en otro lado, y si hice amigos en la política, bienvenido sea. El afiche me ha preocupado poco y me ha dado risa. No estoy en la política para hacer amigos. Qué poco tiene que hacer quien se dedica a eso, y me pregunto con qué recursos". "Los que tienen compromiso con este proyecto deberían alegrarse de que haya compañeros con vocación para continuar este proyecto de Cristina Fernández", abundó.

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, minimizó los afiches en su contra conocidos en las últimas horas, que ironizaban "más solo que Randazzo en el Día del Amigo", al sostener que le dan "risa" y que "no" está "en política para hacer amigos".

Además, de cara a las elecciones presidenciales del año próximo, planteó que dentro del kirchnerismo habrá que definir no sólo "quién garantiza la continuidad del proyecto", sino también quién "nos permite tener el mejor resultado".

"El mejor capital político que puedo exhibir es mi compromiso con la función pública, mi convicción de ser un hacedor, un transformador", contrapuso el ministro al hablar sobre los afiches en su contra.

En diálogo con radio América, Randazzo enfatizó: "Mis amigos están en otro lado, y si hice amigos en la política, bienvenido sea. El afiche me ha preocupado poco y me ha dado risa. No estoy en la política para hacer amigos. Qué poco tiene que hacer quien se dedica a eso, y me pregunto con qué recursos".

"Me parece que (el tema de los afiches) es una estupidez. Lo importante es que hoy 21 de julio las primeras siete formaciones (nuevas) del Sarmiento están funcionando y las frecuencias se achican de 15 a 10 minutos. El resto, es para los que creen que la política es otra cosa", minimizó.

En igual línea, subrayó que "cada compromiso que hemos asumido lo hemos cumplido con creces. El documento era un problema, ahora casi 40 millones de argentinos lo tienen. Antes, para sacar un pasaporte había que ser amigo de un policía", ilustró.

Sobre el abanico de figuras del oficialismo que se presenta como eventual candidato presidencial en 2015, el ministro fue consultado si había alguien dentro del kirchnerismo a quien podría "no gustarle" su postulación, a lo que contestó: "Puede ocurrir, y no está mal".

"Hay otros compañeros, otros candidatos que tienen su valía, como el gobernador de Salta (Juan Urtubey), el presidente de la Cámara de Diputados (Julián Domínguez), el gobernador de Entre Ríos (Sergio Urribarri), (el ministro de Defensa) Agustín Rossi, que son muy buenos compañeros y han manifestado su vocación política de ser candidatos".

"Los que tienen compromiso con este proyecto deberían alegrarse de que haya compañeros con vocación para continuar este proyecto de Cristina Fernández", abundó.

Y se esperanzó con que "cuando llegue el momento, podamos definir quién garantiza la continuidad del proyecto y aquel que nos permita tener el mejor resultado".

DyN

Río Negro
21/07
2 Puntos
1

Sports "Felices de volver"

Este domingo amaneció en Uruguay, como capitán del nuevo Boca post Riquelme, levantando el trofeo por el triunfo ante Nacional: "Estamos contentos, felices de volver y de reencontrarnos con nuestros compañeros", dijo en el Centenario.Orion, que tuvo una buena actuación, subió a Twitter al final de la jornada una foto en la que se lo ve con Gago y otros compañeros regresando a Buenos Aires. Una semana atrás, Agustín Orion estaba sentado en el banco del Maracaná.

Una semana atrás, Agustín Orion estaba sentado en el banco del Maracaná. Este domingo amaneció en Uruguay, como capitán del nuevo Boca post Riquelme, levantando el trofeo por el triunfo ante Nacional: "Estamos contentos, felices de volver y de reencontrarnos con nuestros compañeros", dijo en el Centenario.

Orion, que tuvo una buena actuación, subió a Twitter al final de la jornada una foto en la que se lo ve con Gago y otros compañeros regresando a Buenos Aires. "Hicimos un partido correcto, no más que eso. Se sumaron 90 minutos, pero nos falta muchísimo", continuó el arquero, quien no dijo nada sobre el 10 que se fue. El que le dejó la cinta.

Olé
21/07
19 Puntos
1

Sports Ustari: “Yo cumplí con mi palabra, ahora le toca a Scocco”

Se fue Nahuel Guzmán y Newell's apuesta a un arquero de reconocida capacidad y con experiencia internacional, nos referimos a Oscar Ustari, surgido de Independiente, de fugaz paso por el arco de Boca y de vasta trayectoria internacional, pero con poca continuidad, como fue últimamente en el Sunderland inglés.

"Estoy contento por la decisión que tomé, no lo pensé mucho. Por el tiempo que llevaba afuera la tuve que evaluar, especialmente por el tema familiar. A uno le gusta también ver equipos que van queriendo obtener una identidad futbolística. Por eso no tardé mucho en tomar la decisión de jugar en Newell's. Me tentó la propuesta y para mí es un desafío nuevo y eso es lo más importante" son sus primeras reflexiones para explicar el porqué acepta desembarcar otra vez en el fútbol de cabotaje.

Sobre en qué momento de su carrera lo encuentra, aseguró que está en un nueva etapa: "Es un momento justo, con 28 años, una edad acorde, después de haber vivido cosas importantes, tanto buenas como malas. En este trabajo siempre está en riesgo el físico, he tenido lesiones graves que gracias a Dios las pude superar. Lo principal es que me encuentra con ganas de trabajar y eso hace que todo sea más fácil. Estoy viviendo una nueva etapa, con mucha alegría por la confianza que depositaron en mí", recalcó el ex Independiente y Boca.

También dejó en claro que está en óptimas condiciones, desde el aspecto anímico, pese a lo sucedido en el último año en España (descendió con Almería) e Inglaterra (casi ni jugó en Sunderland): "Estoy bien más allá que las decisiones pasaron por otro lado, incluso hasta incumplimientos de Comisiones Directivas. Por eso tuve que decidir e irme a mitad de año de un club. Y físicamente me encuentro bien, no tan mal como leí por algún medio diciendo que llevo mucho tiempo sin jugar, estoy capacitado para asumir esta responsabilidad".

El arquero-líbero

Guzmán jugaba casi de líbero, podrá hacerlo también Ustari, esta es su respuesta: "En otros equipos estuve jugando de líbero, es un estilo que me gusta porque me hace sentir protagonista del partido, creo que no habrá problemas. Fui aprendiendo a lo largo de mi carrera que jugar con los pies es un recurso importante. Si un equipo te da esa posibilidad, uno tiene que tratar de aprovecharla. Ahora no me quedará otra que jugar bien con los pies por la marca que dejó el Patón (Nahuel Guzmán) para hacerlo igual o mejor y para que no lo extrañen".

Al haberlo tenido a Ignacio Scocco de compañero en Sunderland de Inglaterra, le ayudó para decidirse a firmar en Newell's: "Yo hablé con Nacho (Scocco), también sabía de Newell's por Maxi (Rodríguez), Sebastián Domínguez y Lucas Bernardi, que fuimos compañeros en la Selección y que han sido parte de este club. Cuando estuvo el Tata (Martino) marcó una identidad como equipo que en el momento que me tocó estar en Boca lo sufrí y desde afuera se disfrutaba como juega Newell's. En este último tiempo la institución ha dado un vuelco importante a nivel deportivo e institucional. A Scocco le hice saber que yo cumplí con la palabra, así que ahora le toca a él", en clara referencia al posible retorno del delantero a la entidad rosarina.

Fue muy sincero al comentar que su principal objetivo ahora es tratar de estar a la par de sus nuevos compañeros: "Me falta trabajar, estuve en un tiempo de rece so, debo conocerme bien con el plantel y los compañeros, tratar de estar al nivel de ellos. Para qué después el entrenador decida si estoy para jugar o seguir trabajando. Para la gente que no me conoce, siempre traté de ser lo más profesional posible. Creo que lo principal es ser honesto en mi trabajo, soy un agradecido de poder ser futbolista y hoy que Newell's me esté dando esta posibilidad de seguir siéndolo, estoy muy contento por eso".

Diario Popular
21/07
8 Puntos

Que Riquelme juegue para siempre

Al hincha de fútbol le importa tres cojines si el problema con Boca fue que a Riquelme no le daban la guita en dólares blue como quería o no le daban nada de lo que pretendía y le hicieron la cama para que se vaya.

Y no le importa al hincha de fútbol si Bianchi se hizo olímpicamente el burro y no lo bancó como tenía que bancarlo, si Riquelme se quedó vacío de Boca o si Angelici se llena con Boca.

Al hincha de fútbol no le importa nada la interna del plantel, ni el papel que juegan Orion, Ledesma, el Cata Díaz; ni los que jugaron antes con Falcioni, Silva, Erviti y Somoza; Palermo o Abbondanzieri.

Al hincha de fútbol no le interesa conocer detalles de cómo fueron las negociaciones para la renovación del contrato, si el club hizo de verdad un gran esfuerzo para retenerlo o era pura sanata para los medios. Y no le importa si es verdad o no que Riquelme jugaba gratis en Boca si era necesario.

El hincha de fútbol no se pone a analizar por qué Guillermo Marconi habla en nombre de los dirigentes y por qué el Patrón Bermúdez saca la cara en televisión por su ex compañero.

El hincha de fútbol, del buen fútbol, sólo quiere que Riquelme juegue; que pise la pelotita; dé pases mágicos; ponga el culito defendiendo la posición para que no puedan sacársela; que patee tiros libres a los ángulos; le dé aire a la salida de su equipo; les indique a sus compañeros dónde pararse para ser más útiles; toque de primera clarificando todo en medio del torbellino en el que se suele jugar en el fútbol argentino; levante la cabeza, mire el panorama, de vez en cuando meta un buen viandazo de media distancia y marque diferencias con el resto de compañeros y rivales.

El hincha de fútbol quiere que juegue en algún club del país, en cualquiera, y si encima juega en un club con tradición de buen juego como lo es Argentinos Juniors, mucho mejor.

El hincha del buen fútbol quiere que Riquelme juegue para siempre, como dice el cantito, para toda la alegría de la gente.

Página 12
21/07
0 Puntos
1

?Hubo connivencia de la patronal?

Ellos marcaron a todos los trabajadores que querían cambiar las cosas. un médico que repartía aspirinas sin protocolo para accidentes y el cuidado para los trabajadores. No existe precisión de cuántos trabajadores fueron subidos ese día al camión del terrorismo de Estado. Por cada barco que se fabricaba morían uno o dos trabajadores, había una cantidad de enfermedades laborales, como la sordera, que no eran reconocidas. , contó Sosa sobre su primer destino, que duraba un mes para todos los .

Todas las tardes, Juan Sosa se sienta a mirar por la gran ventana del departamento porteño en el que aterrizó tras más de 30 años de exilio. Y se lamenta. ?Todos mis compañeros y sus familiares haciendo fuerza allí y yo acá con esta pata mala.? Una fractura ?tonta, de lo más tonta?, de tibia y peroné, lo obligó a operarse y a guardar reposo, por lo que no puede presenciar el juicio que se está desarrollando en los tribunales de San Martín sobre crímenes cometidos durante la dictadura en el centro clandestino de Campo de Mayo. Cuando el cuerpo frena es la cabeza la que toma velocidad para revolver recuerdos. La de Juan Sosa lo transporta a sus días de Chango, a sus horas en el frío de los talleres del Astilleros Astarsa, de estrategias para poner la política a disposición de los trabajadores y de reivindicaciones increíblemente logradas. ?Nosotros llegamos al control obrero de la fábrica y ese quite de soberbia a la patronal, esa torcedura de brazo que le hicimos, los dejó traumatizados, pero se la cobraron.?

Recién en el estreno de la democracia supo el Chango que de muchos de sus compañeros de fábrica y algunos también de militancia no se tenían rastros después de sus detenciones. La desaparición de 19 empleados de Astarsa está siendo analizada por la Justicia de San Martín en un nuevo juicio por delitos de lesa humanidad. El zafó por poco y logró salir del país. Sin embargo, la desaparición de muchos de los suyos no es lo que le atora el hilo del relato, casi 40 años después, sino la descripción de los logros obtenidos junto a los que ya no están. Llora recién cuando la narración de su vida, ante el grabador de Página/12, llega a la toma del astillero, adonde él había ido a parar algunos años antes, con las ganas de ?hacer política para lograr ubicar a la clase trabajadora en la vanguardia de la revolución?. Entonces, corría 1970.

?Integraba un grupo que se llamaba Los Obreros, supongo que porque el periódico que editábamos se llamaba así también?, contó. Era una agrupación ?política, clasista, marxista y guerrillera?, aunque aguardaban por el surgimiento de ?algo más grande? a lo que acoplarse. Más adelante llegaría Montoneros para satisfacer esa necesidad. De tal raíz ideológica la táctica que sus integrantes tomaron: involucrarse en diferentes fábricas para empezar a hacer política desde allí. El Chango buscó destino en el cordón industrial del sur del conurbano bonaerense, sin éxito. Por intermedio del hermano de un compañero de militancia llegó a Astilleros Argentinos Río de la Plata.

Astarsa, el astillero más grande de la zona norte del Gran Buenos Aires, dividía sus tareas entre industriales y navales. De ninguna Sosa sabía demasiado. ?Había una escuelita de capacitación en donde iban formando a jóvenes obreros. Les enseñaban lo rudimentario, a leer algunos planos, a soldar, a cortar hierros, a esmaltar?, contó Sosa sobre su primer destino, que duraba un mes para todos los ?nuevos? integrantes de la familia. Nada inocente: ?De esa manera, la empresa se aseguraba mano de obra nueva. Despedía a una o dos personas cada 15 días y entraba gente nueva, cosa de que no se pudiera organizar ninguna agrupación, que los compañeros no se conocieran?, reveló. Al cabo de su mes de capacitación, su destino fue el de oficial en el área de Calderería.

La situación era brava. Unos quinientos empleados, presencia sindical ?burócrata fantasmal? y ?pésimas? condiciones de trabajo. ?Los delegados respondían completamente a la dirigencia sindical y la actividad gremial en el astillero era la nada misma, nada más que algunas camarillas?, señaló y acusó: ?Se dedicaban a apagar los reclamos, a frenar las medidas, a neutralizar la lucha?, que por entonces, si existía de tal forma, era no más que el germen de lo que después pudo lograrse.

Las condiciones en las que estaban los quinientos obreros encargados de construir y reparar buques, locomotoras y máquinas industriales eran ?patéticas?. ?El trabajo era infernal: un gran predio al aire libre, tanto en verano como en invierno, en el que sólo se manipulaba hierro. Al lado del río, un desastre. Por cada barco que se fabricaba morían uno o dos trabajadores, había una cantidad de enfermedades laborales, como la sordera, que no eran reconocidas?, recordó Sosa, que nunca fue delegado pero que alcanzó el rango de secretario general de la agrupación que logró la toma de los talleres, y acarició el liderazgo de todo el sindicato de navales de Zona Norte.

Todo comenzó con ?pequeñas charlas con algunos compañeros?. Con la ternura de recorrer días en los que se tejían mundos nuevos, el Chango apuntó que los lazos los armó ?tirando flechas cada tanto, tanteando para ver qué respondían los muchachos?. Pizzas al cabo de la jornada laboral, algunas noches de vino, historia política, movimiento obrero, lucha sindical, las injusticias marcadas en la carne propia. ?De a poco fuimos armando el núcleo de lo que sería la 12 de Septiembre?, la agrupación que nació en el corazón de Astarsa, con varios canales de unión con Los obreros, que unos años después se sumarían a Montoneros, y que tras la maduración de la toma y el control de la empresa por los trabajadores se llamaría José María Alesio. Pero, antes, los despidos, las muertes y la asunción de Héctor Cámpora como presidente.

En plena efervescencia de alumbramiento, la 12 de Septiembre intentó competir en las elecciones sindicales. No sólo fue derrotada ?por pocos votos y errores propios?, sino que Astarsa despidió a varios de los trabajadores ?por su actividad sindical fuera de la burocracia?, plena evidencia de la connivencia entre patronal y jerarcas gremiales bastante antes de los señalamientos, las listas y la dictadura. No obstante, la pulseada culminó con un delegado propio, Martín ?Tanito? Mastinú, y un contacto vasto de ?confianza y respeto? con otros astilleros, como Mestrina, Forte, Pagliettini. ?Ya todos nos conocían como compañeros de la agrupación.?

El incremento en el nivel de ebullición acompañó el paso del tiempo, como si la historia misma supiera que hay hitos que deben suceder juntos. ?Dos o tres días antes de la asunción de Cámpora, José María Alesio, un compañero, se accidentó en el doble fondo de un barco que estaban construyendo. Había habido una explosión y de allí salió en llamas. No había ni camilla, en un tablón lo sacaron los compañeros y lo llevan al Instituto del Quemado?, relató Sosa. Tres o cuatro meses antes, otro trabajador se había caído de una grúa y había muerto en el acto. ?¡Hay que tomar el astillero!?, insistió, desde afuera, el Chango. Para convencer a los obreros que aún permanecían en tareas, los reunió con trabajadores de la planta Fiat, de Córdoba, que habían vivido una experiencia similar. El primer paso en Astarsa fue el paro. El herido, grave, continuaba internado. ?La burocracia sindical llegó el 25 de mayo a la fábrica con la intención de levantar el paro e ir a conciliación obligatoria con la empresa. Decían que el compañero se estaba reponiendo, pero era mentira. Ya estaba muerto?, relató entre lágrimas. El vaso también rebasó entonces, entre los trabajadores. Esa noche, uno de ellos llamó a Sosa por teléfono: ?Chango, venite que tomamos el astillero?. La administración de la empresa y algunos de sus dueños fueron tomados de rehenes. La 12 de Septiembre pasó a llamarse José María Alesio.

Los reclamos hacia la patronal eran varios: el despido del ficticio cuerpo de seguridad de Astarsa, ?un médico que repartía aspirinas sin protocolo para accidentes y el cuidado para los trabajadores?, fue el primero y principal. Luego se sumaron la composición de un cuerpo de seguridad, salubridad e higiene integrado por trabajadores con inmunidad gremial, el pago de todos los días de huelga, la reincorporación de despedidos ?por problemas políticos y gremiales en los últimos diez años?, la ausencia de represalias. No sólo el conflicto se ganó, sino que también hubo victoria en las elecciones de comisión gremial interna. Los delegados de la agrupación Alesio coparon las áreas de Astarsa y, por intermedio de una investigación de expertos de la Universidad Tecnológica Nacional, lograron probar que las tareas allí eran insalubres y, por tanto, reducir la jornada laboral a seis horas.

De allí, todo fue en picada hacia el peligro. ?A partir de la toma, no-sotros crecimos, muchos compañeros de otros gremios venían a hablar con nosotros: Mattarazzo, Fate, Nesquik, Gilera, Ford, Terrabusi. En la zona éramos la vanguardia?, contó Sosa. Con esa potencia, intentaron disputar el sindicato, pero antes llegó la intervención dispuesta por el gobierno de Isabel Perón. ?Eso encendió la luz de peligro. Con el sindicato intervenido y la Triple A acechando fuerte en las calles, empezamos a quedar aislados. Tras cartón, la patronal metió gente infiltrada de la CNU (Concentración Nacional Universitaria) en el astillero a trabajar. Ellos marcaron a todos los trabajadores que querían cambiar las cosas?, denunció.

Por su ruptura con Montoneros, Sosa había dejado Astarsa y Alesio a fines de 1975. Pero aún se veía con sus compañeros. ?Los intenté convencer de que nos fuéramos del país, de que tomáramos una embajada, de que la cosa estaba realmente mala. No quisieron?, reveló. El 24 de marzo de 1976, el mismo día del golpe, el Ejército controló el ingreso de los obreros al astillero con nombre y apellido. Si alguno integraba la lista que le había otorgado a las Fuerzas la propia empresa, era detenido. No existe precisión de cuántos trabajadores fueron subidos ese día al camión del terrorismo de Estado. En el juicio que tiene lugar en los tribunales de San Martín por delitos de lesa humanidad cometidos contra obreros de astilleros y fábricas ceramistas durante la última dictadura militar, son 19 los casos de empleados de Astarsa desaparecidos que se están ventilando. Sus secuestros, no obstante, fueron cometidos fuera de la empresa.

El Chango zafó. Desde que rompió con Montoneros se mudó varias veces en la Ciudad de Buenos Aires, hasta que en abril de 1976 se fue del país. Estuvo en España, en Francia y en México. Regresó con la llegada de la democracia, y luego volvió a España. Vivió en Madrid 35 largos años, con una única convicción: el terror de las botas tuvo su impulso en los escritorios de las empresas. ?Lo que habíamos hecho en Astarsa se estaba replicando y había que pararnos de alguna manera. La burocracia sindical, asesina como siempre, instó a que nos frenaran las Fuerzas Armadas en connivencia con la patronal. Se tomaron la revancha.?

Página 12
21/07
4 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio